martes, 3 de julio de 2012

La estación Babylon 5

Era el amanecer de la Tercera Era de la Humanidad, quince años después de la guerra entre la Tierra y el imperio Minbari. El proyecto Babilonia era un sueño que había cobrado forma. ¿Su objetivo? Prevenir otra guerra creando un lugar donde humanos y alienígenas viviesen en paz. Es un puerto de encuentro, un hogar lejos del hogar para diplomáticos, vividores, empresarios y viajeros de cien mundos. Humanos y alienígenas envueltos en dos millones quinientas mil toneladas de acero en rotación, solos en la noche. Puede ser un sitio peligroso, pero es nuestra última y única esperanza de paz. Esta la historia de la última de las estaciones Babylon. El año es el 2259. El nombre del lugar: Babylon 5.
Cuando se habla de las épocas de oro de la televisión, a veces se tiende a pensar que nunca habían existido series tan estimulantes en su momento como las que tenemos ahora o que, incluso asimilando que eran otros tiempos, se asume que eran inferiores. Hay una corriente de críticos, sin embargo, que opinan que la diferencia entre una etapa y otra de la televisión sobre todo se diferencia en la cantidad de series de calidad. Antes había muy pocas en antena y ahora son muchas las que llaman la atención por distintas razones. Pero la cuestión es que ya las había y, si evaluáramos cuáles estaban muy por encima de la media en su momento, seguro que deberíamos hacer hincapié en un producto tan marciano como Babylon 5.
No podré hacer un minucioso análisis de esta serie porque todavía estoy en los inicios, aprovechando el letargo veraniego, pero sí que entiendo automáticamente qué la hace apreciable desde un punto de vista retrospectivo. Su creador, J. Michael Straczynski, se planteó el medio televisivo como una plataforma para contar un gran relato y lo estructuró en cinco temporadas. Una historia que, además, era tan original como compleja. Una space opera sobre la vida en una estación espacial donde se urdían conspiraciones y cada día era un reto diplomático. Donde todas las razas del universo intentaban vivir en armonía mientras sus pueblos estaban diametralmente opuestos, enemistados por siglos de guerras, esclavitudes y diferencias irreconciliables. Un concepto extraordinariamente ambicioso.
Hay que entender, no obstante, que es un producto de su época y que prácticamente debió salir a flote con un presupuesto de cinco dólares por episodio. Los planos de las naves en el espacio son bastante irrisorios, algunas razas tienen unos estilismos francamente lamentables (los centauri parecen una broma que les debía salir muy barata) y no tiene el mejor plantel de actores de la televisión. Michael O’Hare no da la talla como el comandante Sinclair aunque, por suerte, en su doblaje al castellano tenía la misma voz que el comandante Adama, con mucha autoridad. Pero lo más interesante es el mundo que propone.
He leído por allí y me han avisado por twitter que la primera temporada justamente es la más floja y que posiblemente es la menos densa de todas las emitidas, que son cinco. Sin embargo, de momento la experiencia está siendo muy gratificante porque, aunque tenga una estructura bastante simple (cada día hay un problema en la nave y los terrícolas deben salvar los muebles para que no haya una catástrofe diplomática), sirve como excusa para ir sembrando el universo, entendiendo las rencillas históricas que dividen algunas civilizaciones y qué carácter tiende a tener cada raza.
Disfruto, por ejemplo, cada vez que aparece el belicista representante de Narn, siempre boicoteando los intentos de paz, y sobre todo la embajadora minbari. Me inquieta mucho la idea de que, como describe el comandante Sinclair, que luchó contra esta raza, los minbari sean individuos muy honrosos a pesar de haber sido sus rivales, pero que éstos se retiraran de la batalla contra los terrícolas justo cuando tenían ganada la guerra. Despierta mi curiosidad y alimenta mis ganas de saber más de todos ellos, de la relación entre los Narn y los Centauri, y de la agenda oculta de los Minbari. Vamos, que tendré un verano entretenido y a ver si animo a alguien más a subirse al carro de la estación espacial.

11 comentarios:

satrian dijo...

El problema que tiene la serie es precisamente que la primera temporada es demasiado introductoria, si es verdad que va plantando pistas de lo que sucederá en las siguientes, pero avanza muy despacio. Sigue siendo una de mis series favoritas de ciencia ficción, incluso con el paso del tiempo y el desfase de maquillaje y efectos especiales.

Unai Herran dijo...

Por fin he visto una serie antes que el Critico en Serie!!!

La verdad es que guardo muy buen recuerdo de esa serie. Aunque había cápitulos del monstru de la semana, poco a poco la historia tenía algo más que la hacía especial (al menos, entonces me lo parecía)

Animo, que como dices en la entrada, la primera es la peor temporada de las cuatro.

Flyingvolandas dijo...

Güena Güena, los efectos especiales chuscos hacen que sea incluso más entrañable. Yo también la vi con algo de desfase, hace un par de añitos, también en verano, y he de decir que me gustó bastante. Acaba enganchándo y por momentos se vuelve treméndamente adictiva, sobre todo a partir de la tercera temporada.
Buena elección veraniega!

backbeat dijo...

Siento envidia cochina. Si estás disfrutando la primera temporada (y es que es muy disfrutable) con la segunda tercera y cuarta vas a alucinar pepinillos.
La quinta es un pestiño, pero llegados a esas alturas te la terminas por puro cariño.
Siempre se ha dicho que Babylon 5 fue una de las primeras series con arco que se hicieron , a partir de esta es fácil encontrar muchos más ejemplos.
Yo no estoy seguro si fue de las primeras o no , pero en pocos casos he visto arcos más fuertes y bien planeados que aqui. Ya entenderás a que me refiero.

XhtianX dijo...

Segun sheldon cooper(the big bang theory), Babylon 5 es malisima, jaja

ElPelaOS dijo...

Sipis, pero según Sheldon Cooper, Windows Vista es mejor que el siete... o sea, no sé qué tanto creerle.
La gracia de Babylon 5, al menos para mí, fue que siempre trató de ser científicamente correcta, al menos en el modelado de la flota terrestre... por lo demás, igual resulta agradable de ver.

Alx Zero dijo...

Las cuatro primeras temporadas de Babylon 5 son maravillosas, comenzando más serial y poco a poco dando más importancia a la trama horizontal. El arco argumental tuvo que ser reformulado por problemas de audiencia de cinco a cuatro años, creyendo que les cancelarían, lo que hace que se note en algunas decisiones precipitadas y en una quinta temporada, que al ser inesperadamente renovada, funciona más como epílogo.

Si no te molestan los casos autoconclusivos la disfrutarás tanto como yo, ya que mucha de las quejas vienen porque no entran en la trama hasta casi el tramo final. Pero cuenta con personajes interesantes que te llevan a avanzar y otros que te sorprenderán y mucho. Londo Mollari, pese a su ridículo peinado, es posiblemente uno de los mejores personajes que he podido ver en la pequeña pantalla, conforme van pasando capítulos va ganando en matices convirtiéndose en lo mejor de la serie. Y sus continuos tiras y aflojas con G´Kar también dan muchos de los mejores momentos, tanto cómicos como dramáticos. Ya verás.

Straczynski se lo toma con tranquilidad, pero se nota que tenía bien pensado su universo y detalles de un capítulo episódico de la primera temporada terminan por tener relevancia en temporadas futuras.

Los maquillajes y FX son muy de la época y si uno es capaz de asumir que debían de rodar en dos pasillos y tres habitaciones, hasta termina resultando entrañable.


Me encanta ver que has comenzado la serie y espero seguir leyendo más cosillas por aquí conforme avances. Y yo a ver si me pongo de una vez con la quinta temporada.

Gouel/Nanaif dijo...

Una grandisima serie, si señor. Como soy bastante mas viejo que tu, amigo Crítico esta serie me trae grandes recuerdos de mi juventud. Es una serie que va ganando en fuerza y en oscuridad cada día que pasa, las intrigas políticas son apasionantes y los personajes van ganando complejidad y profundidad en cada episodio.
Vi Deep Space 9 mas o menos al mismo tiempo, y creo que me quedo con esta como mi favorita.

Crítico en Serie dijo...

Chicos, hacéis que aún tenga más ganas de unirme a este 'freakyclub' de seguidores de Babylon. Llevo seis episodios y la experiencia sigue siendo satisfactoria. Bueno, y ya soy fan de los enfrentamientos entre G'Kar y Londo. :)

OsKar108 dijo...

Es una de las que tengo en mi lista de pendientes de ver, y tengo más o menos asumido lo del poco presupuesto en maquillaje, FX y demás, así que espero que no me moleste, pero es que me han hablado muy muy bien de ella (muy, muy por encima, pero recomendandomela mucho) y al ser 5 temporadas siempre la voy dejando para "un poco más adelante".
Me alegro de leerte que te está gustando mucho.

¡Saludos!

Auxi Gifmania dijo...

Hace poco descubir Babylon 5 y ya la he visto 3 veces seguidas!! Me encanta :D. Mira que chulada (click aqui)