viernes, 17 de octubre de 2008

Souvenir Catódico: Regresos, sobredosis y mujeres horteras

Dawson no crece: Mientras que Katie Holmes hace sus cameos “a lo mujer de Tom Cruise” en Eli Stone (y que la tenemos en el cine con Tres mujeres y un plan), que Joshua Jackson está, quizá no triunfando, pero sí sobreviviendo con Fringe (un producto de JJ, que tira mucho), que Michelle Williams ya prácticamente ni se la recuerda por la inigualable Jen (aunque sí por ser la madre de Mathilda Ledger), James Van der Beek, en cambio, se ve obligado a volver al nido. No es que vayan a arrancar otra vez con los pesados complejos y traumas de Dawson Crece en un remake como 90210, sino que aparecerá en One Tree Hill. Interpretará a un director de cine que quiere adaptar una novela de Lucas en un pueblo que, de no ser por nannies asesinas, sería casi clavadito a Capeside: ¿a alguien le suena? Con este fichaje presuntamente estelar, la serie de Chad Michael Murray confirma su declaración de principios y homenajea al drama que debió sustituir en su día. ¿Pero no es hora de que Van der Beek deje de parodiarse a si mismo? Con su decadente gag en Cómo conocí a vuestra madre pensaba que ya se consideraría suficientemente humillado.

En la línea: 90210 ha sufrido el descrédito de todos aquellos que tienen la firme creencia que “cualquier tiempo pasado siempre fue mejor”. Algunos vaticinaban una bajada en las audiencias perpetua (hasta desaparecer), pero no ha ocurrido así. Es más, el otro día (y sin ninguna explicación) subió por encima de los cuatro millones. El potencial sigue ahí. Además, aún y reconociendo que deseaba unos chicos más problemáticos, me he dado cuenta que este tono es el que debe seguir si lo que pretende es ser un remake de Sensación de Vivir. Justamente por ser tan gentil, escenas como la del final del séptimo episodio funcionan tan bien. Ese monólogo de una cabreadísima Naomi culpando a una Adriana que, sin ella saberlo, está con sobredosis... lo mejor desde que empezó la serie. De repente, incluso siento curiosidad por la drogadicta que hasta ahora me había parecido tan irrelevante. Por favor, que resucite al estilo de Uma Thurman. Y, por aquellos que necesiten saber qué gran canción acompañaba la magnífica escena, es Any other world de Mika.


¡Qué horteras!: Hablando de música, también cabe destacar el uso de Filthy/Gorgeous de los Scissors Sisters en la nueva comedia Kath & Kim protagonizada por Molly Shannon y Selma Blair. Aún no comprendo como se embarcaron en este proyecto. Cuando leyeron el guión ¿creyeron que por arte de magia se convertiría en una buena serie o algo de culto? Y es que es tan cutre y hortera, que ni puede ser analizada bajo unos parámetros normales. ¡Es simplemente horrible! Los personajes son aún peores que los de un episodio de Little Britain, oligofrénicos. La lástima es que esta mancha va a estar siempre en el currículum de Blair, actriz a la que tengo cierto aprecio por su irregular filmografía. De Una rubia muy legal hasta los Sexoadictos. Kath & Kim, no obstante, ya es demasiado. Sin embargo, si tuviera que sacarle punta al asunto y asumir algún acierto, no dudaría en remarcar la terapia para deprimirse de la madre: escuchar canciones de Cher. Por lo menos tiene buen gusto.

5 comentarios:

MacGuffin dijo...

La única crítica buena que he leído de "Kath & Kim" se refiere a su canción, así que...

Ánade dijo...

Kath & Kim es mala de narices. No sé cómo las dos actrices protagonistas decidieron embarcarse en un proyecto tan mediocre como este.

lestat dijo...

Todavia no es visto 90210, quizá espere a que haya más capítulos y la vea de seguido si me gusta.

ASTRAKUS dijo...

Puff, si hay una serie de teenagers noventeros que odio con ganas, esa es Dawson Crece...
Nunca he podido con ella ni con la insípida señora Cruise.
De 90210 no opino nada porque no tengo el gusto aún, pero con la publicidad ponzoñada que ha conseguido va que chuta...a ver lo que tarda alguna cadena en comprarla por aquí...
Saludete!

Crítico en Serie dijo...

astrakus, justamente ayer por la noche vi publicado por internet que Telecinco ha comprado 90210. Ya verás como dura 3 días. En primetime, esta serie no tiene nada que hacer. Está hecha para un público OC, y recordemos que dio la campanada en verano y luego se desinfló...