jueves, 8 de septiembre de 2011

La venganza de Amanda

Últimamente tengo la impresión que sólo se habla de expectativas. Es septiembre, hay estrenos y cada opinión que nos forjemos puede tener mucho qué ver con lo que esperábamos del producto en cuestión. Algo así puede que me haya ocurrido con Revenge. Sospechaba que sería un culebrón de segunda, un artificioso escaparate de puñaladas traperas con el que no conectar (como Gossip Girl). Pero cuando al sorprende para mejor, el gozo después es doble o, en el caso de Revenge, hasta triple. Echaba de menos un culebrón en el primetime y de repente llegó Emily VanCamp con uno de los buenos, aunque a simple vista todo pueda parecer un oxímoron.


Primero debería definir qué es, en mi opinión, un buen culebrón. No es necesariamente aquella serie que brilla por el subtexto. Tampoco aquella con los mejores actores. Lo que sí precisa es a una mujer que haya nacido para encarnar a una víbora y otra para erigirse en el eje del Bien, que despierte empatía y con el que sufrir, y debe evitar tanto como pueda convertirse en algo inverosímil (aunque casi todos los personajes de esta clase de productos acaban perdiendo el norte). Dallas, por ejemplo, nunca fue la niña querida de la crítica (sólo estuvo nominada al Emmy al Mejor Drama después de la segunda temporada) pero tenía unos personajes con miga y mala leche, aunque sus actores tuvieran unos justísimos registros interpretativos. Y el piloto de Revenge, que ya se ha filtrado, apunta a una conjunción de estos elementos.


La serie cuenta la historia de venganza de Amanda (VanCamp), que regresa a los Hamptons con otro nombre y hecha toda una mujer. Amanda, ahora Emily, tiene un objetivo claro: destruir las vidas de aquellos que acabaron con su padre y que, de rebote, también se cargaron su infancia. Así que alquila la casa donde vivía de niña y desde donde puede verse las caras de balcón a balcón con su rival más poderosa: Victoria Grayson, la monarca de este elitista lugar de veraneo que tiene un hijo que, como indican en el primer episodio, caerá en las garras de Amanda.


Esta pista de por dónde andará la trama justamente ha sido lo más criticado del piloto. También puede considerarse su declaración de intenciones más ambiciosa. Es muy distinto construir una historia poco a poco, sin saber hacia dónde nos dirige, que empezar sabiendo que Amanda se promete con el hijo Grayson y que éste es asesinado en la arena (o esto nos dan a entender y que nadie suelte la palabra ‘spoilers’ porque es la primera escena de la serie). Sin embargo, no me atrevería a pronosticar que es un error porque nos falta ver cómo tensan las cuerdas del relato y yo me fío de Mike Kelley que nos ofreció Swingtown hace un par de veranos (quien no la haya visto que sepa que es muy recomendable).


En un panorama televisivo en el que cuesta captar a espectadores para productos serializados, esta elección sirve para que el público sepa que hay un fin (de ciclo) y así evitar que abandonen el barco antes de llegar a buen puerto. Emily VanCamp, además, sabe ser adorable y turbia a la vez (y sirve de eje del bien, aunque ella misma reconozca que sus viles actos no pueden acarrear nada bueno), Madeleine Stowe tiene una gran presencia como bruja de la función (ni se me ocurrió por la cabeza que pudiera defraudar) y la serie sabe transmitir muy bien el lujo y la frialdad de estos círculos y aprovecharlo a su favor.


Entre esto y que encima la voz en off consigue no caer en ridículo (aunque casi lo haga), Revenge puede ser todo lo que le pido a un producto de estas características, que incluye peleas felinas en cada episodio. Si todas son de tan buen gusto como el primer acoso y derribo de Amanda, que ejecuta con muy buen gusto, estaremos ante un delicioso culebrón que ha superado todas las expectativas (y a esto yo le llamo un must-see, por supuesto).

10 comentarios:

Labekoa dijo...

Bueno, venga, aunque en principio es de las que menos me llama de esta nueva temporada le haré un hueco a sus primeros dos episodios y te cuento. Deberías haber titulado el post " Ponga un culebron en su vida"

satrian dijo...

El punto fuerte de la serie tiene que ser el enfrentamiento entre los personajes de Emily y Madeleine, y me sigue sin convencer la VanCamp poniendo cara de mala, y la Stowe sigue siendo demasiado fría, puede ser un buen culebrón pero ví demasiadas posibles tramas que me llevan a pensar que parte de él va a ser muy malo, aunque la central pueda funcionar en cuanto las dos actrices principales cojan ritmo.

Un telespectador más dijo...

a mi me ha dado buenas sensaciones, precisamente porque no me esperaba mucho de la serie. Con que sigan dandome buenos careos y un golpes bajos me la quedaré, aunque como dice satrian la VamCamp no me termina como mala con su carita de ángel.

Saludos!

OsKar108 dijo...

No termina de "llamarme", con lo que vi en su trailer y todo lo que he leído sobre ella.

Sí tengo apuntada Swingtown.

¡Saludos!

Dimaku dijo...

Las tramas secundarias de momento son bastante sosas y de saldo. Pero la principal ya me tiene muy enganchado, y siendo la protagonista Emily VanCamp de momento seguiré con ella, pues tiene tantas posibilidades de convertirse en un gran culebrón como de hacerlo en un producto descafeinado.

Lo malo de las filtraciones de pilotos son las tres semanas que hay que esperar para ver el segundo.

Manganxet dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Me ha gustado mucho, y si empieza a hundir a gente como ha hundido a la primera persona, la voy a disfrutar muchísimo.

zumy dijo...

me ha gustado el piloto, y la manera inteligente en como la protagonista esta haciendo las cosas... espero que no defraude

Crítico en Serie dijo...

Labekoa, quizá titularé así mi próximo post sobre Revenge (si me sigue gustando, algo que tardaré en comprobar) :)

Satrian y Telespectador, VanCamp tiene algo. Lo tenía en Everwood, siguió con ese factor X en Brothers & Sisters y aquí me sigue gustando. Pero no digo que sea buena actriz.

Oskar, juzgar un producto por su tráiler no es muy fiable. Si los pilotos engañan, los avances aún son peores :)

Dimaku, si la principal es bien llevada, funcionará. Si es un chicle insípido, será un bodrio y un placer culpable.

Manganxet, qué gracia y qué sutileza. Ese "¿Cómo está tu marido?" es brutal, sobre todo por la mirada de cabreo y decepción y desconcierto de la Stowe (bueno, y su posterior discursito es para quitarse el sombrero).

Zumy, ¡crucemos los dedos!

mpc dijo...

Hola!
Acabo de conocer tu blog y me ha gustado mucho.
Yo he empezado un nuevo blog que habla un poco de todo y entre otras cosas de series. Te invito a conocerlo y a que si te gusta lo sigas.
http://desdenuestrosofa.blogspot.com/
Yo por mi parte te seguiré leyendo porque gracias a este post he conocido una serie q tiene muy buena pinta y no sabía nada de ella.
Saludos!

Mariadel dijo...

A mi me gustó, y paso el filtro familiar que es aun mas importante, muchas series quedaron atras sin mas oportunidades por un comienzo regulero, a ver como sigue...