martes, 11 de enero de 2011

La ca(s)pa

Algunas series suscitan esperanzas entre el público, que espera con ilusión que salven la temporada, y otras nacen con el afán de no ser enterradas bajo el escarnio público. The Cape es de estas últimas, por supuesto. Mientras que todo el mundo disfruta con las películas de superhéroes (sólo hace falta ver los números en taquilla o la gran audiencia del otro día de Iron Man), no todos están tan dispuestos a acoger una serie del género, sobre todo cuando viene a cargo de la NBC (emisora de un fracaso tras otro y responsable de Heroes), no tendrá el mismo presupuesto que un largometraje y encima la grandeza del protagonista depende de... una capa. Lo siento, tras ver Los Increíbles también soy de los incrédulos que opinan que las capas, mientras que eran estilosas en tiempos pretéritos, también son de los artilugios más forzados y feos del mundo fashion de los superhéroes.


Sin embargo, Vince Faraday (David Lyons) necesita una porque, al igual que Batman, no tiene superpoderes y debe complementar de alguna forma sus ansias de llevar Palm City a la rectitud moral. Y es que tras desenmascarar a Peter Fleming (James Frain, el nuevo malo televisivo por excelencia junto con Titus Welliver), propietario de la primera brigada policial de los Estados Unidos y el villano Chess en sus ratos libres, cae víctima de una conspiración: suplantan pruebas para otorgarle la identidad de Chess y le creen muerto tras verlo volar por los aires en televisión. Así que ayudado por una banda criminal circense y una misteriosa joven que domina los trapos sucios de la ciudad, deberá luchar desde el anonimato para reconvertir Palm City y restablecer su buen nombre para poder volver con su mujer y su hijo.


Los elementos de la épica superheroica, como habréis comprobado, están aquí, y la caspa que se le podía presagiar, también. ¿Qué persona en su sano juicio hubiera introducido enanos de circo en el argumento? Si fuera completamente kitsch quizá tendría su sentido, pero no exactamente. Estéticamente se queda en el punto intermedio entre lo agudo y gracioso, y lo ridículo. A ratos, por ejemplo, no sabes si el paisaje se nota tanto una fotografía a conciencia o si el presupuesto era así de lamentable. Y la capa del protagonista, con una apariencia distinta en cada plano (que si ahora larga, ahora corta, ora negra, ora azul), hay momentos en que salta a la vista por ser un croma. A ver, no se ve un verde estridente pero sí que se nota que está añadida a posteriori y que la forma como resbala por la espalda es cualquier cosa menos orgánica.


Pero contra todo pronóstico, The Cape puede que funcione y sea lo que No Ordinary Family no ha sabido ser: entretenimiento (bastante blanco, pero sin pasarse) para todos los públicos. Ayuda que, a diferencia de otros pilotos (dirigido por Simon West, responsable de ese anticlímax llamado Tomb Raider), el suyo se niegue a plantar todas las bases, puntos y comas en cuarenta minutos. Hay margen en los demás episodios para ir desarrollando la identidad de The Cape, como demuestra el segundo episodio emitido tras el estreno, que sirve para comprender la inercia a seguir. En él, por ejemplo, Faraday elige el cuartel (indispensable), decide vestir además un antifaz (que suerte que lo hace porque sufría por su identidad en cada segundo) y sigue su entreno, esta vez sobre cómo esquivar cuchillos (algo que me pareció tan trillado como brillante). Y la esposa, pegote sentimental junto al hijo, puede que contribuya a la trama desde el ámbito legal.


Lo único que quizá me decepcionó, aunque fuera indispensable que Faraday tuviera una compañera, fue la resolución del Gossip Girl de Palm City. Cuando vi que un misterioso Orwell hackeaba los ordenadores de toda la ciudad para delatar las injusticias que acontecían, pensé que sería interesante jugar con una fuerza invisible. Pero, bueno, por lo menos es Summer Glau que, aunque nunca haya seguido de cerca, funciona como chica de acción y juntos pueden hacer un buen equipo (algo que aún no está claro). Y la verdad es que es lo único que pedía a algo tan susceptible a caer en el ridículo: un par de cuerpos atractivos que lucharan contra el mal y que evitaran que bostezara. Para algunos será poco, para otros lo justo.


Ah, y aquí tenéis lo que pensaba Edna ‘E’ Mode de las capas (minuto 2:00), para refrescaros la memoria:


10 comentarios:

satrian dijo...

La capa con mejores efectos especiales no te digo que funcionara un poco mejor, pero ni aun así es demasiado cutre.
A mí el tono clásico que tiene me gusta, todos los elementos, el circo, la asociación de asesinos, los venenos, los antifaces... pero desde luego en el segundo episodio cuando se quita la capa, mejora su imagen como superhéroe.
Esperaba algo mucho peor, pero no está tan mal, ahora no tiene mucho nivel para mantenerse.

Amethyst dijo...

A mí me ha gustado la presentación de la serie. Me explico. Yo pensaba que iba a ser una castaña de las grandes. Sin embargo, lo bueno de esta serie es que no se toma el tema héroe como algo serio. Se pretende hacer una serie comicqueada -inventémonos el término-, entretenida, divertida e irreal. Y, bueno, creo que esa es su pretensión y que lo consigue. No juega a ser más, y eso se agradece.

De verdad que no tan mala como parece y tiene sus puntos... por ejemplo el final del primer cap, cuando le dice el nombre al de la tienda, es un puntazo... Eso demuestra que también se ríen de sí mismos...

Esperaba mucho menos y es un entretenimiento para todos los públicos bastante apto.

Al menos a mí me parece eso.. :D

Crítico en Serie dijo...

Satrian, tiene todos los elementos característicos de una película de superhéroes pero tampoco huele a refrito, sino a nuevo superhéroe. Claro que, como todos coincidíamos, la mejor ventaja de The Cape es que esperábamos algo terrible y nos hemos encontrado con un producto efectivo en cuanto a entretenido.

Amethyst, tiene guasa cuando él dice que es The Cape sin llevar la capa puesta, pero yo me quedo con la (casi) muerte del jefe del circo. Estaba en el sofá diciendo a la tele "lo único que falta para ser como TODA peli de superhéroes es que el mentor muera". Y va y de repente abre un ojo como para decir "Ah... ¡os he pillado!".

Alex dijo...

The Cape es el A,B,C del cómic de superheroes clásico llevado a la pantalla (la de la tele en este caso).

Creación del héroe, motivación para luchar contra el villano, entrenamiento, traje, conseguir un nombre... y todo ello despachado rápidito para poder empezar con el despiporre, que es lo que importa.

Si The Cape sigue sin tomarse en serio las cosas y mantiene esa estructura y tono característico del cómic, bien. Por mucho efecto secundario cutre. Eso sí, si empieza a tomarse las cosas muy en serio... se irá todo al garete.

WATANABE dijo...

Tengo una fe estúpida en The Cape. Quizá sea porque echo de menos una serie de ese tipo en mi parrilla (las otras opciones son No ordinary Family o The Event). Veamos cómo evoluciona y luego decidiré si la veo o no ¿Que tal fue de audiencia?

Crítico en Serie dijo...

Alex, debe seguir el esquema de los superhéroes, introducir a la mujer en el sistema legal y seguir con formas serias (aunque no se tome en serio). Yo también creo que de esta forma será un producto digno. Pero si intenta quitar importancia a la condición de muerto-social-y-familiar de The Cape o pierde de vista al villano, pasará a ser demasiado light.

Watanabe, la audiencia no estaría bien en otra cadena pero es la NBC, donde todo fracasa. 8.5 millones y 2.6 en los demográficos (muy vulgar en otra cadena). La repetición del lunes (que es donde realmente se programará y no el domingo como esta vez) tuvo una repetición de más de 3 millones y un 1 en los demográficos. ¿Se habrá acumulado la audiencia para la cita de la próxima semana? Ya lo veremos.

Hopewell dijo...

Yo disfrute mucho del piloto doble porque menparecio un producto entretenido y sin pretensiones de esos que se ven tirado en el sofá cuando no quieres ver algo denso. Mientras mantenga el tono, por mi perfecto. ¿tiene cosas malas? Si, por supuesto, pero de momento gana el factor entretenimiento.

manganxet dijo...

Lo de la Gossip Girl justiciera fue bastante WTF... pero más WTF fue todo el tema del circo xD

Me reí mucho con el primer episodio de lo malo que era, pero ahí se va a quedar y de momento no veré más.

martinyfelix dijo...

Los 40 minutos del piloto se me pasaron volando, no cae tanto como 'No Ordinary Family' en el tópico y es bastante entretenida, pero aún así la voy a abandonar.

Crítico en Serie dijo...

Hopewell, "gana el factor entretenimiento". Completamente de acuerdo.

Manganxet, ¿no viste el segundo episodio que se estrenó el mismo día?
Yo, como odio los circos, lo pasé bastante mal con ese tramo. Me da bastante asco esa estética.

Martinyfelix, quizá tendrías que aventurarte a ver el segundo episodio, donde realmente se sientan las bases de cómo estarán estructurados los episodios.