martes, 11 de agosto de 2009

Postales veraniegas

Dos por uno
Da la impresión que esta temporada nada le puede salir mal a True Blood. Y no sólo porque las cifras que baraja no hacen más que subir, con unas audiencias que la HBO no recordaba desde Los Soprano, sino porque el creciente surrealismo de Bon Temps y todo lo que prueba Alan Ball acaba atrapando al público. Si cuando se estrenó había quien no entendía como se desarrollaría la serie, en este momento parece lógico que pueda aguantar diez temporadas. El delirio es tal que la capacidad de reformularse es también infinita.

Y aunque haya más sexo desenfrenado, tetas, orgías y descuartizamientos, el reto más arriesgado ha sido la drástica bifurcación de sus tramas. Tener a Sookie, Bill y Eric viviendo en su mundo de fangtasia y por otra parte a esa turbia dama organizando bacanales en Bon Temps (y desesperando al bueno de Sam) podría haber descafeinado ese universo genuino de todo a cien. Pero en lugar de perder su esencia, tenemos dos True Bloods a cambio de uno y encima en su punto. ¿No os da la sensación de que estamos en la recta final desde el quinto capítulo?

Atisbos de republicanismo
La reina del cable, sin embargo, está en horas bajas. Si antes The Closer se caracterizaba por tener unos casos bien construidos, creíbles y sobre todo intensos, con una humanidad diferencial, ahora parece haberse acomodado.

Las bromas entre los policías son facilonas, la vida personal de Brenda Johnson está faltada de chispa y los casos, además de predecibles, se solucionan con el piloto automático. Ni tan siquiera se ha aprovechado la presencia de Mary McDonnell que, en lugar de ejercer de némesis, sólo ha servido de diana para la protagonista. ¿Qué ha pasado con esa garra capaz de suscitar un malestar en el cuerpo no idóneo para irse a dormir? ¿Y de aquellos episodios que, de tan cómicos, rozaban la sublime parodia?

De momento, no he visto que hayan fichado a Billy Burke para encarnar otra vez al abogado Stroh, el único culpable que se le ha escapado a Brenda Johnson. Pero la semilla de la venganza está plantada. Que no malgasten este poderoso cartucho (y que no tarden mucho en hacerlo, que lo necesitan).

¡De vuelta!
Y si bien dije que me había ido de vacaciones a Elmo, al final he tenido que regresar con urgencia. No por culpa de Anne Heche, cuyo evidente divismo me hipnotizó (más cuando se ponía delante del micro de la radio del pueblo), sino por los demás. Mientras que la cosa empezó como un entretenimiento ligero pero ágil y entrañable, pronto se perdió en oligofrenias varias por su incapacidad de aprovechar los limitados recursos que ofrecía Elmo (que para unos buenos guionistas no debería haber sido ningún impedimento). Así la segunda temporada es lamentable.

La existencia de Men in Trees, no obstante, servirá para añadir a los anales de la televisión uno de los machotes de serie más sosos e insoportables que se hayan visto. Los silencios que enamoraron a la protagonista no eran más que paréntesis para ocultar su falta de sustancia y el carisma de James Tupper sólo es comparable al de otro galán televisivo de tres al cuarto, Billy de Ally McBeal. Claro que por lo menos este último vestía elegantes trajes y no jerseys de la abuelita con cuello de cisne (y con peinado, más que rústico, margi).

10 comentarios:

satrian dijo...

Hoy, "llevando la contraria", esta temporada de "The Closer" me está gustando mucho, los casos me parecen igual de buenos, los personajes siguen evolucionando, la historia del gato sublime, el duelo con Mary McDonnell impagable, parece que estamos viendo dos series distintas.
Y con Men in Trees, sigo con la primera y de momento me gusta, no es ninguna cosa del otro mundo, pero me entretiene.

Anónimo dijo...

A mi me apasiona The Closer cuando tiene lo que debe de tener. La descubrí en la segunda temporada, y he leído por ahí que la primera es mejor pero que yo no he visto. Es el mejor procedimental que hay, sin discusión, porque los interrogatorios (esos momentos muy cercanos entre los personajes a los que hace alusión el título, en los que es difícil mentir porque sólo pueden mirarse a los ojos, en los que se juegan mucho, nada más y nada menos que una larga temporada en la cárcel, en los que se buscan trucos para que los interrogados confiesen la verdad,....) pueden tener mucha chicha y puden tocar temas de forma directa que llegan al espectador como pocas veces sucede. Pero todo eso si lo hacen así, porque a veces no lo hacen así y pierden todo lo bueno que podían tener. Y el tono de humor que tiene a veces con las debilidades de la inteligente e inflexible subjefa Johnson es muy interesante, mostrando que no existe nadie perfecto. La humanidad con los delincuentes también es un punto grande a su favor.

Jose

torpe dama dijo...

Aunque al principio era lo que más me enganchó a la segunda temporada de TB, la trama de MaryAnne me está resultado un poco pesada. A ver si avanza ya... Y mientras esa bajaba, la trama de los vampiros subía. Estoy que me como las uñas por ver cómo sigue. Entretenimiento veraniego puro y duro. Me encanta.

En cuanto a Men in Trees, creo que fue una de las primeras series que empecé a ver a ritmo USA y la primera temporada me hizo gracia, pero la segunda se volvió un culebroncete facilón y los secundarios se volvieron todos un poco insoportables. La verdad es que ni terminé la serie. ¿La cancelaron sin más o tiene final cerrado? A lo mejor debería verla acabar. ¿Merece la pena?

Anyelus dijo...

Al igual que Satrian, tengo que disentir al respecto de "The closer", ésta está siendo, para mi gusto personal, una de las mejores temporadas, con el tema de la "Inocencia" de fondo. A titulo personal, The Closer, me sigue pareciendo el mejor procedimental que hay hoy por hoy en televisión, y los casos de esta temporada, me están pareciendo increibles, vamos ¡Que me tiene enganchadisimo!

anade dijo...

A mí no me está gustando nada la 2ª temporada de True Blood. Creo que ha perdido la frescura y ahora ya sólo se basa en una sucesión de escenas absurdas y sin sentido alguno. Coincido con Torpe Dama en que la trama de Maryann era la que más me gustaba al principio, pero ahora ya me aburre porque no avanza nada y siempre le están dando vueltas a lo mismo.

Pero vamos, que True Blood tiene ese extraño poder que hace que todos la pongamos verde, la saquemos defectos por todos lados e insultemos a Sookie y a toda su familia, pero que cuando sale un nuevo capítulo todos estamos ahí para bajarlo y devorarlo.

MacGuffin dijo...

No creo que "The Closer" haya perdido tanto, aunque sí se ven algunas cosillas que denotan quizás cierta falta de ideas. Pero Flynn y Provenza nunca fallan ;)

Allegra dijo...

¿Absurdo y sin sentido? Sigo sin comprender qué sentido pretende sacarle la gente a True Blood...

Por mi parte, la segunda temporada me parece frenética, adictiva y genial, creo que no me he aburrido ni media micra de segundo y me tiro de los pelos con esos finales de episodio.
La cosa empezó bien y va para mejor: el poderoso Godric, ver a Sam deseperado (no me negueis que no os encanta verle sufrir), las "locuras" de Andy Bellefleur, los Newlins (¡¡¡qué descubrimiento!!!), el fashionismo paletesco de Sookie (entrañable y hortera a partes iguales), las indagaciones en la mitología Griega para descubrir qué narices era Maryann (si, un grado de locura transitoria... pero al final, acertamos xD) y la tierna historia de Jessica (que, a lo tonto, se ha convertido en uno de mis personajes preferidos). Coronado todo ello con el espectacular Eric como la quinda del pastel.

Como una telejonky cualquiera espero mi siguiente dosis con impaciencia.

Anónimo dijo...

Me paso un momentin para comentar, que es verano y estoy un poco vaguita .
True Blood, no he empezado aún con la segunda , así que no leo para no ponerme los dientes largos, nunca mejor dicho, pero con la foto de Eric tengo bastante, no recuerdo muy bien si lo vi en un videoclip hace poco o donde ? pero estaba de toma pan y moja y punto final.
Men in tree , ya te comente que la vi, y ni fu ni fa, eso para pasar un ratito , a mi gustarme, sólo la china ,era la que tenia un puntito divertido con su tienda de segunda mano , su ropa estrafalaria y poco más, bueno si los paisajes.
Y The Closer, es una serie que nunca he seguido pero de la que he visto un montón de capitulos y me gusta , me gusta como come dulces con mala conciencia, como todas, sus faldas floreadas, su sagacidad, la veo una poli del día a día , no hace falta más.

Patricia.

PD Me estoy volviendo loca para encontrar los capitulos de Greek, los encuentro en v.o con subtitulos extraños y yo los quiero doblados más que nada porque verlos en mi casa con mis hijos por el medio no da para leer.

Crítico en Serie dijo...

Satrian y Anyelus, pues por más amor que yo tengo por The Closer, me parece más floja. Esto no quiere decir que haya dejado de ser mi procedimental favorita. Sigue siendo muy humana, pero sin la garra de antes.

Jose, esos diálogos alrededor de la mesa de interrogatorios eran brutales, por crudos y reales. Además, a diferencia de los CSI, a medida que pasa el tiempo van forjando mucho la personalidad de la protagonista. No les da miedo que evolucione (a diferencia de los CSI, donde todos los personajes están casi estáticos después de 10 temporadas).

Torpe Dama, no hace falta terminas Men in Trees. Yo los últimos episodios los vi a cámara rápida ;) Y el final... no es exáctamente un punto y final. Lo puede ser, por supuesto, pero creo que no tenían previsto terminar como lo hicieron. Hay una historia de amor que no acaba de cuajar.

ánade, justamente la sucesión de momentos absurdos es lo que da entidad a True Blood. Y que conste que, por más que le dedique a veces adjetivos que puedan parecer peyorativos, nunca la he criticado de verdad. Le tengo cariño por lo que es, porque es lo que quiere ser.

MacGuffin, incluso los piques entre Flynn y Provenza me parecen demasiado previsibles. Ha perdido frescura. Y ellos creo que son un recurso fácil. Saben que funcionan y explotan su relación con el piloto automático.

Allegra, coincido totalmente con tu comentario. True Blood es lo que es, no hace falta darle más vueltas. A mí que me vengan con ese carrussel de ideas, despropósitos y genialidades, que me lo miro con fascinación y glotonería. Y de los nuevos personajes, me quedo con Jessica (y su historia de amor que es PRECIOSA) y con el ex militar que ahora trabaja en la cocina de Sam. Es un adorable soldado roto.

Patricia, lo siento mucho que no encuentres Greek en español. Si te digo la verdad, yo tampoco sé donde encontrarla. Por Twitter acabo de hacer un llamamiento por si alguien lo sabe. A ver si alguien pica. Claro que también tienes el recurso de gastarte algún dinerito con los DVD. Hay dos packs de DVD disponibles en el FNAC (pone primera y segunda temporada, pero en realidad en EEUU fue una sola de veintipico episodios). Pero me da cosa que te gastes esos euros por una serie que no has visto. No te voy a presionar (yo tampoco los tengo). Así que a ver si funciona mi pregunta por el twitter.

Creo que es una serie para ver con los hijos también. Aunque yo no tengo criaturas (ni las tendré próximamente), así que no sé mucho del tema. ;)

Crítico en Serie dijo...

Patricia, los magníficos chicos del Twitter me han dado los siguientes links para bajarte GREEK:

http://www.bajandoseries.com/b-descargar-greek-1-1.xml

Y también en Tusseries.com .

En ambos sitios tienes que registrarte. Espero que te sirva de ayuda,

Pere