miércoles, 16 de noviembre de 2011

Blancanieves, Cary y Serena

- Ya se puede decir que Once Upon a Time es el estreno dramático de la temporada. Se ha estabilizado por encima de los once millones de espectadores y tiene las mejores cifras en los demográficos preferidos por los anunciantes: empezó con un 4 y un mes después se ha estabilizado en un 3.8, una rareza en estos tiempos donde todo cae cual Pan Am (ay, pobre postal). Lo que me tiene en ascuas, no obstante, es el uso que están haciendo de la señorita Blanchard. Sabemos que es alguien importante para el relato porque está interpretada por Ginnifer Goodwin, porque es la madre de la supuesta protagonista y encima es, no lo olvidemos, Blancanieves. Y, tras ponerla en la primera línea con una historia de amor que distaba bastante de la original, vuelve a estar en un segundo plano. Este temple por no agotar los recursos demasiado rápido es otra razón por la que confío en este producto, aunque algunos ya estén decepcionados al ver que no hay tantos giros como en Perdidos. ¡Por favor, que se llama Once upon a time!


- Harry Osborn era un niño rico que, habituado a tenerlo todo, no podía aceptar que su padre fuera malvado y, en consecuencia, reflejó todo ese mal en Spiderman, que había acabado con él. Y, no sé porqué, no me puedo quitar de la cabeza que en cierto modo Cary Agos se está erigiendo en un villano de cómic como él poco a poco en The Good Wife. No sigue el mismo camino exacto, pero sí comparte algunos matices con el amigo y antagonista de Peter Parker.


Para empezar, tiene en común su condición de niño de bien que no está acostumbrado a oír la palabra “no”. Después prefiere no asumir la verdad y culpar a los demás de sus errores (en este caso suyos y no de su padre), y decide odiar visceralmente a Alicia Florrick por ganar la carrera para conseguir un empleo fijo en el bufete de Lockhart y Gardner (y a sabiendas que ella era una muy buena abogada). Y al final decide aliarse con Peter Florrick, pasándose al lado oscuro de forma definitiva.


Era como ver a Harry entrar en la guarida del duende verde. Esa imagen, además, se amplió cuando estrenó despacho y cada vez estoy más intrigado por descubrir hacia donde lo llevarán el matrimonio King. Debe ser el retrato más interesante de la temporada porque tiene unas motivaciones detrás que hemos conocido, porque sabemos que hay algo de bondad en él y porque además está enamorado de una damisela que le debe lealtad a Alicia. Bueno, también tiene mérito que acabe de llamar “damisela” a Kalinda y que, si seguimos con la teoría, Alicia pueda ser considerada directamente una superheroína. Ironías de la vida.


- Quien no goza del favor del Dios de los guionistas, sin embargo, es Serena Van der Woodsen. Cinco años llevamos de Gossip Girl y cinco años lleva vagando por las calles de Manhattan como una niña mona que no sabe qué hacer con su vida y agarrándose al primero que pasa. Lo curioso es que ella siempre ha sido la razón por la que he sufrido una serie tan mala como ésta por el simple hecho que Blake Lively me parece un encanto de mujer a la que han tratado como un maniquí un tanto furcio. Tiene un carisma desbordante y quien no esté de acuerdo que me explique cómo ha pasado de Leonardo DiCaprio a Ryan Reynolds sin despeinarse.

4 comentarios:

Camelot dijo...

No he visto Pan Am y no me apetece. Será que por no ser fan de la Ricci me estoy perdiendo de algo bueno, no importa me resistiré todavía un poco...

TGW es mi preferida por lejos, la descripción que haces de Cary me parece correcta, es lo que permite que los personajes de esta serie sean multidimensionales y uno pueda identificarse con ellos, a veces son buenos, a veces son malos, a veces sus decisiones son racionales otras tantas incomprensibles... como nosotros, vaya.

mely dijo...

Lo de OUAT tiene su merito, estabilizarse con un 3.8 en las demos para ser no solo un drama sino uno que al principio te pude repeler por su argumento. Yo todavía no se muy bien para donde va la serie pero hasta ahora sus 4 capítulos me han gustado.

Yo tengo que decir que a mi hay veces que Cary me desespera un poco, es como dices va pasando poco a poco al lado oscuro. Ese resentimiento que tiene de que en Lockhart lo hayan rechazado por decirlo de alguna manera le afecto mas de lo que quiere aceptar y aunque sepa que esta mal ir por el camino que esta yendo, lo va a ser porque en el fondo es bastante egocéntrico.

y al final no he podido ignorar lo que comentabas de Blake Lively con todo el rollo de Leonardo DiCaprio y Ryan Reynolds. y es bastante cierto y no solo eso, a ganado bastante renombre en los altos círculos de Hollywood siendo imagen hasta de Chanel. así que definitivamente algo tiene, aparte de su deslumbrante fisico.

Abril22 dijo...

Yo después del final de The Good Wife sigo desconcertada. Con lo que me Encantan no lo siguiente este par y cuando por fin me dejan ASÍ? Muérome!!!!

Peter y Will tienen un PELIGRO!!! Y vaya pillada a quién se le ocurre el móvil se SILENCIA!!! Cuando explote puffffff!!!!

Crítico en Serie dijo...

Camelot, hay mucha gente que no está convencida con Pan Am pero creo que deberías verla sólo porque su concepto es diferente. No tiene tramas fuertes sino que opta por ser una postal preciosa y mucha gente la critica por ello mientras que otros creen que es un encanto. Es curiosa, por lo menos.

Mely, bajar menos de un 10% desde el estreno es un gran logro, y tanto.
Y Cary va a ir por el mal camino, por supuesto. La pregunta que me hago es si empezará una relación antes o después de que Kalinda arregle las cosas con Alicia. Sea como sea, dudo que nuestra protagonista se fíe de la detective si sale con el hombre que más la odia en este mundo.

Abril22, lo del móvil era un error inocente, pero me gusta el desliz que así Diane tiene más protagonismo, ni que sea mirando de escondidas a nuestros dos amantes.