jueves, 1 de septiembre de 2011

Las expectativas de septiembre

Septiembre es la tierra prometida. Las networks buscan nuevos éxitos con los que regenerarse y los espectadores salivamos con tanto vocablo ambicioso para referirse a los estrenos. Otra cosa será el resultado final (nadie ha dicho que la promoción tenga que ser honesta), pero aquí tenéis cinc cèntims de qué espero de este otoño:


Hace mucho que te espero: Pan Am. Que una serie fuera comparada con Mad Men antes de que alguien viera un sólo episodio, daba bastante igual. Que se la calificara de versión light tras verla, no fue buena señal. Pero, como ha quedado claro con los años, un piloto sólo es una carta de presentación. Si está bien hecho, los diálogos no son ridículos y se introduce algo interesante en él, ya tienes una excusa para seguir con ella y ver qué serie decide ser. Por supuesto no me perderé a Christina Ricci como azafata en los sesenta, aunque tenga toda la pinta de hundirse a nivel de audiencia.


Pues ni fu ni fa: Terra Nova ha tardado tanto en llegar a la televisión que he perdido cualquier esperanza de que salga algo entretenido de ella. Primero tuvieron problemas con los efectos especiales que no estaban a la altura, lo que retrasó el estreno casi un año, y después apareció ese engendro llamado Falling Skies, que me quitó las ganas de ver más series producidas por Steven Spielberg. Sí, los dinosaurios marcaron mi infancia y adoro a Shelley Conn, pero ya no tengo buenas vibraciones. También da la impresión que tendremos un festival audiovisual en el piloto y después llegará la triste realidad de que toda la pasta estaba metida en dos o tres episodios y en los otros estarán encerrados en un búnker o algo. Ojalá me equivoque.


Las expectativas erróneas: Suena muy bien esto de que Person of Interest se basa en un guión de JJ Abrams y Jonathan Nolan, pero a la hora de la verdad es una ficción televisiva planteada a largo plazo. A Abrams se le conoce por arrancar los productos y a Nolan por el cine, por esto creo que su implicación se notará sólo en el piloto. Me creo, por ejemplo, la versión oficial de la CBS: la serie testeó muy bien entre los espectadores encuestados, de aquí que le hayan dado una franja histórica que parecía destinada a ser ocupada por algún spin-off o El Mentalista (los jueves a las 21h). Creo firmemente que me gustará, pues disfruto con varias series de la CBS, pero otra cosa es que espere la panacea televisiva como algunos. Es CBS y su programación es muy ambiciosa y conservadora a la vez. Cuando descubran que es un procedimental de la cabeza a los pies (que es muy probable), será divertido ver la desilusión.


Mi próximo placer culpable: Revenge. Tiene todos los ingredientes. Para empezar, su argumento es de culebrón para el primetime: una joven decide instalarse en los Hamptons para vengarse de aquellos que destruyeron su familia. Su protagonista es Emily Van Camp, una de esas actrices limitadas que te cautivan cada vez que aparece en pantalla (pero que no tiene el suficiente carisma o talento como para pasarse al cine). Ah, y para terminar de rematarlo, la mala es Madeleine Stowe. Que encima tengan el atrevimiento de decir que la serie está inspirada en El Conde de Montecristo aún da mejores vibraciones. Claro que nunca se sabe: quizá resulta que es buena a secas, que a fin de cuentas su responsable escribió esa joya llamada Swingtown, y el remake de Los Angeles de Charlie, en cambio, puede ser tan casposa que se merezca el título.


Que sea buena, por favor: No sé en qué estaría pensando la ABC cuando filtró un sneak peek de Once Upon a Time. Vale, esto tiene mucho de cuento de hadas y se tenía que comunicar, pero las imágenes eran ridículas. Otra cosa es que hubieran hecho un Encantada y hubieran presentado ese mundo con dibujos animados, lenguaje visual idóneo para la materia. Pero la curiosidad mató al gato y no puedo evitar preguntarme qué vio Ginnifer Goodwin para aceptar el papel, pues su carrera en el cine tampoco iba mal y encima era chica HBO, y cómo dos guionistas de Perdidos deciden hacer algo de estas características. Si el relato está bien llevado con algo de magia, la misma que perdió un deprimido pueblo que era de cuento, hasta podría ser la apuesta más interesante. También ayuda saber que la ABC ha decidido programarla con algo de juicio y llegará más tarde (23-O) para así poder emitirse del tirón, sin parones.

6 comentarios:

MacGuffin dijo...

El de Person os Interest es Jonathan Nolan, el hermano de Christopher :)

Crítico en Serie dijo...

¡Ups...!

Cristian dijo...

Que no te hayas fijado en ninguna "sitcom", (ni muchos lo hayamos hecho), dice mucho del futuro de las comedias de situación de estreno en la parrilla.

Crítico en Serie dijo...

Cristian, hay algunas sitcoms que me interesan (la del Appartment 23 sólo por ver a James Van der Beek parodiándose, la de The New Girl con Zoey Deschanel), pero nunca me hago ilusiones con ellas. Sus premisas suelen ser bastante simplones y están muy vistas y el humor es algo muy complicado. Por eso prefiero esperarme a que se estrenen.

(Que conste que algunas de mis series favoritas actuales son sitcoms: Modern Family, Cougar Town, Happy Endings, Community)

Cristian dijo...

Tienes mucha parte de razón. Las sitcoms casi nunca son un éxito al instante y las audiencias mejoran cuando alrededor de ellas se forma un universo como el del "Central Perk", o el carisma (que no la actuación) de un personaje por encima del elenco, como es Barney en Como conocí a vuestra madre.

Pienso también que magníficas series como "Modern Family" le ha dado una nueva dimensión al término "sitcom". Esta última junto a Parks and Recreation o Community han adoptado el "rockumentary" y no lo han plasmado nada mal visto los resultados.

Julio C. Piñeiro dijo...

Es que ahora mismo la parrilla de las generalistas, en general (valga la redundancia), está llena de buenas comedias. Lo que hacen faltan son "dramas" (formatos de una hora), de los que las networks están tan huérfanas hasta el punto de que solo una compite con las del cable en los Emmy.

Sobre los estrenos: totalmente de acuerdo en Terra Nova; a Pan Am le pueden venir grandes las comparativas con Mad Men, pero creo que está bien situada en parrilla para no llevarse un batacazo (es relativamente fácil que encuentre su público en domingo, vamos); toda la razón en que Person of Interest se empezó a ver como algo mucho más serial de lo que realmente parece ser ahora, aunque puede haber alguna sorpresa a medio plazo (así comenzaron Fringe o Supernatural, y Alphas ha cuajado relativamente bien); y Once Upon a Time, pues lo mismo, o es una maravilla, o una megabroza, pero seguro que bizarrísima, a ver si Tim Burton dirige algún capítulo.