miércoles, 20 de enero de 2010

Echar el cierre

Es habitual leer por internet, ya sea en blogs, entre los comentarios o incluso en las críticas oficiales, reseñas despectivas hacia las series de casos o procedimentales, o que, siendo respetuosas, sencillamente tratan el género como si fuera hijo de un Dios menor. Da igual que sean de abogados, policías o médicos, siempre suelen recibir algún “Bah! Más de lo mismo…”. Es de esas cosas que me sacan de quicio.

Que yo sepa, no es lo mismo Ally McBeal que el Abogado o que The Good Wife. La tecnológica CSI tampoco es la humana The Closer, ni la hiperrealista Southland, ni tampoco la bobalicona Bones. Y de la misma forma que Urgencias no es House y nadie lo pone en duda, Medium tampoco es Entre Fantasmas. Básicamente, para lo que algunos es pura repetición, para mí es el abanico más variado de toda la televisión.

No debe confundirse tampoco el concepto de ‘procedimental’ con la filosofía de una cadena. Si algunos juegan a encontrar las ocho diferencias entre la franquicia de CSI, Mentes Criminales y Caso Abierto y no las encuentran todas, no es tanto porque el género esté gastado, sino porque la CBS no apuesta la suerte de su programación en la transgresión sino en el éxito conocido.

Justamente, aquello que para los detractores es un síntoma de debilidad, las fórmulas archiconocidas en las que se suelen basar la mayoría de guiones, también puede convertirse en mérito. ¿Acaso no se les debe dar crédito por lograr esa diferenciación del producto y lograr fidelidad? Quizá no producirá el mismo efecto que una serie de autor de la marca HBO, ni quitará el aliento como un serial plagado de cliffhangers, pero los atisbos de genialidad también están ahí.

Pero esta declaración a favor de este tipo de series (que en realidad no están dentro de la misma categoría) también viene motivada por mi actual rutina televisiva. Si algo he aprendido en estos últimos meses (primero con Ley y Orden, después con Bones y ahora con Medium) es que su visionado puede provocar un insano grado de adicción, pero también son una agradable despedida.

Los culebrones del estilo de Anatomía de Grey y Cinco Hermanos suelen activar mi faceta más cotilla y de repente me entra el mono de saber qué ocurre con todas las tramas no resueltas de todas las series que tengo en el ordenador. Los realities sencillamente me alborotan, consciente que no entro en un relato ficticio sino que las proezas o injusticias experimentadas tienen una base real.

Pero estas tan ‘procedimentales’ (generalmente pronunciando con cierto tono despectivo) no sólo echan el cierre al episodio, sino que también ejercen de ‘buenas noches’. Permiten apagar la luz con la agradable sensación que no ha quedado nada pendiente. Y los seriéfagos que no sepan o no puedan apreciar los puntos y finales, y las fórmulas bien llevadas, por lo menos deberían aprender que las preferencias no necesariamente deben conllevar el menosprecio a esta forma de ver la televisión, legítima y sobre todo necesaria.

19 comentarios:

Rebeca Sánchez dijo...

Plas plas plas plas plas plas se puede decir más alto pero no más claro... totalmente de acuerdo me ha encantado la entrada, siempre es difícil defender los procedimentales, la gente les achaca falta de creatividad, inconsistencia, facilismo incluso pero no, algunos son altamente recomendables y excepcionales como The Closer o bones. Yo soy una fan acérrima de Ley y Orden en todas sus variantes y me encanta ver un par de capitulos dejarla y tras un par de semanas ver otro par, a mi ritmo con calma pero siempre con la seguridad de que sabrán entretenerme y me gustará

satrian dijo...

Yo veo mucho procedimental pero desde luego no se me ocurre comparar CSI con mi adorada The Closer, me gustan pero por razones muy diferentes, y Medium de la cien mil vueltas a Entre Fantasmas, yo intento no prejuzgar demasiado aunque habiendo visto tantas series es difícil.
P.D. - Alberto Nahum ya me intentó comprar los derechos del "palabro" breviews :P, no se si se ha utilizado antes, y hasta que no lo averigue, me atribuyo la autoría.

Crítico en Serie dijo...

Rebeca, yo me enganché a L&O a partir de su 19ª temporada y a L&O:SVU a partir de la 10ª. Son las únicas temporadas que he visto (bueno, me faltan un par de episodios de ambas), pero el otro día me compré... LA PRIMERA TEMPORADA DE L&O. Con Chris Noth y tal. ¿Sabes que en el Media Markt venden las primeras temporadas a 11 euros? Lo digo por si quieres hacer un 'remember'.

satrian, pues el 'palabro' es genial. Y debes saber que ejemplos como Entre Fantasmas y Bones están para demostrar que en el rollo procedimental hay de todo. Yo odio la serie de Jennifer Love Hewitt, como también odio CSI: Miami, como adoro The Closer y The Good Wife.

Adri dijo...

No creo que la gente trate a los procedimentales como un género menor.. Bueno, hablaré por mí ya que me he sentido identificada con aquellos que atacas xD

Yo casi no tengo procedimentales en mi lista de visionados pero es simplemente porque no me enganchan. Muchas veces veo algunos y me gustan durante un tiempo mucho y luego me voy cansando. Siempre hay expepciones, comno Bones o House, pero no por ello desprecio el género. De ehcho, soy la primera en admitir que The good wife es una buena serie, clásica, pero bien escrita e interpretada. Simplemente ni me engancha ni me gustan las de abogados. Lo mismo digo con Human Target, el reciente estreno no me ha interesado como para seguirlo, pero le defenderé como un buen procedimental porque es entretenido y tiene cosas muy positivas.

¿el problema? Que los procedimentales policiales generalmente van dirigidos al gran público y tienden a ser poco exigentes y, por lo tanto, malos.

Pero no creo que esto sea blanco y negro.. seguro que los que critican un día un procedimental, al siguiente se enganchan a uno.

ALX dijo...

Yo reconozco que soy de los que si es una serie es un procedimental de primeras ni me acerco. No porque los considere malos, ya que este formato permite hacer episodios individuales de vez en cuando que sobresalen, sino porque no me animan a seguir con ella. Tienen que engancharme mucho sus personajes para no dejarla abandonada en el episodio cuatro.

De los últimos en gustarme estuvo In Plain Sight, pero por su protagonista. Y ahora tengo el pack de la primera temporada de The Closer que espero que me guste. Por ahora el piloto me dejó un poco frío.

WATANABE dijo...

Mi problema con los procedimentales es que viven de una formula que se repite constantemente. Esto me lleva casi siempre al cansancio más absoluto. Sobretodo con abogados, médicos y policías. Aun así lo en algún momento comenzaré con The Good Wife. Por intentarlo que no quede.

También puede ser que tenga un desajuste de personalidad adictiva a la cual tengo que alimentar constantemente con tramas serializadas. jejej

Yorch dijo...

Como ya han dicho por aquí, yo también me canso del mismo esquema episódico. Me gusta más ver como se van desarrollando las tramas.

Vamos que para mí en vez de "buenas noches" es "coitus interruptus" ^^

anade dijo...

A mí que una serie sea procedimental me da igual y no por ello voy a menospreciarla. El problema que tengo con este tipo de series es que a la larga acaban aburriéndome.

Por ejemplo, Bones, que el año pasado fue una de mis series favoritas, ahora es una de las que más pereza me da y la tengo casi abandonada. The Closer la empecé, vi los siete u ocho primeros capítulos y me gustaron, pero la abandoné y no la he vuelto a retomar. De El Mentalista vi la primera temporada, pero sin embargo no creo que vea la segunda. Y así con varias.

Luego ya están otras como Medium o CSI, que a lo mejor veo un capítulo por la tele cada dos o tres semanas y me entretienen, pero no me animan a bajarme la serie y verla en condiciones.

_pcs_ dijo...

Olé, olé y olé, por fin leo un articulo en un blog que defienda este genero llamado "procedimentales", porque tienes razón, y mucha, cuando dices que se menosprecia. Yo creo que el problema es que se intenta comparar cosas que no se pueden comparar.
Una cosa es Lost que a la gran mayoría nos parece de las mejores series que ha dejado la decada pero si tuvieramos muchas series parecidas a Lost nos cansariamos en seguida porque, aunque sea muy distraida, al final siempre tienes que estar pensando que relación hay entre esto y lo otro.
Luego tenemos los dramas como has dicho tipo AdG o B&S los cuales me encantan pero no quiero un AdG dos y otros Walkers los quiero a ellos por eso no se me ocurre ver Mercy ni en un principio me intersa Parenthood, porque este tipo de dramas creo que apetece en pocas dosis porque sino todas als noches serían un sinvivir con las lagrimita.
Y por otra parte están los procedimentales, yo hace uno dos años era muy reacio pero la verdad qu emepece a verlos y me e vuelto un gran seguidor, empece con NCIS y me encanto se que es raro porque todo el mundo la critica pero tiene algo que me gusta mucho más que cualquiwe CSi. En este tipo de series no tienes que pensar quien va a traicinoar a quien ni quien se enamora de quien solo ves el capitulo te ditraes y te echas unas risas en algunos como The Closer o The Mentalist; y lo bueno es lo que decis todos puedes dejarlas y retomarlas a tu gusto porque no suelen haber tramas que se te olviden si las dejas durante medio año en el disco duro. Por último me alegro de que os guste The Good Wife, al principio la vi sin saber mucho o que esperar, y los primeros capitulos les cuesta despegar pero la verdad es que en los ultimos ya lucharias con uñas y dientes por Alicia Florick, merecido Globo de Oro.
Lo siento ha sido un poco demasiado largo pero tenía que soltarlo y nunca puedo porque siempre hablan mal de ellos.

PD: Critico llevo tiempo queriendo preguntar a alguien si vale la pena L&O, ya que la comentas, ¿es entretenida?

MacGuffin dijo...

Ley y Orden es entretenida, aunque a veces me ponen un poco de los nervios los fiscales tan rectos y de tantos principios. Cuando empezó, era muy diferente a todo lo que había en la tele yanqui porque suele ser bastante austera y poco dada al sentimentalismo. Pero he de decir que he visto muchos episodios sueltos, sin ningún orden.

Cada uno tiene su "droga" seriéfila. A mí me da igual que sean procedimentales, serializadas, sitcoms o lo que sea. Si la trama o algún personaje hace que me pique la curiosidad, allá que voy. Pero claro, a mí me encantan las series de policías :)

Estar en las nubes dijo...

Me gusta esa idea que apuntas sobre el efecto "buenas noches" que producen muchas de estas series.
MacGuffin, con Ley y Orden has ido a dar con uno de mis procedimentales (qué poco me gusta esa palabra, ¿de dónde sale?) preferidos en casi todas sus franquicias. He visto capítulos que superaban en guión a muchas peliculitas yankis que se anuncian a bombo y platillo porque son protagonizadas por actores del tipo Jodie Foster o Nicholas Cage.
También es cierto que muchas veces es muy difícil mantener el nivel durante tantos años.

Anónimo dijo...

completamente de acuerdo, pero me sorprende que nadie halla nombrado a la genial life...

LiPooh dijo...

Se puede decir más alto, pero no más claro. Has sido una defensa extraordinaria muy al estilo de los parlamentos que tanto me gustan de Perry Mason, Ally MacBeal, Bobby Donell o Alice Florrick (por citar sólo a los abogados^^

A mí es un género (¿realmente se le puede llamar género?) que me encanta y que seguiré viendo siempre que tenga ingredientes (personajes, tramas, ideas) que me enganchen.

Saludicos.

Crítico en Serie dijo...

Adri, pues con la tontería The Good Wife cada semana está más serializada. Fíjate. Cada episodio te va dejando detalles de la vida de Alicia, de su ayudante, del marido... y va configurando una trama que tengo ganas de ver cómo termina. Al final de la temporada nos daremos cuenta que The Good Wife era mucho más de lo que vendía. Y esto me gusta, porque va acorde con la filosofía de Alicia. Ella es una mujer muy calmada, que a veces parece medio dormida, pero a la hora de rendir cuentas siempre demuestra ser la más efectiva.

ALX, The Closer es grande. La mejor procedimental de policías según mi parecer (y sin Life para hacerle un poquito de sombra). A ver si sabes disfrutarla.

Watanabe, como le he dicho a Adri, The Good Wife es mucho más de lo que parece. Es tan sutil en sus detalles que a ratos diría que es una mezcla entre CBS y HBO. De verdad. El último episodio me asombró.

Yorch, yo soy de la opinión que unos buenos personajes pueden suplir la falta de una trama serializada, como también una cuidada puesta en escena. ¡Oh, cómo echo de menos a Life!

anade, yo que empecé a ver Bones hace poco, me he dado cuenta que a partir de la cuarta temporada la serie da un bajón. Creo que las relaciones ya están demasiado explotadas y el rollo postboda cancelada de Angela es directamente ridícula. Espero, sin embargo, que le des una oportunidad a The Closer. La merece.

_pcs_, muy de acuerdo con lo que dices de AdG o de Perdidos. No se trata de géneros sino de calidad y ya está. Y como estoy diciendo a todos... ¡tanto con The Good Wife! Nos están elaborando un núcleo familiar y laboral y corrupto muy frío pero que tendrá sus consecuencias. Estoy muy a la expectativa. Y con respecto L&O... empecé la serie en la 19ª temporada y le veo una pega y una ventaja: el proceso policial (la primera mitad de cada episodio) tiene un punto aburrido. Pero es llegar los fiscales y se anima el episodio. Linus Roache creo que hace una de las mejores interpretaciones de la televisión, aunque todos lo ignoren. L&O: Special Victims Unit ya es otra cosa. Es probablemente la serie más sensacionalista de la programación. Sus argumentos son más duros que el telefilme más macabra de Antena 3, pero reconozco que me quedé muy pillado durante unas semanas con Mariska Hargitay.

MacGuffin, como les digo a todos... ¿te estás dando cuenta que The Good Wife está elaborando un microuniverso gélido mucho más profundo de lo que suele ofrecer una serie de estas características?

Estar en las nubes, tienes un nick muy bonito. Aparte de esto, yo me quedo con el L&O original, habiendo visto sólo la 19ª temporada. El equipo de fiscales me encanta y Linus Roache me vuelve loco.

Anónimo, Life era fenomenal, pero no me acordé de nombrarla. Sólo paré atención a las que estaban en la programación. Fue una lástima que naciera en la cadena equivocada...

LiPooh, gracias por ponerme a la altura de estos grandes personajes ;) Y no sé si es un género, un estilo o como calificarlo, la cuestión es que es televisión de primera calidad (bueno, hay de todo. Entre Fantasmas es basura, mientras que The Good Wife es el caviar del género jurídico).

ELSA dijo...

No quiero repetirme mucho... Me ha encantado tu entrada, porque me he sentido muy identificada (como ya te dije por twitter, "soy una veinteañera en un cuerpo de cincuentona", porque me gustan muchas "series de casos" que son vistas más por padres que por gente joven).
En mis series tengo un macedonia de todo tipo: por ejemplo, veo Lost con un mono impresionante, sitcom, etc, pero también me gusta pararme con series como House, Bones, The Mentalist y este año, especialmente, con The Good Wife (qué sorpresa... es mucho más de lo que la gente piensa...el lunes saltaba al saber que Margulies ganaba el Globo de oro!).
Llevaba tiempo necesitando leer un artículo como éste (vivo rodeada de amigos que no son muy fans de los "procedimentales"...).Gracias.
Un saludo!

Crítico en Serie dijo...

ELSA, el premio a Julianna Margulies para mí fue la mejor noticia de la noche. No sólo porque su interpretación es de lo más complejo que hay ahora mismo en televisión (eligió crear un personaje un poco gris, pero al que se le nota en todo momento una gran carga emocional y profundidad), sino por el reconocimiento que también fue hacia esta serie. Yo espero que el año que viene la serie en si esté nominada al mejor Drama. Lo merecería. Como estoy diciendo a todo el mundo hoy: ¿Te estás dando cuenta del relato que van creando pieza por pieza? Me da miedo la traca final que pueda tener esta temporada. Estoy tan emocionado que quizá la semana que viene le dedique un post entero, porque esta semana casi siento ansiedad de cara al próximo episodio. Gracias por tu comentario ;)

Nahum dijo...

Mucha gente trata a los procedimentales como algo muy interesante. CSI tiene muchísimas publicaciones académicas, por ejemplo.

Sí es cierto que hay muchos que sueltan la palabra procedimental como un escupitajo, pero la serialidad contemporánea va muy unida, como es lógico, a la idea de repetición.

Por cierto, ¿"Southland" hiperrealista? Hombre, hombre. Esos pitidos rompen cualquier atisbo de realidad... La serie me gusta, pero creo que es una incongruencia fondo-forma optar por un estilo verité y luego incluir esos soniditos para tapar los tacos. Southland es interesante, pero estéticamente no deja de ser un "The Shield" aguado...

Anónimo dijo...

hola, a mi de este genero siempre me ha llamado mucho la atencion la calidad de los actores secundarios que sin ser reconocidos generalmente se colocan a la altura de los protagonistas y con gran acierto de los guionistas hacen sus personajes tan atrayentes que yo a L&O SUV la llamo "el accidente de trafico" si me la topo no puedo evitar mirar. siempre es bueno darle oportunidad y continuidad a alguna de estas series para saber de lo que son capaces.
saludos anonimo de Mexico

Crítico en Serie dijo...

Anónimo de México, tienes toda la razón cuando dices que Ley y Orden: Unidad de Víctimas Especiales es como un accidente de tráfico. Yo no tengo claro que sea una buena serie, pero lo que sí tiene es que atrae con sus retorcidos argumentos. También cabe decir que Mariska Hargitay y su perenne expresión de asco producen cierto magnetismo.