viernes, 15 de noviembre de 2013

La media hora de HBO

Se piensa en HBO y la memoria evoca las series de una hora que le dan tanto prestigio. Esto no significa que ‘Girls’ no esté también en boca de todos, que pocas series acaparan más titulares que esta, pero se suelen reivindicar los títulos dramáticos como esencia de la marca cuando sus comedias dramáticas suelen ser divertidas y algunas mucho más rompedoras. Por ejemplo, pocas series han marcado más la cultura contemporánea (y fueron más significativas del cambio de la mujer actual) que ‘Sexo en Nueva York’, la que abrió el camino a otras obras de corta duración.


Este camino, decían, era el que iba a seguir Lena Dunham con ‘Girls’, llevando la conversación a las chicas de veintitantos y no mujeres ya curtidas y con profesiones de éxito. Mentira. La actriz, directora, productora y guionista demostró que el sexo era una parte fundamental de su narración pero que tenía otros objetivos, como retratar los dilemas y vicios de los licenciados de hoy en día. Siempre diré lo mismo: muchas chicas de Barcelona son así y no tiene porqué ser malo, sólo es cuestión de perspectiva. Dunham también aprovechó para explorar géneros, crear episodios casi oníricos como el protagonizado por Patrick Wilson y mostrar cómo es salir de fiesta y pasárselo bien cuando se es joven (las drogas ya son un plus). En todos los años que llevo viendo cine y televisión, pocas veces he sentido en mi piel esa electrizante sensación de pasarlo en grande en un club como en ‘Girls’ con ‘I Love It’ llevando el ritmo.

Por retratos de Nueva York, sin embargo, nada es más auténtico que ‘How to make it in América’. Calificarla de fresca es poco. Su argumento era lo de menos (un chico intentando triunfar como diseñador) y su ambientación era lo más. No solamente se rodaba en Manhattan, se respiraba el olor a fritanga de esas calles, se sentía ese vapor que sale del asfalto y lo pretencioso de quienes viven allí y fingen que, en lugar de ser unos privilegiados, son struggling-artists. Lástima que no la veía nadie y tampoco la comentaba nadie.

Esta situación fue la de ‘Enlightened’, la obra más conceptual que probablemente haya visto nunca en televisión. Una serie a ratos irritante, a ratos tranquilizante, a ratos histérica. Transmitía a la perfección, por lo tanto, la historia de superación de una mujer desesperada que quería mejorar como persona. Dos temporadas y fuera pero Laura Dern y Mike White, protagonistas y creadores de la serie, pudieron quedarse contentos. No sólo promovieron una serie única e irrepetible, encima la despidieron por todo lo alto. ¿Queréis cierre perfectos? Pues como anillo al dedo.

Ahora queda por ver si ‘Looking’ seguirá el mismo camino. Se estrenó su tráiler esta misma semana y llegará en enero. ¿Su argumento? Gays en San Francisco y todo capitaneado por Jonathan Groff, uno de los pocos homosexuales reconocidos de la industria del entretenimiento americana. Algo que se llamará la versión gay de ‘Girls’, la versión gay de ‘Sexo en Nueva York’ o un ‘How to make it in America’ ambientado en San Francisco. Sea lo que sea, tendrá una mirada joven y tengo curiosidad por ver, como he leído a dos amigos comentar, si conseguirá centrarse en las relaciones humanas (sentimentales, sexuales, de amistad) que únicamente en el sexo.



Si en algún canal se puede profundizar sobre las relaciones homosexuales sin tabúes ni afán de provocación gratuito, es en HBO. De paso, quiero conocer San Francisco y sentir sus calles como sus demás series me han dado a conocer Manhattan. Como dicen ellos mismos en el tráiler, es una ciudad social, no como Los Angeles. Y, hablando de la ciudad más poblada de California, otra joya del canal habló de amistad y nos contó una parte de la historia de Los Angeles: ‘Entourage’. Definitivamente, si tengo que quedarme con los dramas de una hora o las comedias dramáticas de media, me quedo con estas últimas.

3 comentarios:

Óscar dijo...

Hung fue también una gran media hora de HBO. No hizo ruido mediático, ¡una lástima!, pero comparte cosillas con GIRLS y Enlightened y es altamente disfrutable. Su segunda temporada es desternillante al apostar más por la comedia que el drama. La tercera sin embargo pierde un poco el mojo. Además aunque estuviera protagonizada por un hombre, era MUY femenina. Su mejor cualidad por supuesto. A ver que tal 'Looking', sale Russell Tovey y está dirigida por Andrew Haigh, responsable de la espléndida 'Weekend', película británica de temática homosexual. Otra media hora de HBO que tarde o temprano veré es 'Bored to Death'. Los personajes de 'How to make it in America' eran un poco... sobrados.

PD: El final de Enlightened es PERFECTO.

Jon Nieve dijo...

Para mí Sexo en Nueva York es mítica.
Girls tengo ganas de probarla, pero las comparaciones son odiosas, y creo que no podré evitar pensar en la primera...
No sabía nada de Looking, pero parece muy interesante, y arriesgada también (¿tendrá suficiente audiencia?, porque yo creo que desgraciadamente perderán unos cuantos espectadores ya sólo por prejuicios...), pero si dices que HBO está hecho para llevarla, confiaremos en ello. Por cierto, el actor es Jesse de Glee, ¿no? Me costará verlo con buenos ojos, con lo mal que me caía su personaje en Glee...

Series Anatomy dijo...

Me encanta Girls, y me encanta que esté de vuelta. Ahí va mi homenaje ;)

http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/01/girls-and-city.html

Saludos!