lunes, 1 de marzo de 2010

Ejecutivo busca escrúpulos

La decisión de la CBS de estrenar un reality como Undercover Boss después de la final de la Super Bowl levantó mucha menos polvareda que la llegada de Jay Leno al prime time de la NBC. Pero de esta estrategia de la cadena también se podía sacar una lectura metatelevisiva: ante la constante bajada de audiencia de las series, las networks buscan la forma de rentabilizar sus productos. Y los realities, además de baratos, acostumbran al espectador a ver cada episodio en directo. Son a prueba de internet y de vídeos y, por lo tanto, son perfectos de cara a los anunciantes.


La telerrealidad es un macrogénero catódico que lo engloba prácticamente todo. Si bajara la producción de ficción (no pido su desaparición, ni loco), tampoco sería el fin del mundo: de Survivors, Project Runways y Extreme Makeovers también puede vivir el hombre. Y más en un momento como este que, aparte de cuatro perlas como Community, Modern Family, The Good Wife y V (sí, V), a las generalistas les cuesta bastante elegir con acierto los pilotos que se convertirán en temporadas de 20 episodios. Y la segunda ola dorada, la del 2004/05, cada vez queda más lejos.


Pero de la misma forma que FlashForward o Past Life no valen ni un duro, Undercover Boss tampoco. Este docurreality, en el que el jefazo de una macrocorporación comprueba qué tal esto de trabajar en su propia empresa como un empleado anónimo, no sólo es barato, sino que también es mediocre e insustancial. Si para la CBS reconducir su propia filosofía de cara al futuro significa llenar su programación con productos así, mejor nos retiramos.


El formato, en realidad, es algo así como un remix entre Dirty Jobs y The Secret Millionaire pero con el morbo que despierta la cuestionable ética económica de los Estados Unidos. Así en el primer episodio podemos ver como el máximo directivo de Waste Management, una empresa de gestión de residuos, lidia con la mierda de los lavabos móviles que alquilan, como recoge bolsas de plástico con un palo y cómo se pone los guantes ante una pila de basura.


Dentro del cable, en el canal Discovery e incluso en alguno económico, tendría sentido confeccionar el programa. Otro más con el que llenar las horas. Pero la poca ambición del proyecto, algo sorprendente en una network, hace de Undercover Boss un reality rancio. Una semana de incógnito sabe a poco y el discurso que vende el programa es tan demagógico y gratuito que duele: premiar a los cuatro empleados con los que ha trabajado, cuando el hombre dirige una empresa con 50.000 personas, es insultante.


Puestos a ver a la televisión influenciada por la situación económica del país, me quedo con Shark Tank, que no se avergüenza de mostrar sin tapujos la verdad de los altos directivos, cuyas decisiones sufren para bien o para mal las personas de la calle. Como mínimo no tiene el morro de servir como vehículo de lucimiento para que cuatro ejecutivos bien pagados se laven su imagen pública con el beneplácito de la cadena.

5 comentarios:

WATANABE dijo...

Lo cierto es que nunca me interesaron los Realities más allá del primer gran hermano y el primer supervivientes. Prefiero la ficción, puede estar mejor o peor hecha pero por lo menos sé que no están intentando venderme realidad adulterada. Aunque en realidad es que el formato me aburre muchísimo.

Patricia dijo...

Hola, tiempo que no escribia verdad? , en parte motivado porque te ha dado por la telerrealidad y a mi la verdad no me gusta nada.
No he soportado nunca un GH, ni nacional ni extranjero , ni un OT ni American Idol , aunque luego oiga las canciones de este último , pero el día a día que pretende ser de verdad cuando no lo puede ser ,porque esta lleno de tipos con cámaras , no me dice nada.
Prefiero las series , que ya se desde un principio que son mentiras o una peli o libro o nada .
Pero como bien se dice para gustos colores, sólo pido que no se cumpla lo que has dicho que si no se hiciesen más series podriamos pasar con algunos realitys porque me da algo y no es plan, je, je
Y puestos a ver chorradas hay una que me distrae ¿Como se hace ? , ya se que es patético pero lo veo algún domingo en el duermevela de la siesta .

PD1: Ya sabes que soy aficionada a las posdatas, pasada de sexta temporada del Internado.
PD2: Has cambiado esto no? porque me hace escribir una tonteria para publicar un comentario,.

Besitos y portate bien.
Patricia

Alejandro A dijo...

pues lo peor es que es un programa muy estable en cuanto a audiencias por lo que se refleja que la gente ya le va importando un carajo lo que les pongan en la tele, aunque debo confesar que creía mil veces más que pusieras a Glee antes que V (que tampoco digo que este mal)

Saludos!!!

Crítico en Serie dijo...

Watanabe, pues quizá es hora que vuelvas a intentarlo con la telerrealidad, que como digo tiene cosas grandes y otras terribles. Por ejemplo, Project Runway simplemente es un concurso muy bien hecho.

Patricia, ¡mucho tiempo, sí! ¿Así que me has dejado de leer porque ahora hablo de Survivor? Es que es mi última obsesión y así me he subido al carro del último programa, que es una edición especial de exconcursantes y tenía que ponerme al día.
Yo, aparte de Survivor o Project Runway, también prefiero las series, que conste. Pero creo que tocaba hablar de Undercover Boss que por algo este programa está triunfando en USA.
¿Y te ha encantado la 6ªT de El Internado? Yo no pude más y la dejé. Es que cada episodio era MUY aburrido. Una hora y cuarto de paja culebronesca y de repente 5 minutos interesantes (sobre todo hay un par de cosas que no me gustan: el rollo nazi que creo surrealista y que haya tanta gente con superpoderes).
Y sí, he tenido que cambiar esto de los comentarios porque empezaba a tener problemas con el Spam que publicaba comentarios todo el día.
¡Nos leemos! ;)

Alejandro A, me sorprende que cada semana mantenga su audiencia. La de ayer fue impresionante y por fin con esta serie la CBS ha logrado desbancar a las Desesperadas. Una lástima, la verdad, porque para empezar el formato no vale ni un duro.

Patricia dijo...

He dicho que no escribo , no que no te lea, eh?
Si tiene que ser difícil elegir entre tanta serie como para poner telerrealidad, pero es un gusto personal, yo soy bastante fan de Canal Cocina , dicho esto dicho todo y he descubierto un canal que se llama decasa, que me tiene flipada con los pisos , marujita que es una

Y ahora lo de la sexta del Internado, mal ,muy mal, a mi me ha parecido la mejor en mucho tiempo, el secreto está en mirarla con el capitulo bajado y pasar de unas cuantas tramas, tipo niños, pero he de decirte que la trama del fantasma-Julia de esta temporada ha estado muy bien... y no le podemos hacer ese feo a Yon González ,....... je, je....
Va que la septima es la última.