lunes, 4 de abril de 2011

La metamorfosis de Supernatural

Las series (buenas) pueden tardar en arrancar por dos motivos: unas porque necesitan preparar el terreno durante unos cuantos episodios, hacer presentaciones y sentar las bases para desarrollar la historia, y otras porque sencillamente configuran su estilo durante la marcha. Las ficciones televisivas, por industriales que sean, también son arte y uno a veces no sabe qué funciona hasta que descarta unas cuantas posibilidades y da en el clavo. Las bases, por supuesto, deben estar antes y Supernatural, aunque tuviera poca fe en ella, las tenía.


La metamorfosis del drama de Eric Kripke sucedió poco a poco, aunque el verdadero cambio se notó en el tramo final de la segunda temporada. La clara vertiente mitológica sirvió para consolidar un nuevo modelo que no había estado del todo presente en su primer año. La persecución del demonio que había acabado con su madre servía como motivación para tenerlos conduciendo por las carreteras de los Estados Unidos, pero daba la impresión que no era suficiente si querían ser algo más. Entonces tampoco aportaba mucho la interacción de los hermanos Winchester, que desde el primer minuto parecían haber entrado en un bucle sobre los mismos traumas infantiles, a los que daban vueltas una y otra vez. Por eso cuando los pusieron en una trama superior, y tras haber abrazado el amor fraternal, pudieron por fin tirar hacia adelante.


Esto no quiere decir que la mitología sea la clave de todo o que su simple presencia sea resolutoria. Supernatural, de hecho, es un paradigma sobre cómo resolver enigmas e ir a por otros, de tener el plan pensado y sencillamente irlo desgranando progresivamente, sin prisas pero sin pausa. Una serie con la que se la podría comparar, por ejemplo, sería Fringe, que también empezó con miedo a complicar las cosas y que acabó decidiéndose por un ritmo, estructura y tratamiento de la mitología bastante parecido al de Kripke. Pero el otro pilar fundamental sobre el que se sostenía la serie, los casos que ocupan los episodios, también necesitan mejoras.


Hubo atisbos de inspiración en episodios como ‘The Benders’ del primer año, el episodio más inquietante y que precisamente no tiene nada de sobrenatural, seguramente porque ignoraron un poco el esquema habitual hasta entonces. Pero la estructura “sucede algo paranormal y una tía buena está en peligro” era pasto para una cadena de adolescentes, no para hacer algo que se desmarcara de lo presupuesto. Por suerte, se dieron cuenta que cuando los personajes invitados eran planos, de poco servía buscar el punto emotivo, y que lo importante era centrarse en la situación y en Sam y Dean (que no sus antes trascendentes trifulcas), y así mejoraron las investigaciones y, en consecuencia, la serie. Esto se nota, por ejemplo, en episodios de la segunda temporada como ‘The Usual Suspects’ con Linda Blair, ‘Croatan’, el muy Shyamalan Roadkill’ o ‘What Is and Should Never Be’, que tanto dio de comer a los hermanos. Fue con la llegada de estos episodios que Supernatural pasó de ser una entretenida serie de género a una buena serie.


Sin embargo, treinta episodios antes de llegar a lo estimulante es una tortura para quien le recomiendas Supernatural. La paciencia tiene unos límites como dije una vez y no todo el mundo tiene la misma fe en la televisión y pasiones ajenas (ni disfruta tanto ante los muy apetecibles Jensen Ackles y Jared Padalecki). Pero por otra parte me resulta inconcebible pensar que podría haberme perdido este ejemplo de buena televisión comercial, cuando en su tercer año tiene una temporada ya redonda, donde todas las piezas ya están perfectamente engrasadas y funciona tanto la relación entre los Winchester, como los casos, el humor (‘Mystery Spot’ o cómo ser Dean y morir en cada escena), el drama y las tramas serializadas. Vamos, que ya soy un fan fatal y tan sólo he empezado su cuarta temporada.

10 comentarios:

joZeMurci dijo...

GRAN serie Supernatural donde las haya. Sin embargo, aunque ya lo sepas, la serie debió acabar al terminar la 5ª de una forma redonda e impecable. La 6ª está siendo ya un todo vale y le pasa como dijiste sobre Grey una vez, que muy bien, muy entretenido, pero ya no es lo que era, nop.

satrian dijo...

Te tienen que gustar un poquillo las películas de terror adolescente y lo sobrenatural para aguantar el comienzo de la serie, pero la recompensa merece la pena.

OsKar108 dijo...

Es muy cierto que la 1ª temporada está bien, pero no pasa de ahí, a no ser que seas muy muy muy fan de las películas de "terror adolescente", pero como ya estaba avisado, y que tampoco me desagradó (aunque se me hizo algo larga la temporada) ya en la 2ª mejora bastante, pero es que las 3 siguientes (especialmente la 3ª y la 4ª en mi opinión) son realmente buenas, y también estoy totalmente de acuerdo con que deberían haberla terminado de forma muy buena con el final de la 5ª, que esta 6ª (salvo un par de capítulos buenos) ha perdido casi toda su "magia". Que sigas disfrutando.

¡Saludos!

Perse dijo...

Soy fan de "Supernatural" también, escribí una entrada sobre ella en mi blog comentando las cinco temporadas y es casualidad, pero casi todos los capítulos favoritos que comentas también son los míos ;)

WATANABE dijo...

Me alegra que te hayas hecho fan de los Winchester. Me lo he pasado pipa con la serie, especialmente con la tercera temporada (mi favorita). Creo que a partir de ella encontró el punto perfecto entre su propia mitología sobrenatural, entretenimiento sin más pretensiones, y grandes toques de comedia realmente divertida. La dejé con el final de la quinta, porque considero que es el cierre perfecto de la serie e ir más allá es un sin sentido total. Los echo de menos, quizá vea algún día el resto de temporadas por pura nostalgia.

Hloke dijo...

Justo hace unos días un amigo mío empezó a verla. Al principio me extrañó, porque no es una serie... a su estilo. Me dijo que los primeros capítulos no le hacían gracia y le parecía cutre. Yo le recomendé que tuviera paciencia, que a lo largo de la segunda temporada, empieza la cosa a mejorar bastante y las 3ra, 4ta y 5ta es donde está la verdadera chicha.

Ha desistido. Ha visto unos ocho capítulos. No tiene ni la paciencia, ni las ansias de ver a los apetecibles Winchester xD

Yo la empecé a ver muy tarde. De hecho, me he visto las cinco temporadas este año. La primera temporada siempre la recuerdo con gracia, en plan divertida. Y a mitad de la 2da es donde uno ya se encuentra ante algo de peso real, con verdadero contenido. Ahora se ha convertido en una de mis series favoritas! Y ay! los Winchester!!

Crítico en Serie dijo...

JoZeMurci, no he visto la 6ª pero ya sé que: a) Kripke había escrito un arco para cinco temporadas y que tocó crear algo nuevo. b) Kripke dejó el barco en otras manos.
Estaba claro que tenía las de perder. También... ¿quién le iba a decir a Kripke que la serie duraría tanto tiempo? Sus audiencias nunca fueron la envidia del canal, pero por suerte son los únicos que se han mantenido por encima de la media de la cadena, algo no muy difícil.

Satrian, lo peor del inicio de la serie es la relación entre los Winchester. Repetitiva y cansina. De repente, sin embargo, consiguen convertirla en algo más fluido. No puedes estar toda la vida reprochándote en cada episodio que tu padre te quería más a ti que a mí.

OsKar, yo también estaba avisado y por eso aguanté. También ayudó que tenía la temporada en DVD y me daba rabia no terminarla. Pero me tomé mi tiempo. Y como ellos eran tan guapos me dije: venga, va, compremos la segunda. Y mírame ahora ;)

Perse, señal que son buenérrimos sin lugar a dudas. Mira que yo no soy de acordarme de los buenos episodios, pero Supernatural tiene algunos que son grandes piezas.

Crítico en Serie dijo...

Watanabe, lo que has hecho es un gran riesgo. En este caso parece que SPN te ha dado la razón y no están a la altura en la 6ªT (que no lo sé porque no he llegado). Pero hay series que parece que no puedan seguir porque han cerrado un círculo y luego te salen por derroteros igualmente estimulantes. ¿Algún ejemplo? Friday Night Lights después de la 3ªT o incluso Damages en su 3ªT.

Hloke, no sé si a tu amigo le gustan los hombres o no. Si no le gustan... no sé qué le puede ayudar a sobrevivir la primera temporada. No es que sea nefasta... simplemente es una serie adolescente bastante mediocre y, si ya de por si no conectas con el género, cuesta seguir. Sobre todo cuando hay tan pocos personajes habituales (en realidad son dos y luego se incorporan Ruby y sobre todo Bobby). Es frustrante que no lleguen a "la parte buena", pero en este caso es muy comprensible.

luisl dijo...

Fue buena la 6ta temporada no como las anteriores pero fue buena.

Y lo del plan de 5 temporadas es mentira, primero era un plan de 3 y no habia nada de angeles.

La 6ta temporada fue medio rara porque Kripke se fue porque "su plan" ya habia terminado y para probar nuevos proyectos, al final termino regresando porque Neil Gaiman le dio una patada en el culo con la adaptación de The Sandman.

Hubo algunos capitulos malos en esta temporada. Pero en general fue bastante buena con capitulos como The French Mistake y The Man Who Would Be King.

El problema ahora es que estas temporadas van a tener cada una su trama. No va ha ser una trama mayor como las primeras 5.

Igualmente me parece genial para donde esta yendo. Kripke volvio para el final e hizo algo que a muchos no le gusto pero por lo que veo la serie esta yendo a ser algo mas The Sandman o Preacher, que el tipo es fanatico total. Asi que estoy impaciente por ver que sucede.

Matias Bravo dijo...

Me encanta supernatural,pero hay algunos capitulos que considero malos, asi que los salto, estoy en la 6ta temporada y esta masomenos ojala en la 7ma mejore