jueves, 29 de septiembre de 2011

La desesperación de las cómplices

Esta entrada contiene spoilers del primer episodio de la octava y última temporada de Mujeres Desesperadas.


Enterrar cadáveres puede servir para estrechar lazos. También puede ser que uno de estos lazos te pille por la garganta y te asfixie poco a poco, impidiéndote avanzar. Este es el caso que afecta ahora mismo a nuestras desesperadas. Carlos se tuvo que cargar al padrastro de Gabriel y el círculo de amigas se vio obligado a cubrir el crimen, sobre todo porque el sistema legal no entiende de justicia moral en casos como estos. Estuvieron en el momento y el lugar equivocado y tuvieron que ejercer de buenas amigas en una situación tan cruda como la de trasladar un fiambre y cavarle una fosa en medio del bosque. Secretos como estos te suelen perseguir en tu vida cotidiana y en los sueños hasta la tumba.


Supongo que Marc Cherry ya había planeado esta situación hace años. Me gusta la idea de que hay creadores que, conscientes de ser autores de una de las obras más importantes de la televisión, se molestan en pensar cómo cerrar el chiringuito (algo que ocurre pocas veces, como se ha probado una vez tras otra). Era bastante lógico, también, pensar que el masterplan de Cherry era el de la temporada pasada y que, de sobrevivir, las Desesperadas se encontrarían con un vacío creativo. Paul Young, el villano oficial, había vuelto a Wisteria Lane para amargar la existencia a sus vecinas y encima se le había instalado su némesis en la casa de al lado (Tres Dedos). Pero no. Paul había ido para redimirse. El gran misterio final vendría de la mano de Susan, Lynette, Gabby y Bree y esta situación, que ya sorprendió en mayo, ha vuelto a sorprender este septiembre para bien. Podría ser (y lo digo con más de veinte episodios por delante) que estuviéramos ante una de las mejores temporadas hasta la fecha (y estamos hablando de la octava).


Para empezar tenemos a las cuatro protagonistas completamente absorbidas por un secreto que las destruye poco a poco y que ayuda a que se descubran a ellas mismas en una situación que no se habían podido imaginar, una pesadilla de culpabilidad extrema, y que también les obliga a ver su propias amistados como nudos, más que lazos. Las tenemos, por lo tanto, en un estado emocional intenso, oscilante y parecido. Implicadas en una trama mayor, que es como más nos gustan.


También las pequeñas cosas nos ayudaron a augurar lo mejor. El monólogo inicial fue soberbio con su metáfora del invitado no deseado para hablar de un asesinato y tuvimos ese duelo cómico-dramático que tanto las diferenció de cuanto se había visto en televisión. Primero nos contó la parte trágica del asunto y después nos metió a Bree y a Gabby borrando las huellas de su crimen con un policía de compañero que creía estar llevando el vehículo a la imaginaria tía Scarlett (una madura lesbiana fan del deporte, de la colonia de hombre y del tabaco de mascar). Si esto fue el plato cómico estrella del episodio, la escena de la piscina fue el postre perfecto que demostró la voluntad de los guionistas de brindar momentos corales, que es cuando la serie siempre se luce.


Y, por si esto fuera poco, Bree recibió una carta al más puro estilo Señorita Hubert, amenazándola con contar la verdad (I know what you did, it makes me sick, I'm going to tell). Un extra de redondez para la serie, que terminará con la misma historia de Mary Alice Young contada al revés (desde el punto de vista de la culpable-víctima), cerrando un ciclo y eligiendo, muy acertadamente, a Bree Van de Kamp como centro del chantaje. De entre todas las desesperadas, ella es la que representa más y mejor la filosofía de la serie.

6 comentarios:

TSORM dijo...

Me gustó el arranque de temporada. Como bien dices, Cherry va a cerrar un círculo tal cual lo empezó. Al final de la premiere todos nos imaginamos a Bree haciendo lo que hizo Mary Alice en el piloto. De todas formas, veo que has depositado demasiadas confianzas en esta temporada con un solo episodio. Espero que no te equivoques y tenga un final a la altura, como se merece.

Abril22 dijo...

Menuda panzá reir con los momentos cómicos la escena del Coche es para enmarcarla es grande grande y la de la piscina lo mejor es ver las desde el interior de la casa mientras los maridos/novios charlan y ellas por fuera liándola... Me encanta que sean capaces de pasar de la comedia pura al dramón más absoluto en una escena. También la escena Graby-Carlos sobre lo de la Absolución es grande.
Buen arranque de temporada veremos cómo sigue pinta muy pero que muy bien!!!

manantial dijo...

Enorme primer episodio...tambien creo que sera una gran temporada,obvio que no va a tener un final feliz,pero no quiero que sea tan tragico(alguna de las cuatro suicidandose),me daria muchisima pena..

Sandro dijo...

La verdad que el capitulo ha estado bastante entretenido y ese final con la carta como mary alice me dejo anonadado, pero nose si vosotros lo sentireís pero este primer capitulo lo sentí como si fueran las desesperadas unas pretty little liars pero en grandes jajaja.
En definitiva nose si será la mejor temporada de la serie, pero tendría que serlo y el final de la serie espero que sea epico!!

Saludos.

Crítico en Serie dijo...

TSORM, esto era un arrebato de fan-fatal, está claro. Igualmente, su declaración de intenciones para la temporada ha sido más inspirada que otros años. Fíjate, por ejemplo, como el misterio del vecindario (el maduro atractivo que tiene que esconder algo) lo exponen como misterio secundario.

Abril22, esa imagen de ellas peleándose tuvo mucha gracia, pero con la del coche me descojoné a las tantas de la madrugada. Son grandes y no vi nada que no me gustara en el episodio.

Manantial, tampoco creo en el suicidio. Pasarán cosas muy, muy graves, pero ninguna desesperada morirá. Todas serán felices y comerán perdices.

Sandro, te olvidas que las Liars de base parecían unas Desesperadas: cuatro amigas que intentan resolver la muerte de la quinta del grupo, una chica que escondía muchos secretos. No hay que olvidar quién es el referente entre estas dos series y cuál ha intentado ser una versión de la otra. Está claro, señor. No me quieras ofender ;)

Abril22 dijo...

Tengo una teoría/elucubración...

El sobre que recibe Bree seguro que es por lo del cadáver en casa Solís? Es que pone Sé lo que hiciste no Sé lo que hicisteis y esto me tiene desconcertada. Imagino que las otras 3 habrán recibido sendos anónimo en singular y cuando halla reunión pues tendremos los 4 anónimos pero a mí el singular del hiciste me tiene mosca. Lo mismo es una chorrada pero...