lunes, 6 de junio de 2011

El acelerador de Nikita

En la televisión americana hay dos temporadas muy claras: la de otoño, que va de septiembre a mayo, y la de verano. Que nos hayan dejado sin nuestras joyas semanales es un buen revés (temporal en la mayoría de los casos) pero la parte positiva del embrollo es que entre una temporada y otra (del invierno de las networks al verano del cable) nos suelen dar unas pequeñas vacaciones. Nada de nuevos deberes semanales. Lo que hay es un tiempo para las recuperaciones, retomar aquellas series que dejamos durante el curso y darles otra oportunidad. Nikita, en mi caso, era una de ellas.


La serie con Maggie Q, que no sé si nos podría hacer un Shakespeare a menos que llevara un bazoca en la mano y unos tacones-USB, es uno de esos extraños casos que no sabes exactamente qué pasó con ella. Cuando la empecé en otoño pensé que era correcta con sus aires de serie B y que era una grata sorpresa haber encontrado un procedimental de esas características en un canal tan pavo como la CW. Pero no terminaba de motivarme del todo por culpa de la rígida estructura (me daba pereza el rollo “Nikita lucha contra la sección, gana pero queda mucho camino por recorrer”), tenía otras prioridades y pasé de ella. Por eso llegó un punto en el que no entendía algunas impresiones que corrían por internet. Que si vicio, que si era el nuevo Vampire Diaries... ¿hablaban de la misma serie de la que había visto un puñado de episodios? Sí y no.


Supongo que sólo sus show-runners sabrán si todo el arsenal de avances, giros y escarceos amorosos estaban previstos para este año, pero la cuestión es que justo antes de despedirse por Navidad dio un giro de 180º. La estructura del largo plazo se tiró por la borda y tomó un camino completamente distinto. Nikita avanzaba poco a poco y su compañera de aventuras, Alex, lo hacía a pasos agigantados (con sus flashbacks muy casposos). Las razones, si no estaba preparado desde el inicio, podían ser dos (que en realidad se puede interpretar como la misma): que los propios responsables creyeran que la cancelación era probable y quisieran hacer partícipe al espectador de sus planes futuros, o que les pidieron una TheCWización y ellos decidieran poner algo más en el asador aparte de un vecino acorde con la filosofía del canal (bueno, que esto nos lleva a la conclusión del primer punto).


El resultado quedó bastante atropellado, siendo sincero. Algunos asuntos como el amigo gubernamental de Nikita, que parecía que servía a unas intenciones (románticas), quedó truncado. Bueno, y todo, todo, todo se precipitó. No me extrañaría que en realidad hubieran quemado el material de dos o tres temporadas (¿en serio estaba preparado que Alex se fuera a vivir por su cuenta a los diez episodios?). Pero que nadie lo interprete mal: su deriva fue tremendamente entretenida. Las huidas hacia adelante, mientras no patinen mucho, son muy divertidas.


Y tras gastar tantos cartuchos y dar la vuelta al concepto que parecía haber vendido la serie, ahora sus guionistas deben buscar cómo enfocar la segunda temporada, que al final han obtenido. Y estaré aquí esperándola, que su final es una locura de tal calibre que quiero ver cómo lo resuelven. Y ver si su título, Nikita, se les ha caducado prematuramente. Bueno, y divertirme con sus peleas con zapatos de tacón, katanas y espíritu de los noventa, cuando los malos todavía hablaban con acento del este.

8 comentarios:

MacGuffin dijo...

El tacón-USB era un gadget digno de Alias, grandísimo :).

No sé cómo rayos van a afrontar la segunda temporada, pero sí han de vigilar que Alex no se coma la serie. Yo no quiero, al menos, que las peleas de Nikita me divierten mucho, más aún cuando la ponen en plan sarcástico.

hatshet dijo...

Me ha encantado! Me he quedado como a mitad de la temporada pero ahora, sabiendo que va a pasar de todo creo que me voy a poner a ello ya mismo! Me gusta esta serie, no es que sea la mejor del mundo pero es muy entretenida, veremos cómo avanzan la segunda temporada. Muy buen post!

Un telespectador más dijo...

Empezó a paso lento pero cuando metió quinta no veas los entretenida que se volvió. Para mi el mejor estreno en las network de este año (aunque tampoco sea mucho decir, porque poca cosa salió potable).

Saludos!

Dimaku dijo...

Yo solo vi los dos primeros hace un par de semanas y me parecieron entretenidos sin más, pero el acelerón del que hablas está haciendo que me pique la curiosidad y la verdad es que el planteamiento puede dar de sí. Creo que voy a ver unos pocos más a ver qué tal.

Por cierto, por mí que le den todo el protagonismo que quieran a Alex, que desde 'Mujeres Desesperadas' llevo queriendo ver a Lyndsy Fonseca en un papel importante.

satrian dijo...

A mí me gustó el turbo que le metieron, pero no las vueltas sentimentales que dieron con el personaje de Maggie Q, en general la serie me ha dejado buen sabor de boca.

ALX dijo...

Para mi ha sido el Vampire Diaries de este año. No esperaba nada y ahora mismo me han convertido en el fan número 1. Temía como dices que me aburriese su estructura, pero reconozco que su primer tramo, pese a repetitivo contaba con las dos protagonistas que demostraron tener mucho más carisma del que parecía.

Y claro, a partir del parón navideño se cargaron mi expectativas y avanzaron en doce episodios lo que otras series habrían contado en tres temporadas.

Ahora mismo se abre un nuevo camino que promete ser interesante. Me pasé todo el final de temporada temiéndome que los guionistas se acobardasen y diesen marcha atrás con todo lo que iban proponiendo. Pero se ve que han decidido tirar la casa por la ventana. Ahora que puedan mantener el nivel.

Por ahora, Nikita se ha convertido en mi nueva Alias después del fiasco de Fringe, pero me refiero al Alias de la primera temporada, antes de que comenzasen los desvaríos.

Crítico en Serie dijo...

MacGuffin, es eso. No sé hasta qué punto llevarán hasta las últimas consecuencias la trama de Alex o si en nada nos lo tendrán resuelto. Sea como sea, el máximo rival de la serie será mantener sus cifras sin un lead-in. Quienes se quejen con antelación de que está programada en viernes... la excusa no servirá. Smallville y Supernatural han tenido buenos registros por allí (para la cadena, que quiere decir menos malos) así que no se esperará menos. Ay, ay.

Hatshet, ¿a qué esperas? Ahora llega lo mejor ;)

Telespectador, diría que vivió un proceso parecido a Fringe. De repente se dieron cuenta que quizá no durarían tanto como quisieran en antena... y quemaron los cartuchos rápidamente para quedarse tranquilos de espíritu y no pasarse el resto de su vida diciendo "pero es que teníamos tantos planes para la serie...".

Dimaku, algo me impide creer que Lyndsy sea 'buena' actriz pero la encuentro muy resultona. También me gustaba mucho en Wisteria Lane. Bueno, es que allí siempre hay calidad.

Satrian, eso se llevó con muy poco tacto. Avanzó demasiado rápido y se nota que al principio de temporada no lo tenían planeado.

ALX, fue por tus comentarios que decidí volver a verla. Cuando leí que decías que era un 'Vampire Diaries' me dije "tiene que ser por algo más que aún no he visto". Efectivamente. De repente se convierte en algo mucho más serializado y adictivo, aunque con unas dosis extras de caspa.
Y sí, sirve como sustituto (menor) de Alias porque tiene féminas soltando hostias, pero sigue un camino más parecido a Fringe en cuanto a avanzar trama y mezclar casos. O esa es la impresión que tengo yo.

luisl dijo...

Todavia no la vi pero escuche de todos lo mismo. Igual me da rabia que muchos no me creen que TVD es genial y ven Nikita, que seguramente por mas buena que sea no se si estara a ese nivel.

Y lo que espero que ahora con estas dos series siga asi CW.

Los estrenos que esta sacando ahora son cada vez mejores. Y ya esta por terminar OTH, Gossip Girl en cualquier momento y 90210 no se cuanto mas pueda durar.