viernes, 14 de marzo de 2014

Los resucitados

Se supone que los encargados de elegir qué proyectos tendrán luz verde, son tipos interesados en la industria de los contenidos y que procuran consumir para saber por donde tienen que ir los tiros. Pero, según los directivos de ABC, ninguno de los responsables del canal habían visto ‘Les Revenants’ cuando decidieron producir una temporada completa de ‘Resurrection’. Cuesta mucho, muchísimo, creerlo. Para empezar, la serie francesa fue uno de los fenómenos indiscutibles del año pasado. Pero es que encima ‘Les Revenants’ y ‘Resurrection’ tienen el mismo punto de partida y la experiencia nos demuestra que las casualidades no existen.

Las dos series tratan la llegada a un pueblo de gente que se suponía muerta. Por más años que hayan pasado, ellos tienen la misma edad y no tienen memoria de todo el tiempo que se suponía que estaban enterrados bajo tierra. Pero en ABC se han cubierto las espaldas. Puede que ‘Les Revenants’ en EE.UU. se haya traducido como ‘The Returned’, pero ‘Resurrection’ se basa en un libro llamado ‘The Returned’ que no tiene nada que ver. Vamos, que Alicia Florrick tendría un argumento muy sólido para defenderles en los tribunales.

En el caso francés, se trataba de una serie atmosférica, un drama con tintes terroríficos, pero este sucedáneo americano lleva la trama a otro terreno. Opta por un toque más fantástico que inquietante y es un drama con todas las de la ley. Sólo hace falta ver las últimas escenas de ambos pilotos. ‘Les Revenants’ terminaba con una chica siendo acuchillada en un túnel y ‘Resurrection’ tiene un clímax emotivo de lágrima fácil. Es lo mismo y la vez no tiene nada que ver.

Aquellos que disfrutaran la francesa, por lo tanto, probablemente tendrán un subidón de azúcar cuando vean esta novedad. Tampoco ayuda que la estética de la original fuera hipnótica y turbia, mientras que ‘Resurrection’ tiene un toque a naftalina y a telefilme de domingo por la tarde. Pero más allá de las comparaciones, hasta me despierta curiosidad por una simple razón: hacía tiempo que no veía un drama de verdad. Veo series legales, policíacas y familiares con toques dramáticos, pero no hay muchas series que se propongan ser un drama con todas las de la ley. De esos cuyo punto de partida es una tragedia, donde los personajes llevan el sufrimiento marcado en la cara y donde hay momentos lacrimógenos. Y el drama conduce ‘Resurrection’.

No obstante, hay que tomársela con mucha cautela. Se la nota mucho más efectista que efectiva, la dirección es ultra-televisiva (en el sentido que debe ser baratísima, no uno de esos proyectos de presupuesto holgado) y el actor Omar Epps anda perdido durante todo el episodio piloto. Él es un responsable de inmigración que lleva a un niño de ocho años aparecido en China a su casa, donde descubre que sus padres ya podrían ser sus abuelos ya que supuestamente murió treinta años antes.

El pobre Epps sirve de herramienta para conocer esa realidad y ese pasado pero en ningún momento se le perfila como un personaje interesante. Mejor suerte tienen Frances Fisher y Kurtwood Smith, que interpretan al matrimonio mayor. La ilusión de ella y la desconfianza de él son un poema que trasciende las limitaciones de la propuesta. Permiten que haya algo auténtico en ‘Resurrection’, que se sienta ese drama latente en la premisa. Y, como en el fondo me encantan los dramas, le daré una oportunidad.

4 comentarios:

Marina Such dijo...

Bueno, también podría decirse que tanto Resurrection como Les Revenants son variaciones de Los 4400, aunque es cierto que en esa serie los que regresaban habían sido abducidos, no estban muertos.

Anabel Rodriguez dijo...

Sinceramente, creo q es un error hacer este tipo de series porque sin ir mas lejos, yo no tenía ni idea de ke fuesen a emitirla y a mi se me murió un hermano y fue mi madre la q vino a decirme q le parece de muy mal gusto alimentar las esperanzas, no solo de quienes han perdido a sus seres queridos, sino de quienes han perdido la pista de alguno en algún momento de sus vidas y esto no ayuda a superarlo...

Juan dijo...

..Y esto es lo que pasa cuando pones a un chimpancé a hacer un guión.... Historias inconclusas, personajes que por arte de magia desaparecen de la trama, escenarios que cambian sin saber porqué...todo muy dramatico y muy absurdo. Ahhh! y lo mejor el final,que digo final FINALÓN! Ojiplático me he quedado!

Paola Sánchez dijo...

Una serie que sin duda nos mantenía a la expectativa de qué es lo que sucedería en el próximo capítulo. Me recuerda un poco a la serie El Hipnotizador , en fin, me parece que ha sido una producción que sin importar que ya no sea actual vale la pena verla, por el reparto.