viernes, 29 de julio de 2011

Cómo enfocar Big Brother 13

La versión americana de Big Brother me gusta. También reconozco que su mecánica y atmósfera a veces contribuyen a que se me haga un poco cuesta arriba, pues hay ediciones tan intensas (y malvadas) que es como estar atrapado en un ascensor con ese vecino del que sospechas que mataba los gatos del vecindario. Todo depende del rumbo que decida tomar la edición (algo que sólo pueden estipular los concursantes, como he explicado varias veces) y esta última me está entreteniendo como pocas (que conste que no las he visto todas). Por esto, si alguien está huérfano de sus series y realities favoritos este verano y quiere apuntarse a esta aventura teléfila que nada tiene que ver con Gran Hermano, aquí viene una pequeña guía para entender la mecánica de la presente edición, que llega con algún obstáculo para los espectadores vírgenes.


En esta edición (¡la 13ª!) hay dos giros: por un lado los concursantes juegan en parejas temporalmente (es habitual que haya twists en cada edición, unos más acertados que otros) y encima entraron en la casa seis antiguos concursantes, las parejas más memorables de los últimos años. La percepción alrededor de ellos juega una baza muy importante en la dinámica presente de la casa y las motivaciones (envidias y fascinaciones). He aquí un breve croquis para los interesados, aunque también se podría ver la edición sin conocerlos previamente y aquí NO desvelaré su futuro en sus respectivas participaciones.


Brendon y Rachel

Descritos por la Entertainment Weekly como “tan listos que son estúpidos”, polarizaron completamente la 12ª edición. A resumidas cuentas, todo el mundo les odiaba y ellos eran unos cracks en las pruebas que se enamoraron en lo que parecía un showmance en toda regla. Ella es licenciada en química aunque prefiere ir en paños menores por Las Vegas (con unas tetas tan enormes como su necesidad de atención), él se está sacando el doctorado y ambos tienen la terrible necesidad de gustar a los demás, aunque sólo consiguen irritar. Pocas veces ha habido una mujer tan competitiva en el programa y que además consiga vivir en una realidad alternativa: Big Brother es un concurso que te vuelve paranoico, pero lo de esta mujer es de juzgado de guardia (y él intenta ser un caballero andante y un intento de Jeff, que llegará a continuación).

La recomendación: Aconsejo conocerlos en su primera aventura, ni que sea las primeras semanas. Uno entiende automáticamente su forma de ser, sobre todo porque ahora están obsesionados con enamorar a América después de que los rechazaran. Vamos, que son unos despechados y de aquí se entienden ciertas interacciones.


Los Donato

Evel Dick es conocido como el personaje más vil que ha entrado jamás en la casa presentada por Julie Chen. Él entró allí con su hija Daniele, con quien hacía años que no se hablaba, e hizo lo imposible para seguir adelante él y sobre todo su hija. Si era necesario, para salvarla era capaz de picar una olla por la madrugada para cabrear a sus compañeros, les insultaba y se metía con todo aquello que más dolía (el aspecto físico, la inteligencia, la religión). Sea como sea (y aunque parezca mentira), no es el peor monstruo que haya participado en Big Brother. Él era como la mamá osa que protege a su osezno. Daniele, en cambio, era la hija rencorosa que se aprovechaba de las labores de su padre, pasando más desapercibida. Seguramente por esto ha entrado en Big Brother 13 con ganas de demostrar que ella también sabe jugar. Siempre ha habido dudas de si hubiera llegado tan lejos sin la ayuda de Evel Dick (aunque también estaba claro que no tenía ni un pelo de tonta y siempre supo muy bien lo que se hacía).

La recomendación: Creo que esta información es toda la que se necesita para comprenderlos. Ellos mismos tienen su propio twist y hasta aquí puedo leer. Que conste que hay quienes consideran BB8 una de las mejores ediciones, aunque a mí tanta maldad me saturó bastante (Evel Dick, Evel Dick, Evel Dick).


Jeff y Jordan:

Jordan es muy corta (no sabe contar las horas, por poner un ejemplo), pero también es inocencia, bondad y amor; y Jeff fue el príncipe que la quería salvar de las garras de los hijos de #@%&! que corrían por la casa. Se enamoraron y, de paso, enamoraron a América con un juego muy limpio. Ellos eran el bien frente a un eje del mal muy amplio que les tenía marginados y que se metía con ellos de forma muy personal y despreciable. De aquí que su historia fuera épica y que sean los concursantes más queridos de la historia del programa (quizá rivalizan con Will y Janelle, bastante más turbios y que ya participaron en el All-Stars del séptimo año).

La recomendación: Su temporada es imprescindible y en gran parte es gracias a ellos. Empecé mi andadura por el programa con ellos y sigo sin encontrar una edición que sea más estimulante. Verles en acción contra las adversidades ayuda a entender sus ventajas y obstáculos: son rivales a tener en cuenta por ser exconcursantes y tienen una gran diana en la frente, pero por otra parte sus compañeros los adoran. Ellos tuvieron en su edición el arco argumental más interesante, entretenido, preocupante, bonito e inmersivo que he visto en Big Brother (bueno, Janelle también me cautivó con su deriva en BB6).


Así que, si decides apuntarte a la aventura, ya sabes como están las cosas y qué tienes que ver para enfrentarte a semejante reto. Quizá los treinta episodios de BB11 os parecerán una preparación excesiva, pero os aviso que yo me los vi en tres días. Al cuarto, ya estaba en el centro pidiendo mi metadona.

5 comentarios:

Hopewell dijo...

Ok, me acabo de convencer finalmente. El tema estrategico me encanta, y aunque dudpo que me apasione como survivor, le voy a dar una oportunidad...
La pregunta es... ¿De donde sacas los capitulos?

anade dijo...

Tienes demasiado idealizado a Jeff. Te recuerdo lo mismo de siempre: él fue igual que traicionero que sus enemigos en BB11 y este año justamente está castigando lo mismo que hizo él en su edición. Le tengo mucha manía.

En cuanto a Brendon y Rachel, destacar que él tiene un complejo de inferioridad tremendo (de ahí que sólo insulte a mujeres) y en los foros americanos ya incluso comentan que tiene un perfil enorme de maltratador. No hay más que ver lo que hace con Rachel: la tiene totalmente amaestrada y no deja que hable con nadie si no está él delante. ¿Te acuerdas de la discusión que tuvieron esta semana en la habitación lila? Terrible. Y en la house meeting mandó a callar de MUY malas maneras a Jordan y Daniele, pero se ve que ellas le dejaron en evidencia al momento (creo que Dani le dijo algo así como "Don't fuck with me, Skype boy"). Y recordemos que el año pasado ya salió su ex novia diciendo lo controlador y celoso que es Brendon. Una joyita.

Y sobre Dick y Daniele hay que decir además que son el mejor equipo que se ha visto nunca en BB, y que ella se encuentra dentro de las mejores competidoras de la historia. BB8 es imprescindible aunque no apta para todos los públicos.

franvidu dijo...

es el primer big brother que veo y me dan ganas de ver los otros tres que estuvieron las tres parejas. Obviamente el primero ue voy a ver es el 8

ALX dijo...

Lo cierto es que al irme poniendo al día con muchas de las ediciones antiguas, reconozco que echo en falta bastante estrategia en los últimos años. BB12 ha sido la peor temporada con diferencia y si se salva minimamente fue por Rachel & Brendon y por esa realidad paralela en la que vivían.

Dick me pareció lo peor que había pasado por BB, hasta que vi BB AllStars y casi pasé a valorar su bullyng frente a artimañas mucho más rastreras de ese año. Danielle no me caía especialmente mal, me fastidiaba que se escudase tras su padre, pero también hay que reconocer que era luchadora como la que más.

Y Jeff&Jordan son amor. En su edición iba con Jeff, este año, no me importaría que le echasen a él y que tuviésemos que ver a Jordan desenvolverse sin un tipo, que por mucho que la quiera, no para de menospreciarla.

Por lo demás, BB13 está siendo muy interesante, pero más por sus personajes, que por las estrategias llevadas a cabo hasta ahora.

Crítico en Serie dijo...

Hopewell, por descarga directa vi la 11ª temporada y por torrents la 12ª, por no decir que la 2ª y 8ª las vi por youtube. Ya me dirás qué opinas de BBUS.

Anade, tú tienes manía a la gente que no es 100% mala. ¿Por qué no te tomas su forma de reaccionar como una estrategia? Piensa que erigirse como 'bueno' es una gran estrategia si te permite seguir en la casa y provoca remordimientos a la gente por nominarte.

Franvidu, pues yo me iría al 11. Es la mejor edición y lo más importante ahora mismo es que conozcas a Jeff y Jordan para entender el respeto que hay alrededor de ellos.

ALX, la expulsión de Jeff no me importaría si significara que Jordan llega a la final. Jordan es el típico personaje que no quieres ver expulsado. Será una prueba más de que este mundo no es justo.