lunes, 25 de febrero de 2008

Arranque de One Tree Hill: Abanderada del amor romántico

Lucas y Peyton están hechos el uno para el otro. La audiencia siempre lo ha sabido. Desde esa primera vez en que Chad Michael Murray le arregló el coche a Hilarie Burton en el estreno de la serie, se supo que estos dos serían el motor romántico de One Tree Hill. Ambos han ido evolucionando desde entonces, ya sea juntos o por separado, hasta llegar a un punto armonioso en el final de la cuarta temporada. Pero no hay nada mejor que la distancia para generar conflicto y si a esto se le suma tenerlos separados durante cuatro años... volvemos a tener el mismo leimotiv en la quinta temporada, el incial, el del romance imposible y el del torturado soñador.

Ahora Lucas es un escritor con éxito que sale con su editora (casualmente rubia y de ojos claros) pero que pasa por un mal momento: no tiene ninguna inspiración desde que terminó el primer libro (una oda de amor a una tal Peyton). En cambio, el personaje de Hilarie Burton ha fracasado en su intento de hacerse un hueco en alguna discográfica y, al sentirse tan sola en Los Angeles, decide volver a One Tree Hill para recuperar lo que realmente importa: el hombre de su vida. ¡Y menudo chasco se lleva cuando se entera que ya tiene una sustituta!

La verdad es que ha sido algo totalmente inesperado que después de tantos años Peyton y Lucas puedan dar tanto de si. De secos, estos dos, nada. Los guionistas han logrado crear una nueva historia de amor alejándose de la tónica adolescente de antes y han sabido crear y desarrollar un romance antológico. La pobre Peyton, alejada de su existencialismo (que seguro que sigue ahí), lo ha dejado todo para encontrarse con su antiguo amante que parece haber pasado página. Por otro lado, Lucas no puede alejarse de ella mientras que tampoco quiere dejar a su actual novia. Y silencios, miradas, gritos, lágrimas, mentiras y todo lo que conlleva estar enamorado. Porque en esta temporada de One Tree Hill se puede sentir la frustración del amante más romántico. Quizás muchos elementos de la serie podrán ser artificiales o podrán no tener una calidad destacable; pero en lo que a ellos dos se refiere, la autenticidad es innegable.

Asimismo, el mérito reside más en Peyton, un personaje redondo, extremadamente humano, obsesiva y bipolar, con una personalidad digna de psicoanálisis freudiano. Lucas, en cambio, es un chico calmado, sereno ante la vida, alguien que no busca tres piés al gato y que no se rinde ante las dificultades: es todo lo que ella no tiene. Son dos mitades que se complementan, de aquí que los sentimientos consigan salir de la pantalla. Además, el hilo se desarrolla con una parsimonía adecuada, avanzando paso a paso al lado de ella en este camino lleno de rosas con espinas. Un camino donde Peyton es amante y es mártir, es la víctima de sus propios sentimientos. En el fondo, la abanderada del amor más romántico.

11 comentarios:

Crítico en Serie dijo...

Anónimo, muchas gracias por tu comentario. Por vergüenza he borrado tu comentario, pero muchas gracias por decirme un error ortográfico tan descomunal.

Menuda catalanada había puesto.

Sunne dijo...

No se cual era pero a mi me pasa siempre, los dichosos "ava" "aba" que rabia, porque me habrán enseñado siempre en Catalán que ahora no se escribir en castellano!! jeje, hay errores muy comunes (que el resto se rie, claro. Y lógico)

emma woodhouse dijo...

Mister!!!

Cómo fue eso de seguir los Oscar en directo desde la redacción de un periódico! Yo me levanté a las 5, aunque sabía que ya estaba todo casi dado, solo con la curiosidad de conectarme a internet a tener noticias sobre Bardem (que menudo reportaje le hago yo en mi blog hoy!!!). Me acordé de ti, porque escuchaba la Ser y decían que menuda noche, que no habían parado... y blablabla... La verdad es que debe ser emocionante pasartela trabajando......

Hoy he comprado un montón de periódicos, el "tuyo" también.... he mirado a ver si veía tu nombre... pero creo que no estaba verdad? Es lo que tiene ser becario.... que somos (porque yo también lo fui durante un tiempo) unos puteaos y encima no se nos reconoce el trabajo......

Por cierto, qué te parecieron??????

Y ganó la BSO de Atonetment... Te gusta bastante verdad?


Por cierto, si alguna vez consigues ser corresponsal en los Oscar.... yo hablo bastante bien inglés, y tengo mucho desparpajo.... ¿te puedo acompañar?

jajajaj

Besotes Mister!

Emma

triki dijo...

No te preocupes que a los gallegos también nos pasan estas cosas , móbil por móvil , avuelo ( en gallego es avó)...
Estoy frustado con los dos últimos post por no seguir ninguna de las series y no poder comentar ; espero ya el siguiente post.

Un saludo

Crítico en Serie dijo...

triki, no te preocupes. estas cosas pasan. A mí, por ejemplo, me pasa con tus chips y tu gato dorado chino. Qué le vamos a hacer. jejej Seguramente mis próximos posts serán de Eli Stone, Friday Night Lights (2ª temporada) y In Treatment.

Eso sí, tiempo al tiempo, que estudio, trabajo, miro series e intento tener una vida. ;)

Emma, los oscars como show fueron sosillos, no tuvieron gags y también debo decir que yo estaba con un par de compañeros del trabajo y no podía emocionarme como suelo hacer. Respecto a los premios... soy bastante anti-noespaisparaviejos y la actuación de bardem me parece de los trabajos más sobrevalorados de los últimos años (al estilo charlize theron por monster, otro trabajo sobrevalorado). Suerte de Tilda, merecidísimo, y que quedé enamorado de la belleza de marion cotillard (y mira que no he visto edith piaf...).

Y sí, viva dario marianelli, viva la bso de atonement, y la bso por la que no le dieron el oscar, la de orgullo & prejuicio que tuvieron los cojones de usar para uno de los videos de la gala (no le dan el oscar pero luego lo utilizan. toma ya qué morro)

Sunne dijo...

hahhaa, esta bien eso de "los post que vienen..." hahahaha
Ansío tu opinión sobre The Treatment

23 dijo...

GRAN reflexión y totalmente de acuerdo con el "jugo" que tiene el personaje de Peyton y su química con Lucas. Por otra parte, también he de decir que los altibajos de la pareja Brooke/Lucas me encantaban (supongo que porque su amor fuera de la pantalla se dejó notar).

Me encanta el blog! ^^

23 dijo...

GRAN reflexión y totalmente de acuerdo con el "jugo" que tiene el personaje de Peyton y su química con Lucas. Por otra parte, también he de decir que los altibajos de la pareja Brooke/Lucas me encantaban (supongo que porque su amor fuera de la pantalla se dejó notar).

Me encanta el blog! ^^

boyzen dijo...

Me ha gustado mucho el artículo, yo te comento... la tercera temporada de One Tree Hill me aburrió mucho pero estoy encantado por cómo están encaminando esta cuarta (la cual voy por la mitad), Peyton es un personaje complejo y me gusta ese arranque emocional que tiene con el arte como modo de expresión. Me ha alegrado mucho ver a Lucas con ella, más que nada porque Brooke es un personaje que cada vez me gusta menos, el pique que tuvo con Peyton al final de la tercera fue desmesurado y luego llamarla puta cada dos por tres, me parece muy fuerte, más pk en todo caso, es ella la que se metió en medio cuando en los capitulos iniciales había tonteo entre Peyton y Lucas.
Vamos, que estoy muy contento de cómo One tree hill se está poniendo (aunque aún me sobran muchos personajes que me aburren mucho, ejem, Hailey, Mouth, las madres...).
Un abrazote!

Crítico en Serie dijo...

boyzen, te doy la razón. Hay personajes que son un plomazo. No tienen ni idea de compensar, y no se enteran que ni Mouth ni Skills ni Rachel Gattina (que me parece completamente estúpida), por ejemplo, no interesan. No saben desarrollar a los nuevos personajes y darles auténtica vida propia.

Aunque debo decir algo a favor de las madres: me encanta la madre de Nate. Esa chispilla que tiene... (aunque acaba haciendo sufrir en demasía).

¡Viva el alma torturada de Peyton!

titania dijo...

Hola!!!!
He descubierto tu blog por pura casualidad gogleando y he leído tu entrada de esta quinta temporada de One Tree Hill (que acaba de terminar, a ver si te marchas un post con ese final, que lo merece) y la verdad es que estoy al 100x100 de acuerdo contigo.
Yo veo One Tree Hill por Lucas y Peyton y su relación, me parece fascinante, no sé porqué, pero me tiene completamente enganchada. Y el inicio de la quinta fue espectacular. Luego perdió un poco el interés (véase trama niñera-desquiciada que es lo peor que he visto yo en esta serie) y ahora con el final tan abierto nos ha dejado (por lo menos a mí) con ganas de saber a quién llama Lucas (no digo más, por no estropear a la gente que no lo ha visto).
Y nada, que una suerte haber encontrado tu blog, he estado leyendo más entradas (yo también soy serie-adicta) y ya estás entre mis favoritos)...
GO LEYTON!!!