miércoles, 6 de abril de 2011

La campana de Bell

Esta entrada contiene spoilers sobre los últimos avances de Fringe en su tercera temporada. Si aún no sabes qué es la campana de Bell, mejor no sigas.


Me gustaría haber visto la cara de Anna Torv cuando recibió el guión de ‘Os’, el episodio de Fringe de hace tres semanas. Una cosa debió ser descubrir que tenía que interpretar a la Olivia Dunham del universo alternativo, todo un divertimento, y otra tener que imitar al William Bell de Leonard Nimoy. Es tan y tan absurdo por definición, porque ella es una chica joven y atractiva y él es un anciano con tics interpretativos, que debió pensar que los guionistas habían perdido el juicio. Es como pedirle a Jon Hamm que haga de Yoda y encima sin maquillaje. No es lo mismo. Pero mientras que adoré la actuación de Torv, que hizo lo que pudo con la ridícula pronunciación de Nimoy, el propósito de este artículo no es analizar a la australiana. Aquí la pregunta es: ¿qué demonios estaban pensando los guionistas?


Reconozco que no tengo la respuesta porque si algo nos han demostrado los responsables de Fringe es que saben lo que se hacen. O eso creíamos. Por eso dejo la puerta abierta a que sea fruto de la genialidad de sus creadores, Kurtzman, Abrams y Orci, y no un camino sin retorno. Por lo menos dejan claro que no es un "todo vale" y que la cláusula de la inmortalidad necesita de los 'soul magnets', una teoría nada desdeñable en un universo entre la fe y la ciencia como es el de la serie. Pero el giro con la campana de Bell recordó a las triquiñuelas previas de JJ cuando estaba en Alias, cuando Sydney Bristow perdía la memoria y luego te dabas cuenta que habían abierto una puerta que quizá no valía la pena abrir. Y lo que me inquieta son justamente las reminiscencias entre una obra y la otra. Cuando BOlivia salió embarazadísima del laboratorio y se puso a hacer una llamada en mitad de un barrio chino, la intención era transportarnos a esa era y esto es muy, muy peligroso.


Si algo ha demostrado Fringe es que no se pone límites y encima sus revelaciones comportan siempre una explicación, un razonamiento y ayudan a avanzar. Alias era todo lo contrario. Primero decidía revolucionar el corral y luego buscaba discursos estúpidos para justificarse, fingiendo alimentar una historia total cuando en realidad era humo. Y los paralelismos no acaban en una cabina de teléfono. Alguna vez ya he mencionado que Olivia tiene mucho de Sidney. Ambas tuvieron una infancia difícil por su relación con sus padres, fueron manipuladas para ser alguien más adelante, acabaron desconectando del mundo por culpa de tales circunstancias y, ya a modo de anécdota, tuvieron que cargarse a los cabrones que suplantaron la identidad de sus mejores amigos.


Por suerte, a la espera de que el asunto Bellivia sea resuelto (que lo será), hay que depositar nuestras esperanzas en sus escritores. De momento Fringe aún no nos ha decepcionado y ha demostrado que es una historia más o menos lineal (con dos universos, sí, pero con un rumbo claro) que avanza claramente hacia una dirección. De hecho, hace poco la Entertainment Weekly hacía hincapié en un apunte muy cierto: este drama de ciencia ficción puede acabar siendo una de las únicas series de casos cuyas investigaciones siempre habrán aportado algo a la historia.


En su primera temporada quizá esta teoría no se cumplió, pero llevamos dos años en los que nos ayudan a profundizar en sus relaciones, personajes o situaciones (la suicida inmortal fue un contrapunto dramático sensacional ante Bellivia), alimentan el otro universo y encima están directamente relacionados con las pesquisas de Walter o Walternate. Así que si, ante tanto talento y profesionalidad, Astrid tiene que abrocharse la blusa hasta la garganta durante un tiempo, pues tampoco será cuestión de quejarse, que prendas para demostrarnos su fidelidad y confianza Fringe ya nos ha dado unas cuantas. Eso sí, y un poco más de respeto hacia Gene.

9 comentarios:

satrian dijo...

Yo siempre he estado abierto a estos giros arriesgados, funcionen finalmente o no, porque me gusta la ciencia ficción y me gusta que se busquen nuevas vías para relatarla, pero parece que al público el asunto Bellivia les ha resultado demasiado chusco, a pesar del esfuerzo de Anna Torv para sobrellevarlo, espero que acabe con nota este nuevo experimento. Yo también pido algo más de respeto para Gene :P

Abril22 dijo...

Pues no sé porqué a la gente no le ha gustado. Lo de la recuperación de almas post mortem es algo que Walter ya había comentado en capitulos anteriores incluso le dijo a Nina que igual podrían traer a su amigo para que le ayudara porque estaba atascado y no sabía que hacer... Esto demuestra que Bell iba por delante de Walter y por fin cobra sentido que a Bell a Nina le dejara una Campana de herencia... Para mí lo chulo del asunto es que el cuerpo que ocupa Bell es el de la Protagonista como no podía ser de otra forma. Veremos cómo lo resuelven que me tienen intrigadísima!

Crítico en Serie dijo...

Satrian, una cosa es que un giro funcione o no, y la otra que haya estado pensado con antelación y sepan donde llevarlo. Lo mínimo que se le debe pedir a un guionista es que sepa porqué escribe lo que escribe y dónde le llevará. De lo contrario, se te pueden cargar la serie en un abrir y cerrar de ojos. Sé que muchos opinan lo contrario, pero este fue el problema de Perdidos. Ellos fueron añadiendo y añadiendo mitología... sin saber para qué coño servía nada.

Abril22, que conste que yo no digo que no me haya gustado. Solamente comento que mi primera impresión fue el temor. Después de ver Alias, uno tiene miedo ante los 'rambaldismos' y creo que Fringe aspira a ser algo más que entretenida. Espera ser coherente y contar una gran historia, cosa que Sydney Bristow nunca supo hacer, porque tenía misiones muy entretenidas pero nunca tuvieron una visión a largo plazo ni se pensaron dos veces porqué escribían cada giro. El caso de Fringe, sin embargo, pese a dejarme ojiplático me paré a pensar y dije "quizá sí que saben hacia donde llevan todo esto". Y lo creo firmemente. Que amar incondicionalmente está muy bien, pero también es muy sano poner en duda algunos principios para darte cuenta (otra vez) de lo que llega a valer.

Un telespectador más dijo...

Yo tengo confianza plena y absoluta ante cualquier situación, giro de guión o trama por muy extraña que pueda parecer, seguro que endrá una explicación acorde con la "naturaleza" de Fringe.

Si, de acuerdo en que el tema Bell roza el límite de lo creíble (si es que ne esta serie existen límites) pero seguro que lo sabrán resolver maravillosamente.

Saludos!

Abril22 dijo...

Igual Abrams y cia aprendieron la lección de Alias y eso que dices de abrir cosas que luego eran humo. La 4aT fue muy liosa para luego nada y la 5aT telita... Si Abramas ha dicho que tiene Pensada Fringe como pa hacer 7 temporadas o por ahí debe ser que sabe dónde encaja cada pieza del puzzle...

Siempre me he preguntado si los responsables de las series crean la serie en cuestión como un todo y saben por dónde van o improvisan sobre la marcha según les van renovando temporadas. Nunca he entendido que estiren tanto determinada serie abriendo tramas y más tramas y que luego en la última temporada no sepan cerrar todo lo abierto. Esperemos que ahí no pase esto!!!

Crítico en Serie dijo...

Telespectador, lo bueno de Fringe es que las cosas no se quedan en el aire demasiado tiempo. Todo avanza y los misterios se cierran y sus resoluciones se integran en la trama. Todo es taaaan orgánico...

Abril22, hay de todo un poquito. Lo que está claro es que no puedes planear Perdidos sin saber qué es la isla (aunque temo que es lo que hicieron). Normalmente tienen planeados unos arcos generales y luego la chicha que sea lo que Dios quiera. Lo que está claro es que, si no saben cerrar la serie, es que no había plan. Galactica, por ejemplo, dio bandazos raros durante la serie, pero dio la impresión que el concepto global de la serie lo tenían bien pensado.

OsKar108 dijo...

A mi el de Bellivia ha sido un giro que , pese a su rareza, me ha gustado, y espero y deseo (además estoy bastante convencido) de que lo tenían en mente desde hace tiempo, de ahí los regalos a Walter y a Nina.
Larga vida a Fringe, y a Gene, of course XD.

¡Saludos!

Eloi dijo...

Pues he visto unos spoilers del final de la temporada que ni te digo! A mi me parece que se les ha ido un poco la olla con tantos universos...

Crítico en Serie dijo...

OsKar, por eso de que estaba planeado también espero lo mejor. Sin embargo, a ver cómo avanza el tema, que quiero Olivia vuelva. ¿Te das cuenta que llevamos dos episodios sin la protagonista de la serie? Me parece muy, muy fuerte. Por no decir que ni tan siquiera tuvimos ninguno de los protagonistas en el último episodio. Esto es arriesgar.

Eloi, calla, calla, que me pones los dientes largos. No quiero espoilearme nada ahora, pero ya me da miedo todo. Pero de momento opino distinto: ¡que abran más universos! Si lo llevan tan bien como 'el de rojo', yo lo acepto.