viernes, 30 de septiembre de 2011

La agonía de un canal

La CW está en un pozo sin fondo. Hace años que estamos viendo este proceso de decadencia, pero las cotas de este años ya son ridículas y hasta temerarias. No importa que opten por la vía sobrenatural, por un drama más adulto o la filosofía feel-good que antaño le había dado tan buenos resultados a una de sus cadenas madre, la WB. Otros canales rivales no paran de comerle terreno y cada vez tienen menos cojín de audiencia para que la autopromoción pueda rendir sus frutos. Pero, como lo prueban todo y no les sale nada, ¿cómo van a empezar desde cero?


Se desviaron del camino cuando la percepción de la cadena se elevó con el estreno de Gossip Girl hace ya cinco temporadas. Cuando Blake Lively y Leighton Meester coparon las revistas de medio mundo, creyeron que les acabaría reportando beneficios que hablaran de ellos, algo que nunca ocurrió. Pasado el boom mediático del primer año y con un pico al principio del segundo, de repente los chicos del Upper East Side se hundieron, al igual que lo hizo el pijo remake-secueloso de 90210 y también harían posteriormente otros bodrios Privileged y Melrose Place (2.0). Por suerte, aprendieron de su propia burbuja especulativa y este año se han alejado de las series frívolas, aunque aún corren por allí los de Gossip Girl, que parecen haberse marcado como objetivo bajar del millón de espectadores. Aún así, nada les ha funcionado.


Tanto el ambicioso proyecto de Sarah Michelle Gellar, Ringer, como el drama sobre brujería de Kevin Williamson (The Vampire Diaries, Dawson Crece), The Secret Circle, y el retoño campestre de Josh Schwartz (O.C., Gossip Girl), Hart of Dixie, se la han pegado. Todas ellas han tenido el lamentable honor de cosechar menos de un punto en los demográficos que atraen a los anunciantes ya desde el primer o segundo episodio. Puede que alguna de ellas sobreviva a la criba de mayo, pero en un canal donde todo fracasa, una renovación puede tomarse como otro síntoma de decadencia más que como un honor (que se lo digan a Nikita, que sigue en antena porque la cadena no podía permitirse lanzar más de tres series).


El porqué de los fracasos puede atribuirse a varias razones. Para empezar, en toda la programación sólo tienen una serie con el cojín suficiente para ejercer de lead-in, The Vampire Diaries (que este año está marcado mínimos), y sus espectadores no han quedado atrapados por otra adaptación a cargo de Williamson. El efecto Crepúsculo no tenía porqué comportar un mayor interés por otros seres mágicos y, para brujas, ya está Bonnie Bennet. De Ringer, en cambio, se podría decir que el público fiel a Gellar gracias a Buffy no tenía mayores alicientes para probar su regreso a la televisión (y un tercio de los que vieron el estreno se esfumaron tras ver lo bazófica que era). Y Hart of Dixie, protagonizada por Rachel Bilson, tiene el lastre de haber nacido en la cadena frívola. Para ver series juveniles con algo de moralina, está ABC Family (aunque Dixie buscara un público joven algo más adulto).


Sé que podría atribuir parte de estos fracasos a que los jóvenes están poco pendiente de la programación y prefiere ver las series por otras vías. Es verdad. También lo es, sin embargo, que otras cadenas aguantan mejor el embate de las nuevas tecnologías (ABC Family) y que otras, como MTV, han optado por una paradójica estrategia: como la telerrealidad les funciona tan bien y soporta mejor las pausas publicitarias, arranca y mantiene las series detrás de los programas con más éxito. Awkward, por ejemplo, ha emitido una primera temporada con datos decentes y ha sido renovada gracias a Teen Mom. Vamos, que las madres trashy-teen-fame-whores han acabado siendo un mal necesario para aquellos que disfrutamos de la buena ficción.

8 comentarios:

Spoiler Alert! dijo...

No veo The CW pero explicas muy bien la situación del canal. Esta temporada han apostado por productos que ya tienen en antena pero con ligeros cambios, y por el retorno de una teen idol de hace unos cuantos años (y suerte tendrán que los fans de la Gellar todavía quieran ver su canal). Pues eso, gran artículo.

Saludos!

NEWS SOCIETY NETWORk dijo...

Lo de CW es algo que ya no entiendo, como esperan promocionar nuevos proyectos si los espacios publicitarios siguen siendo visto por el mismo millón y medio de televidentes de siempre, y sigo preguntándome ¿cuanto tiempo mas puede resistir la cadena esta situación?. Si bien los cambios del nuevo presidente los veremos la próxima temporada (ya que la anterior presidente dejo todas la cartas sobre la mesa antes de irse y este nuevo presidente de cuyo nombre no recuerdo solo pudo incluir a Ringer entre las novedades), no se si podrá sacar a la cadena del lugar donde se encuentra.

Yo siempre dije que el problema no son las series, el problemas es la CW como marca que goza de tan mala fama entre los televidente y si esta temporada no logran superar los dos millones la próxima regresara peor. Si bien no creo que el canal desaparezca, lo mas probable es que CBS y Warner decidan venderlo a otro grupo de medios, aunque muchos dicen que Warner no se permitiría perder su único espacio en señal abierta.

En fin, es una lastima en verdad, me gusto mucho Hart of Dixie, me parece un producto fresco, sencillo y con un indudable toque WB que tanto me gusta, y The secret Circle por lo que he visto lleva la misma lenta evolución de The Vampire Diaries en sus inicios. Yo les daré una oportunidad...

Julio C. Piñeiro dijo...

Realmente es la única cadena generalista que se posiciona y segmenta a sí misma como si de un canal de cable se tratase, y están viendo que así sólo no puede ser: porque no absorben a todo el público femenino-adolescente, y llegados a este punto, lo van a tener muy difícil para cambiar un target tan específico y cerrado.

La única solución que le veo es que se quede de cajón de sastre de la CBS, de la que es medio propiedad. Una serie que fracasa en la CBS sería un exitazo de audiencia en The CW. ¿Por qué no lo aprovechan a posteriori, y no a priori (Ringer)?

Dimaku dijo...

Teniendo en cuenta que 'Ringer' tiene un presupuesto de veinticinco centavos por episodio, tiene que ser rentable sí o sí (los demás estrenos no los he visto). Pero vamos, que dentro de poco se creará el grupo de Facebook "Pertenezco a la generación que vio morir a The CW".

Y yo siempre he pensado lo que ha dicho Julio C. Piñero: si pasas, por ejemplo, 'The Defenders' a la CW, lo mismo no hace los 10 millones que hacía en la CBS, pero... ¿no va a hacer 4? Aunque bueno, tampoco se sabe.

NEWS SOCIETY NETWORk dijo...

Dimaku, de todas las serie que la CW tiene actualmente Ringer es la que peor resultados tiene entre los demográficos 18-34 años con un 1.3, incluso Hart of Dixie que se estreno con menos audiencia logro un 1.4. Ringer sera la primera serie en morir esta temporada a menos de que H OF D se hunda este lunes....

La cadena tampoco va cambiar su publico meta, recordemos que es filial de CBS y mientras esta se encarga de un publico adulto y mayoritariamente masculino, CW trata de atraer al publico joven que nunca ve CBS, aunque fracase en el intento.

En fin, conoceremos cual sera el futuro de la cadena la próxima temporada cuando el nuevo presiente implemente los cambios que tiene previsto, pero viendo los números de esta temporada la próxima caen por debajo del millón.

mely dijo...

De acuerdo con NEWS SOCIETY NETWORk, creo que el problema de The CW no son sus series,tanto como la imagen de la cadena, pareciera que a la gente le repeliera nada mas mencionarla porque aunque es verdad que tienen series frívolas también tienen algunas decentes, siempre he pensado que si Nikita estuviera en otra cadena funcionaria mejor o la misma the Vampire Diaries.

lo cierto es que este año las cifras son ridículas, no quisiera estar en los zapatos del nuevo presidente, de verdad que tienen que replantearse todo el concepto de la cadena a ver si empiezan a subir en cifras o de lo contrario yo si creo que desaparezca.

herb dijo...

Pues Nikita mola. Cada vez se parece mas a Alias, para lo bueno y para lo malo, y lo bien que me lo paso viendola, oye.

Y vampirie diaries, entretiene, que no es poco

Crítico en Serie dijo...

El poder de un canal hace mucho. Dudo que The Defenders hubiera sido vista por alguien en The CW. Bueno, tendría algo de audiencia pero no la suficiente para rentabilizar el producto (presupuesto de network, audiencia de cable) y la intención de CBS siempre es ganar mucha pasta con la sindicación. Cuanto menos audiencia, menos dólares por episodio.

Y sí, CW tiene un terrible problema con su imagen y eso que a veces hace cosas interesantes. Su actual noche de los viernes, por ejemplo, es la más atractiva de la noche.