miércoles, 4 de junio de 2014

Tres, dos, uno... ¡y arranca la carrera!

El fin de la temporada americana convencional, la que va de septiembre a mayo, no comporta que la televisión pase a un segundo plano y todos los responsables se vayan de vacaciones. Aparte de las series que siguen emitiéndose y los estrenos de verano, también empieza toda la maquinaria promocional de cara a los Emmy. Sólo hace falta entrar en medios especializados como Deadline para comprobar que, efectivamente, la temporada de premios acaba de empezar.

Los Globos de Oro serán populares porque allí las estrellas de la televisión se codean con las de cine, pero los premios con más reputación en Estados Unidos son los de la academia de televisión. ¿Y qué está levantando más polvareda, incluso desde hace meses? Pues los mismos debates de siempre, los de aquellas series que deciden presentarse en categorías que quizá no encajan por el factor oportunidad. Me refiero, claro está, a la participación de ‘Orange is the new black’ a mejor comedia, la de ‘Shameless’ que también participará a comedia cuando ha tenido su temporada más dramática y la de ‘True Detective’ a mejor drama cuando muchos argumentan que debería ir a miniserie.

Puede que esta última vaya a tener más temporadas pero lo único que compartirán serán el título y el guionista, puesto que tanto el reparto como la trama como el director cambiará. Los había que criticaron justamente a ‘American Horror Story’ para ir a miniserie cuando fue su turno de elegir, pero me pareció una decisión acertada: por más que repartan miembros del equipo, si la historia no tiene nada que ver y se cierra en una temporada y los actores interpretan otros personajes, ¿por qué no es una miniserie? Sea como sea, estas decisiones (que se suman a otras pasadas como las dramedias de Showtime que siempre concursaron en comedia) plantean otra cuestión: ¿no es hora que sea un comité de la academia quien decida de forma definitiva donde tienen que concursar según qué obras?

Más allá de estas polémicas, lo interesante será ver las nominaciones y ver hasta qué punto la calidad de las temporadas y las campañas contribuirán a que se hagan realidad algunos propósitos. Por ejemplo, si ‘Mad Men’ caerá de la categoría reina después de irse con las manos vacías el año pasado, si HBO se la habrá colado a los votantes con ‘True Detective’, si ‘House of Cards’ perderá presencia ahora que los críticos le están dando la espalda uno a uno y finalmente hasta qué punto la rutilante temporada de ‘The Good Wife’ le permitirá codearse otra vez entre las grandes.

Esta vez, que conste, no será porque los medios no han ayudado: entre el arranque de temporada que cosechó tan buenas críticas y el golpe de efecto del tramo final (que protagonizó una entrada en Deadline con más de mil comentarios, lo que demuestra que caló entre el público muy interesado en la televisión), más la inclusión en el programa ‘The Writer’s Room’ y la presencia de Julianna Margulies otra vez en la mesa redonda del Hollywood Reporter, han tenido minutos.

Sería una grata sorpresa que rascara unas cuantas nominaciones importantes muy merecidas, como actriz principal, secundarias (Archi Panjabi por el episodio post-trauma y Christine Baranski porque ha sido su temporada) y no descartaría que Josh Charles entrase (aunque preferiría que alguien reconociese por fin el gran trabajo de Chris Noth como Peter Florrick). Y, por supuesto, una nominación a mejor drama porque quizá jugará con reglas distintas que las series de cable pero ‘The Good Wife’ no pierde ni un ápice de complejidad ni de inteligencia.

Pero ya sabemos que las academias de premios tienen unas idiosincrasias muy concretas, unas dinámicas que cuesta cambiar y en realidad la gran duda llegará de cara a los premios, más que las nominaciones. Es evidente que ‘Breaking Bad’ tendrá unas cuantas nominaciones, pero habrá que ver hasta qué punto se premiará la serie por los ocho últimos episodios o si los votantes llegarán a la conclusión que ya premiaron esos episodios el año pasado (se estaban emitiendo durante el periodo de votaciones).

Si le sumamos que ‘True Detective’ a un público parecido, podría hacer que la división de voto ofreciera una gala final bastante más interesante que de costumbre. Al fin y al cabo, hay quienes mantienen que ‘Friday Night Lights’ estuvo a punto de ganar gracias a la división de voto entre ‘Mad Men’ y ‘Boardwalk Empire’, que ganó la serie de Matthew Weiner. ¿Podría salir vencedora una serie como ‘The Good Wife’ o incluso una obra fantástica como ‘Juego de Tronos’? La gran virtud de los premios es que, antes de llevarte el chasco, la esperanza es muy agradable.

3 comentarios:

Richard André O'Diana Rocca dijo...

Pere,
Noth está genial, pero creo que debería ir como guest star (además nunca ha estado en el cast principal). En todo caso la nominacion de Josh sería justísima, pero creo que nuevamente Dinklage o 8dios quiera) Mikkelsen se lo podrían arrebatar. Y si Juliana no gana...we riot!

Las opciones de TGW están allí,lo que le podría jugar en contra es que nominen a la otra gran serie de antena abierta de la temporada: Hannibal. Aunque mi corazoncito apunta a la mejor temporada de la mejor serie de la historia: OZYMANDIAS!

Pero cuidado con Mad Men, su mitad de temporada estuvo genial y Hamm y Olsen se podrían meter.

Homeland, House of Cards y diría hasta Dowtonw Abby están muertas. Mis seis serían: Breaking Bad, The Good Wife, Mad Men, Hannibal, GoT y supongo que Masters y the Americans se pelean el último cupo. Saludos.

Richard

manantial dijo...

Yo no he visto House of cards, pero creo que su caída es más cosa tuya,que una realidad, la segunda temporada tiene un 80 en Metacritic, que como sabemos es la página más importante de críticos, su nota votada por el público es 90, en IMDB tiene un 9,1 que es una nota altísima, además los capítulos de su segunda temporada tienen notas más altas que la de su primera temporada, en Gold Derby también la alaban mucho y la dan como la principal frontrunner junto a BB y TD, así que para mí sí se queda. Te quería preguntar si realmente Robin Right es tan espectacular como dicen todos, es realmente mejor que Margulies, Danes, Dockery, Moss y Maslany, que esas cinco si las he visto a todas y parecen insuperables, además leo cosas muy buenas para Farmiga, Caplan y Russel, que tampoco las he visto, Washington también la veo fija...creo que esta categoría es muy fuerte, así que volviendo a mí pregunta, es realmente tan buena Robin Wright?
En cuanto a The Good Wife yo la veo segura en mejor drama, mejor actriz y sólo dos secundarios, Baranski y Charles que realmente han sido los mejores, demaciado floja temporanda para Panjabi, Noth y Cumming no tienen potentes escenas dramáticas y Czuchry no tiene ninguna oportunidad, tienes razón, son todos buenos, pero tendiendo tan buenas series sólo pueden quedar los mejores, los actores de Game of Thrones, Downton Abbey o Mad Men también merecerían tener a tres secundarios nominados, pero es imposible. Por último, estoy seguro que Breaking Bad ganará, nada la puede parar, su calidad es impresionante e incomparable, el guión y la mejor serie de drama son suyas.

Eloi Bigas Vila dijo...

Qué ganas de empezar ya la 5a de The Good Wife!! Pero me preocupa mucho una cosa: la "desaparición" de un personaje clave hacia el final no afecta negativamente la serie?? Quiero decir, los guionistas le han dado una salida coherente o se nota que la decisión del actor/actriz les ha desmontado un poco las cosas??