martes, 13 de octubre de 2009

Mercy, la hermana fea y pobre del Seattle Grace

Últimamente la NBC no hace más que recibir varapalos por todos lados y Jay Leno, su cabeza de turco, se ha convertido en el ser más odiado por los amantes de la televisión y la prensa seria especializada. El hombre, antes queridísimo, va camino de convertirse en una especie de musa de chistes a lo Chuck Norris (¿hay alguna catástrofe en la faz de la Tierra que no se le haya atribuido ya?). Sin embargo, es hora de romper una lanza a favor de él: empiezo a sospechar que ese agujero nuclear en que anda metida su cadena forma parte de un plan diabólico que va más allá de la ocupación Lenoniana en el primetime. Tiene que haber alguien dentro de la cadena que quiera dinamitar su futuro. ¿Y la prueba más evidente (después de esa invasión napoleónica y del tiro que recibió Southland en la nuca)? Mercy.

Sólo su peor enemigo podía anunciar este serial de enfermeras como la gran apuesta de la temporada y la otra cara de Urgencias. Con estas indicaciones, el fracaso y la decepción estaban asegurados. Y las nuevas voces, que explicaron que era un calco de Anatomía de Grey, estaban tan equivocadas como acertadas: sí, intenta asemejarse al modelo del Seattle Grace, pero es como la hermana fea, pobre, sin mucha higiene, deprimida y asidua a los mercadillos.

Al lado de los protagonistas, dos ex militares de la guerra de Iraq que ahora trabajan en un hospital (y que se enrollaron, pero ahora ella quiere dar otra oportunidad a su marido), Meredith Grey es Miss Simpatía y Patrick Dempsey es el Príncipe Azul, de Beckelar y sucesor indiscutible de George Clooney. Y es que con unos kilitos de más, un andar osezno y la misma sosería de siempre, James Tupper (el señor de Anne Heche) habría sido capaz de convertir al mismísimo Doctor O’Malley en sex-symbol y nuevo Jon Hamm.

Lo único positivo que se puede sacar de Mercy es que, siguiendo con las comparaciones, por lo menos es algo mejor que Hawthorne, otra de enfermeras, gracias a que un mediocre reparto coral siempre es mejor que una terrible protagonista absolutista (con esa expresión de malas pulgas, Jada Pinckett-Smith podría haber hecho carrera como boxeadora profesional).


Jackie, en cambio, zurraría a la mitad de la planta del hospital, le daría una colleja adicional a Taylor Schilling y posiblemente ficharía a Michelle Trachtenberg, que sigue como ejemplo de que lo malo, cuando se eleva al cuadrado, puede llegar a ser bueno.

6 comentarios:

ALX dijo...

Y a mi que sus primeros episodios me han entretenido más que los de Anatomía de Grey, que tras una estupenda quinta temporada ha vuelto a caer en ese pozo de mierda en el que se revolcó durante su tercera y cuarta temporada.

Tampoco puedo discutirte lo que dices ya que llevas mucha razón. Aún así, tengo la sensación de que los episodios de MERCY están escritos por los mismos que se encargaron de la primera temporada de GREYS. Son igualitos.

satrian dijo...

Sí es un poco mejor que Hawthorne, que era un dolor, pero muchos personajes están calcados de esta y de Nurse Jackie, no seguiré con ella y eso que le dí dos episodios de margen.

Anónimo dijo...

Hola! ¿Puedes darme tu correo electrónica? Hace días que quiero escribierte. Gracias.

Crítico en Serie dijo...

ALX, No sé si has visto todos los episodios de AdG pero, aparte del doble episodio inicial, los demás siguen en la línea de la quinta temporada. Remonta. Como has podido comprobar, a Shonda le cuesta salir de los embrollos que monta. Pero una vez superado el funeral, las aguas vuelven a su cauce.

Satrian, Por eso digo que la TNT debe comprar Southland. No sé cómo se lo hacen que siempre realizan basura (aparte de la majestuosa The Closer y se ve, ya que nunca la he visto, Leverage).

Anónimo, si quieres déjame tu e-mail y yo me pondré en contacto contigo ;)

Jaina dijo...

Yo tb pienso que tras la aburrida premiere que nos dejó Shondita la serie ha vuelto por sus fueros, eso sí, sin llegar a los niveles en que acabó la quinta. Tras las finales Grey's siempre pega un pequeño bajón (aunque alguno duró temporada y media), así que será cuestión de ir enrollando de nuevos las tramas xD

Con Mercy (que me recuerda a Mercy West todo sea dicho) ni me molesté en ver el piloto, fue leer de qué iba el proyecto y preguntarme a mí misma: ¿para qué quiero una copia si el orginal me da todo lo que pido a una serie así?

Anónimo dijo...

mmm creo que están equivocados no es otra serial de médicos como las que están en el aire en este momento, se encuentra muy bien logrado el rol de la enfermera y la forma en que esta se encarga del cuidado del paciente creo que es un logro con una orientación totalmente distinta a las tontas seriales de médicos