jueves, 16 de octubre de 2008

Are you ready for Friday night?

Los Dillon Panthers han empezado la liga de football. Después de una segunda temporada en la que casi no vimos un partido, no saboreamos el salado esfuerzo de ningún jugador, ni nos manchamos el uniforme azul con el barro del campo, era hora de volver a salir al terreno de juego y sudar la camiseta. Esos partidos que tan criticados fueron en la primera temporada... ¿quién iba a presagiar que se echarían tanto de menos? Nadie se dio cuenta en su momento que vertebraban tanto los episodios como la temporada. Pero el entrenador Taylor ha vuelto para ganar el campeonato estatal con Riggins de líder. So... Are you ready for Friday night?

De forma inesperada, Friday Night Lights no sólo ha ofrecido una premiere de la tercera temporada que rememoró los mejores tiempos pasados, sino que dejó pasmado a aquellos que no estaban preparados para lo que iba a acontecer. No han vuelto donde se quedaron. El tiempo ha transcurrido y sus vidas también han avanzado. No revalidaron el campeonato estatal, Smash se lesionó sevaramente, Lyla y Riggins están liados y Tami es la directora del instituto. ¿Podían estar más cambiadas las cosas? Ni las Mujeres Desesperadas pudieron hacer tanto en cinco años. Pero lo más sorprendente es que, por más cambios que hayan sucedido, la esencia sigue invariable. Las vidas de esos ciudadanos siempre serán tan grises como el futuro de Dillon.

Asimismo, tengo la teoría que este drama depende o se transforma a la vez que lo hacen sus dos chicas protagonistas: Lyla y Tyra. Si primero Tyra era la guarra que estaba con Riggins y se convirtió en una chica estudiosa, Lyla era la hija predilecta de la ciudad que ahora está con Riggins. Prácticamente se cambiaron los papeles. Curiosamente, y a diferencia de los culebrones juveniles, Friday Night Lights puede dar la vuelta a los personajes sin que pierdan su esencia. En ellas en particular, la transformación era inevitable. Una era el yin y la otra el yang. Demasiado extremas ambas y quizá la razón por la que la metamorfosis resultó tan dura.

Esa segunda temporada, que no cumplió con las altísimas expectativas que procuró la primera, fue un largo camino de conocimiento para las dos. Necesitaban encontrarse a si mismas y expiar el sentimiento de culpa que acarreaban de su pasado. Lyla encontró refugio en la religión y Tyra sufrió en silencio. Pero de la misma forma que Tyra y Lyla no podían aguantar mucho tiempo siendo santas o demonios, la serie también parece haber encontrado el temple en esta tercera temporada, después de haber arrastrado durante tanto tiempo la aureola de perfección de la primera temporada y el halo de decepción de la segunda. Ahora sólo cabe esperar que las erráticas y vulnerables Lyla y Tyra se mantengan constantes. Será una buena señal para entender donde está el listón del presente año.

10 comentarios:

NEWS SOCIETY NETWOR dijo...

A mi tambien me sorprendio mucho este comienzo de temporada, creo que intentan regresar a sus raices. Este salto en el tiempo y el cambio de lyla y tyra no me lo esperaba, pero dejando a un lado lo que podria ser el Desenvolvimiento de la serie esta temporada, tu crees que esta union entre la NBC y DIRECTV resulte y le premita a la serie tener una futura cuarta temporada?, mira que no he leido comentarios muy buenos sobre los resultados que esta teniendo esta trato que le permite a directv transmitir antes que la NBC los nuevos capitulos. saludos.

MacGuffin dijo...

Ese trato era la única posibilidad de que viéramos una tercera temporada de FNL. No tengo muchas esperanzas de que su audiencia suba (o se mantenga) cuando pase a la NBC, pero menos da una piedra.

Crítico en Serie dijo...

Chic@s, funcione o no funcione el experimento, podremos sentirnos afortunados por haber conseguido ver, contra todo pronóstico y la lógica de las audiencias, tres temporadas de lo que es un de las mejores series de los últimos tiempos. Y si no aguanta por una cuarta temporada tampoco será un desastre: habremos tenido tres años para exprimir todo el jugo de Dillon y sus ciudadanos. Tres años es una trayectoria muy respetable.

AG dijo...

He escuchado muy buenas cosas de su primera temporada, puede que no tarde en ponerme con ella, pero es que tengo demasiadas series ahora mismo entre manos.

Ánade dijo...

Qué casualidad! Justo ayer por la noche puse a bajar la primera temporada de FNL. De pronto me ha picado la curiosidad con esta serie, sobre todo por todas esas buenas críticas que cosecha allá donde va.

Espero poder ponerme con ella dentro de poco. :)

Crítico en Serie dijo...

ag y ánade, no os arrepentireis. Aviso que el piloto es denso y a primeras choca un poco (la religiosidad, por ejemplo). Pero vale muchísimo la pena. Por si os interesa, la primera temporada también está disponible en DVD, aunque recomiendo verla en versión original.

Anónimo dijo...

Ya he podido ver el 3x03 y la verdad es que esta temporada está a un gran nivel,han aprendido de los errores cometidos,solo espero que consigan la renovación porque no estoy preparada para despedirme de los Panthers.

ALX dijo...

Justo hoy me he pillado los dvds de la primera temporada (que por cierto ya podrían haber incluído algún mísero extra) para darle otra oportunidad. Pero es que ese cámara con Parkinson y los partidos de fútbol me ponían muy nervioso. A ver si ahora me gusta más.

MacGuffin dijo...

El "Parkinson" se doma un poco al pasar losa capítulos, pero el fútbol es fundamental para entender Dillon.

quintamaravilla dijo...

Qué gran serie y qué guapas todas...