miércoles, 10 de noviembre de 2010

El nivel de Modern Family

Nunca he creído en la teoría de que segundas partes nunca fueron buenas (puede ocurrir muchas veces, pero siempre hay esperanza). Tampoco estoy de acuerdo con esa obsesión de aplicar el mismo cuento a las series: hay tantas posibilidades de que decaiga el ritmo en una segunda temporada como las hay todos los años. A veces, de hecho, se trata más de una cuestión perceptiva que de otra cosa. O por lo menos esto es lo que le está ocurriendo a Modern Family este año.


El hiato veraniego y su gran paso por los Emmy le crearon una aureola de perfección que ahora resulta que no casa con la nueva temporada. O eso dicen algunos. Según he leído en los foros americanos y también por aquí, el segundo curso no le sienta tan bien a Jay y su prole. Pero por más que les busque imperfecciones, sigo siendo incapaz de encontrárselas. Modern Family fue y es la comedia más completa de la programación americana (si Cougar Town y Community están a la altura ya es otro debate al que también me apunto). Y me extraña esta percepción.


A veces parece que como espectadores estamos esperando a que nos defraudan en lugar de dejarnos llevar y mientras nos proporcionen carcajadas semanales no veo yo donde está el problema. Quizá esta idea se ha generalizado porque tanto los Pritchett como los Dunphy y los Delgado están teniendo unas vidas un poco más separadas, pero no veo que la esencia de la serie se resienta. Cada historia sigue teniendo una estructuración ejemplar con explosión final antológica y los capítulos inmaculados se van sucediendo uno tras otro. ¿Que hay moralinas para dar y vender? Y tanto. Pero que yo sepa esto es una serie familiar americana, hay desde el primer capítulo y el título no engaña a nadie.


Con lo que llevamos de temporada ya hay unos cuantos momentos memorables: el instinto asesino de Gloria, los modelitos de Halloween de Haley (“¿Quieres comer chuches o ejecutivos japoneses?”), el no-beso de Cameron y Mitchell o la fantasía sexual Robinsoniana del novio de Haley. Por no hablar de la charla con doble sentido entre Claire y su hija en el que la pequeña cree que su madre está insatisfecha en su matrimonio. Y es que justamente Modern Family no intenta funcionar a base de golpes de efecto cómicos (que también los tiene) sino que sabe cultivar las relaciones y aprovechar unos personajes muy bien dibujados. El tacto que tienen con Manny, Haley, Alex y Luke no tiene igual en la programación, sobre todo el número de hijos y los minutos de los que disponen (solamente Medium con Ariel y Bridget podría compararse).


Por lo bien que han sabido sobrellevar el peso de los premios, no es arriesgado augurar que el año que viene tienen todos los números para repetir victoria en los Emmy y no me extrañaría que Ty Burrell birlara (merecidamente) el galardón a Eric Stonestreet y que Sofía Vergara o Julie Bowen se alcen también con un premio. Puede que la colombiana tenga el corazón robado a los americanos con su desparpajo (que al fin y al cabo Gloria es como ella misma), pero Bowen me lo tiene robado a mí con su naturalidad a la hora de interpretar un personaje a primeras más normal que los demás pero que según mi opinión roba la función (o ayuda a montarla) sin tener que recurrir a estridencias.

11 comentarios:

MacGuffin dijo...

En cuanto se pasa la moda, todos empezamos a ver defectos y a criticar cosas que estaban ahí desde el principio, pero que antes pasábamos por alto. Modern Family tal vez sea la serie que mejor representa esas sitcom familiares que antes dominaban las parrillas. ¿Que no eran la revolucion? No. Pero es un poco como The Good Wife: con un buen guión y buenos actores, no te hace falta ninguna revolución.

Crítico en Serie dijo...

Tú y yo siempre estamos por aquí (sea tu blog, el mío o el twitter) defendiendo la tele que sabe que es tele y está bien hecha. Por cierto, que sepas que tenía otras entradas preparadas y quizá más temporales, pero me daba miedo que tú sacaras un post extenso defendiendo también Modern Family (algo que, por otra parte, quizá ya has hecho). :P

satrian dijo...

A mitad de la temporada pasada me desilusioné algo con la serie, pero los tres últimos capítulos me devolvieron la fe, esta temporada ha empezado incluso mejor que la primera, espero que no se desfonde en la mitad de nuevo.
Estoy esperando a ver como traducen las equivocaciones de Gloria con el inglés, cuando la doblen :P

Julio C. Piñeiro dijo...

Sigue en su línea, y lo digo en el sentido positivo. Aunque está claro que a menor presencia de Gloria, mayor fuelle cómico perdido. Luego otras tramas resultan algo rancias, como el dilema chica popular/chica chapona de Haley y Alex, pero bueno, en general no afectan al conjunto.

Jay y Phil se siguen saliendo y Claire lo borda cada día más en su rol de madre pseudolibertaria paranoica. Esa doble sentido bilateral de su conversación con Haley no tiene desperdicio. "El chico de la pizza", heheheh.

fon_lost dijo...

MF fue uno de los mejores estrenos dela temporada pasada, y aunque perdió fuelle en la segunda parte de la temporada, los Emmys le sentaron más que bien. Excepto el primero de esta temporada, que fue flojuno, el resto de capítulos han sido absolutamente grandiosos, dejando ya multitud de momentazos para la televisión.

martinyfelix dijo...

A mí la segunda temporada me está gustando aún más, y me encanta todos los personajes. Es más, de los niños creo que son de los únicos de series que soporto. Es que el resto me parecen tan estereotipados.

Y como me alegría que todos se llevaran un Emmy. El del año pasado de Eric Stonestreet fue más que merecido, que ahora les toque al resto.

mely dijo...

Para mi siempre a estado al mismo nivel, ahora que algunos capitulos sean mejores que otros es una cosa absolutamente normal que no solo pasa en MF sino en muchas mas.

Crítico en Serie dijo...

Satrian, el 'boom' de "Modern Family es lo más" creo que llegó a perjudicarla bastante. Pocas veces la gente se fija tanto en la constancia de una serie de 20 minutos. Solamente lo hacíamos con 30 Rock y, por mal que estuviera el episodio, siempre nos salían con mil referencias que analizar y tres cameos.

Julio, la relación entre las hermanas justamente creo que es de lo más revelador. Incluso los personajes que parecían secundarios resulta que tienen miga (sus discusiones mientras Claire está encerrada en el armario me encantaron).

Fon_Lost, Creo que nunca noté una bajada tan brusca. Quizá porque, a pesar de saber que era muy buena, nunca tuve prisas para verla.


Mely, y sobre todo ocurre cuando la temporada consta de 24 episodios, que son una barbaridad.

manganxet dijo...

Yo creo que a esta serie le ha pasado lo que le pasó a HIMYM, debido a su genialidad la teníamos tan idolatrada que al mínimo fallo la hemos lapidado, lo que pasa es que a ésta última le pasó en la cuarta temporada y a Modern Family le pasó a mitad de la primera.

Alejandro A dijo...

estoy de acuerdo, creo que a veces son injustos con Claire ya que a la mayoría le cae mal, su personaje tiene que ser así porque ya tenemos al padre divertido, ella me encanta y me hace reír tanto o hasta más que Gloria, ambas me caen bien pero me decantaría por Bowen por el premio si compitieran de nuevo

Malapata dijo...

La serie tiene muy buen nivel, pero es demasiado irregular; episodios geniales se mezclan con otros bastante flojitos. A veces termino el episodio con la impresión de "este tampoco ha sido, a ver el próximo".
En cualquier caso, por encima de la media, aunque yo me quedo con la primera temporada de Community.