viernes, 1 de octubre de 2010

Una familia... Increíble

Una de las ventajas de que la cadena ABC sea propiedad de Disney es que pueden coger la premisa de una de sus películas, convertirla en serie y no tener que preocuparse por posibles demandas. O sea, puede encargar a Greg Berlanti que coja el planteamiento de Los Increíbles, lo modifique levemente y vista a sus personajes con carne y huesos y quedarse tan ancha. Y yo, desde el sofá de mi casa, me regocijo con tan buena idea. Ya que no hay ninguna secuela a la vista, el apaño ya me sirve.


Ya sé que, para empezar, las comparaciones eran odiosas desde que se habló del proyecto la primavera pasada. Con Michael Chiklis y Julie Benz en cabeza era imposible que no creara expectación (porque él era Vic McKey y ella será siempre musa whedonista). Pero si la realidad es que No Ordinary Family es una descarada adaptación de Los Increíbles no voy a pasarlo por alto. Justamente, al estar en manos de la propia Disney, es casi una garantía de calidad. No irían a coger un clásico contemporáneo a sabiendas que estropearían el recuerdo del mito. A Disney le gusta cuidar sus productos (y fijaos que hablo de Disney y no de la cadena ABC, que últimamente es incapaz de crear alguna serie nueva de calidad).


Los puntos en común no se quedan simplemente en la fórmula de familia con superpoderes (algo que al fin y al cabo es una pandilla y existía mucho antes de que apareciera Pixar), sino que son un par de detalles los que obligan a compararlas: se trata de una familia que gracias al uso de sus capacidades consigue encontrar el nexo de unión que hacía tiempo que se había desvanecido (de aquí que contrataran a Berlanti, especialista en dramas familiares) y las confesiones al psicólogo no dejan de ser la misma tarjeta de presentación que los Parr, que exponían sus vidas a partir de entrevistas. Y para mí cualquier comparación con Los Increíbles es un halago.


Tanto optimismo, sin embargo, debe tomarse con precaución. Un piloto no deja de ser solamente una carta de presentación y que el menú tenga buena pinta no siempre significa que los platos que vendrán a continuación sean igual de sabrosos. Y si esperamos que vaya a ser un Los Increíbles 2.0 también es fácil que nos decepcionemos. Esa película duraba 100 minutos, provocaba una inmersión extraordinaria, era deslumbrante visualmente y encima tenía una cualidad inherente en los productos de Pixar: su asombrosa atención a los detalles y que convierte las obras en totales.


Dentro de unas semanas, como deberíais hacer con todas las series que ahora tan sólo se han estrenado, tendríais que preguntarme si sigo pensando exactamente lo mismo, porque en septiembre soy como un niño que en Navidad abre sus regalos y nunca sabe cuando se cansará de ellos o dejará de deslumbrarse por la estupenda caja que los envuelve. Pero, de momento, No Ordinary Family da lo que se debe esperar de ella (si no tenéis un gen infantiloide ya podéis despedirla) y los efectos visuales, que podían ser su talón de Aquiles, son de primera. ¿Acaso no quedasteis más que satisfechos con la pelea final?

5 comentarios:

satrian dijo...

Los efectos especiales no me convencen, la familia queda muy light, desde luego no son Los Increibles, y le daré dos capítulos para que me convenzan, por Julie Benz y Michael Chiklis.
El ya formó parte de una de las familias de superhéroes más veteranas, los 4 fantásticos.

Vanessa dijo...

¡Sorpresa, sorpresa! Leí en Twitter que te había gustado y veo que no fue un espejismo. A mi no... Pero en absoluto. Además, que a mi Julie Benz me cae FATAL y el hecho de que aparezca Chiklis para mi no significa nada por mucho que me gustase en The Shield. Yo no me caso con nadie.
La peli de Los Increibles es una pasada, eso sí.

manganxet dijo...

A mí me dan una pereza tremenda... una serie para toda la familia, familia con superpoderes... a mí me recuerda más a Los Protegidos que a los increíbles y eso me da mala espina. Si tras un par de episodios la recomendáis me pondré con ella, pero hasta eso creo que pasaré.

martinyfelix dijo...

Yo acabo de verlo, y me ha dado lo que esperaba. Julie Benz me gusta desde que la descubrí en 'Dexter' y el resto me ha gustado bastante. Habrá que ver como sigue la cosa, porque tampoco es que destaque mucho.

Crítico en Serie dijo...

Satrian, me alegra que se haga una serie como NOF solamente porque un actor como Chiklis, muy limitado por culpa de su físico, pueda seguir. Sino ya me dirás qué otro protagonista podría haber conseguido... probablemente ninguno, a menos que sea un detective de policía para un procedimental cualquiera.

Vanessa, yo tampoco me caso con nadie, sólo con Mischa Barton (y Blake Lively quizá). Pero está claro que si algo realmente no te gusta, no hay actor que pueda salvarlo. Mírame, que ni tan siquiera he visto Justified. Puede que la serie esté bien, pero no es de mi estilo y el gran Olyphant no puede amortiguar esos minutos de aburrimiento.

Manganxet, normalmente estas cosas van al revés: las series españolas las comparamos con las americanas. ;) Y comparar a esta con Los Protegidos... uf. Es un golpe muy bajo.

MartinyFelix, por fin alguien un poco ilusionado por el piloto. No se trata de que destaque especialmente... sencillamente, por el piloto, creo que ha sido una serie simpática.