martes, 4 de octubre de 2011

Planes de venganza

Entre la impaciencia del espectador y algunas tomaduras de pelo de los últimos tiempos, ha surgido la necesidad de demostrar de antemano que una serie vale la pena, que se puede confiar en las honestas intenciones de su creador y/o showrunner. Ha habido demasiados casos de “esto no va a ninguna parte”, “esto lo escriben sobre la marcha” y “este final es bazofia pura”, y el espectador también quiere saber qué está firmando en cuanto a la trama. Al “déjate llevar” que suele formular la serie, el público responde “para qué y hasta cuándo”. Pues Mike Kelley, el responsable de Revenge, ha preferido dejárselo claro a sus espectadores.


Si el episodio piloto nos adelantaba en sus primeros minutos que Daniel Grayson, el hijo de la malérrima reina local Victoria, moriría durante la fiesta de compromiso con Emily Thorne, Kelley ha especificado cuánto tiempo ocuparía este misterio. Según él, llegaremos a esa situación en los trece primeros episodios, respondiendo a las preguntas que nos hayamos hecho sobre cómo se ha llegado hasta ese extremo. ¿La responsable moral de la tragedia será Amanda (pues este es el verdadero nombre de Emily, antes que los Greyson y el resto de los Hamptons destruyeran su vida)? ¿El compromiso tiene parte de real o Amanda únicamente habrá utilizado a Daniel?


La pregunta que surge a continuación, además, es qué ocupará el resto de temporada. Kelley también lo ha aclarado: “Habrá otra entrega de venganza que tendrá que ver con el juicio al asesino”. Vamos, que nos ha dicho cuáles son las cláusulas de nuestro contrato con la ficción sin desvelarnos su contenido. Y, por si alguien tiene dudas acerca de donde iría la serie en una hipotética segunda temporada, también ha explicado en qué consistiría. Detrás de la persecución judicial contra el padre de Amanda, hay una gran conspiración que permite que haya varios grupos de personas contra las cuales vengarse y, como el concepto es tan universal, también irán surgiendo nuevas motivaciones para buscar la ruina de alguien en concreto. Seguro que Amanda será la instigadora de otras venganzas, pero tampoco me extrañaría que la próxima en buscar venganza fuera la mismísima Victoria (Amanda, tiembla).


Estas pequeñas indicaciones del creador de la serie, que nunca está de más recordar que escribió esa modesta joya llamada Swingtown, permiten que vea Revenge como la obra bien planificada que es (de momento). Así uno puede relajarse y disfrutar de las puñaladas traperas de Amanda y de las miradas fusiladoras de Victoria (Madeleine Stowe es toda una revelación como Queen Bee). Y es que si algo ha demostrado el segundo episodio, es que este culebrón tiene mucha clase. Cada vez que Amanda se carga a alguien (matrimonial, moral o económicamente), siento placer. Si una vez un ricachón dijo “el dinero no hace la felicidad, pero prefiero llorar en mi ferrari que en el metro”, también hay otra verdad como un templo: puestos a testimoniar defenestraciones, siempre es más divertido ver caer a un Goliat.


(Ah, y la fotografía que ilustra el texto la podéis interpretar como una defensa de Emily VanCamp como protagonista de Revenge. Que digan que es limitada, que ella seguirá transmitiendo turbiedad y adorabilidad con cada mirada, que es lo que requiere su personaje.)


P.D.Podcastero: Chicos, ya hace un par de días que la nueva edición de Yo Disparé a J.R. corre por internet. De momento, todavía nos centramos en los estrenos de la nueva temporada. Podéis escucharlo y descargarlo tanto en el blog del podcast como en la columna derecha de aquí. Este es el orden del día que charlamos con MacGuffin:


- 0': The Playboy Club.

- 13': Pan Am.

- 25': Terra Nova.

- 41': El remake de Prime Suspect.

8 comentarios:

Bastian Schalk dijo...

A mi la serie me está gustando. Bastante!

Aunque bien es cierto que tiene fallos en la realización (esa sensación de que no termina de ser lo buena que podría por esos toques telenovelescos... además que su estilo recuerda producciones de hace 10 años más que las actuales) entretiene y mucho. Emily VanCamp está muy correcta en su rol, llevando perfectamente el peso de la serie. Unicamente algunos secundarios me chirrían (el del bar -padre- y su hijo menor, como que no!).

Mi gran temor al verla era eso de "serie de 1 sola temporada"... espero equivocarme, pero no le veo suficiente chicha como aguantar varias temporadas. Pero yo, por ahora, la tengo como un "must see" hasta que no se diga lo contrario!

ALX dijo...

Para llegar a ser el gran culebrón que debería, necesita aparentar ser más cara y que Emily VanCamp fuese un poco (mucho) más carismática.

herb dijo...

Pues a mi Emily VanCamp me esta encantando: les esta dando mil vueltas a las protas de los otros dos culebrones aspirantes a ocupar el hueco para cosas asi de este año en mi agenda, la gellar en Ringe y la cara asco esa de secret circle.

Bastian Schalk dijo...

¿Soy el único que cree que esta serie NO tiene nada de telenovela? Parece que lo es... pero en realidad es todo lo contrario. Telenovela es Grey's Anatomy, donde todo Dios se ha liado con todo bicho andante, pero en Revenge no existe esa intencionalidad. Hay, si cabe, menos tramas amorosas (de media) que en cualquier otra serie actual. Si la protagonista fuera, en vez de ser una chica en Los Hamptons, un chico en un pueblo de la america profunda en busca de venganza, ni Pedrito hubiera mencionado siquiera la palabra "telenovela".

mely dijo...

Para mi es ahora mismo una de las series con la que mas disfruto de esta temporada televisiva. Como dices se disfruta mas ver caer a un Goliat.

Ademas las historias culebronescas de venganzas siempre me han gustado.Al menos una cosa clara si esta, Ringer no le llega ni a los suelos de los zapatos a Revenge.

Silentg dijo...

Una pregunta, ¿ya no harán podcast de Survivor?

Está siendo una edición muy interesante que sería aún más disfrutable con sus comentarios.
Saludos, Silentg

Crítico en Serie dijo...

ALX, 'Revenge' aparenta ser cara, en el sentido que me creo el lujo que aparece.

Bastian, estoy muy de acuerdo con tu teoría anti-telenovela. Lo que pasa es que todo producto con mujeres protagonistas tiene que ser menospreciado.

Ah, y Emily VanCamp cumple.

Fercatodic dijo...

¡Me encanta! Ha sido el único piloto que me enamoró. Anoche mismo volví a verlo para enganchar a mi mujer y mi hija (17 años)... ¡Prueba superada! Mi hija incluso le dejó caer a mi mujer que tal vez debería ser más mala...viendo lo mucho que me gusta Victoria :-)
Lo único malo es que, ahora, tendré que esperar a verlo con ellas en vez de verlo en cuanto yo puedo.
Emily ha tenido años para preparar su venganza, incluyendo su tapadera anti-Victoria, pero en el segundo capítulo improvisó un poco (con la supuesta fusión de empresas informáticas)y le fue demasiado fácil acceder al ordenador ¡Y a las oficinas! del broker...
Me gusta que esté bien planteado el futuro de la trama, aunque no me gusta lo que el creador sugiere para la segunda temporada.