jueves, 12 de enero de 2012

Los críticos y Michael Patrick King

Las rondas de preguntas de la asociación de críticos de la televisión siguen sucediéndose estos días. Ayer le tocó a la CBS y a las series que querían promocionar y, a pesar del horror que dicen que fue ver el piloto de Rob con Rob Schneider, la polémica recayó en el co-creador de 2 Broke Girls, Michael Patrick King, y los periodistas que se le lanzaron a la yugular. Según explicaron los medios durante (por twitter) y después del encuentro (en publicaciones como ésta), aquello fue como acorralar un doberman en una esquina.


King, que dio la cara ante los medios porque la otra responsable, Whitney Cummings, protagoniza una serie en un canal rival, se encontró con una horda de críticos que le acusaron de tener un humor racista y le exigieron que redirigiera la sitcom. Bueno, no se lo exigieron. Sólo le dieron a entender que los personajes eran planos, el humor ofensivo y que ya era hora de dejar de hablar de vaginas y sexo anal.


Obviamente, el señor King pasó a modo defensivo y replicó que los personajes iban ganando en profundidad a medida que avanza la serie (como si tuvieran que hacerlo y tuviera que justificarse) y que su sentido del humor era “classy dirty” y que no tenía intención de cambiarlo. Ni tan siquiera sus bromas raciales que tanta polémica despertaban entre el público. Según él, perteneciendo a otra minoría (la homosexual), no entendía porqué la gente se encendía tanto con las bromas sobre todo centradas en Han, un personaje asiático.


Mientras que no estoy de acuerdo con este argumento (que sí le serviría para legitimar sus bromas hacia el colectivo gay), al leer la crónica del evento también entiendo su dramático posicionamiento. No le dieron tregua. Si no era demasiado básico, tenía un lenguaje demasiado sexual para las 8.30h en la CBS (a lo que respondió que no estábamos en 1994) y sino desaprovechaba a Kat Dennings y Beth Behrs.


Seguramente él creía que, siendo el creador de la comedia novel más exitosa de la temporada, le recibirían con halagos y pasaría un buen rato con sus dos estrellas, Dennings y Behr. Y, siendo sinceros, hasta da pena leer las transcripciones del panel. Puede que su sentido del humor sea soez, explícito y racista, pero también es bastante obvio que King es tan inofensivo como un yorkshire y que detrás de sus guiones no hay discurso alguno Se mete con el coreano por ser asiático, con la rubia por su color de pelo, con la pobre por su nivel educativo y con los gays por su sexualidad. En este sentido no hace distinciones y con un par de preguntas bastaba.


Y al final, leyendo los apuntes de los periodistas que estaban allí, he acabado con la impresión de que les molesta a un nivel personal que una serie de las características de 2 Broke Girls sea la comedia revelación del año. No solamente porque su éxito les obliga a verla, sino porque les irrita pasárselo bien con una serie tan simple y barriobajera. Y jode cuando disfrutas con algo que te gustaría odiar. Y frustra. Pero que se beban sus penas, si les hace sentir mejor, pero no hace falta que se comporten como si fueran inmigrantes coreanos de primera generación perseguidos por la dinastía de Kim Jong Il.

9 comentarios:

Miriam dijo...

Menudo cabreo te has pillado!! Y eso que es por una comedia en que sobretodo no te la tienes que tomar en serio. Y a los que no te tienes que jamas tomar en serio es a los críticos de televisión, yo nunca lo hago :)

Crítico en Serie dijo...

Miriam, yo no me he pillado ningún cabreo, sólo me da pena M.P.King. Es que fueron a por él. Algo vergonzoso. Y queda muy claro en el hecho que desde ayer no se habla de otra cosa. No fue ni medio normal.

Miriam dijo...

Realmente era un blanco fácil y se aprovecharon de ello. Pero aún así sigo pensando que lo mejor que puede hacer M.P.King es ignorar no seguir la corriente. Él sabe que tipo de serie está haciendo y con eso debe bastarle.

Maitetxu dijo...

Fueron a machete! Dio la casualidad que estaba conectada a twitter mientras hacían el panel y quedé atónita con lo que estaba pasando... Si en vez de críticos de Tv parecía una masa de fans enfurecida!

Los críticos pueden ir diciendo lo que quieran... que la serie es una de las de máxima audiencia.

Como muy bien dices, puede que justamente les joda el hecho de disfrutar con algo que les gustaría odiar.

embri dijo...

Es, sin duda, la comedia revelación del año. ¿Dónde puedo leer la transcripción del panel? Gracias

Spoiler Alert! dijo...

Efectivamente, como dices, como si tuviera que justificarse. Es soez, sucia y descarada para los años 90, no entiendo en absoluto el alboroto.

Un saludo!

Camelot dijo...

A mí no me da ninguna pena. King también respondió con sarcasmo y no fue para nada defensivo sino agresivo, con algo más de manejo hubiera podido evitarlo, a menos que no hubiera querido, ya saben como algunos gustan de victimizarse para ganar adhesiones, y lo consiguen...

2BG es una serie normalita y tirando para mala, los chistes al principio te causan gracia porque te sorprende lo soez, lo explícito y lo racista. Yo la disfruté durante sus primeros capítulos, pero después de eso ¿qué queda? La cruda realidad es que los personajes son planos, los argumentos facilones... caray lo mismo que se le puede criticar (con justicia) a Tim Allen con su Last Man Standing, que también tiene millones de seguidores, pero no tantos defensores por aquí, quizás porque no es soez, explítica ni racista.

Acaban de terminar los People's Choice Awards y precisamente 2BG han triunfado como mejor nueva comedia... pero luego uno nota que Little Pretyy Liars ganó en mejor drama de cable venciendo a Dexter y Juego de Tronos y uno se da cuenta de qué estamos hablando.

Alex dijo...

Interesantísimo esto que cuentas, y me parece muy curioso que ocurra además pocos días después de que David Fincher afirmara que "los críticos no sirven para nada" (http://www.elpais.com/articulo/cultura/criticos/sirven/nada/elpepicul/20120105elpepicul_1/Tes).

Y ahora mis dos centavos:

En general, por lo que yo leo, percibo a la gran mayoría de crítica televisiva americana muy pagada de sí misma. Demasiado pagada de sí misma. Y ese rechazo ante productos de puro esparcimiento y sin motivaciones culturales más altas existe y, por lo que leo, ahora la han tomado con 2BG y su éxito. No es nada nuevo, claro, y si no que le pregunten a Chuck Lorre. A cada espectador que ganaba con Dos Hombres y Medio le acompañaban críticas y ataques por igual.

Luego está el tema de las acusaciones sexistas o racistas. A mí me parece un poco vergonzoso que una gente que trabaja para los medios más importantes del negocio no sepa diferenciar entre obra y autor, eso para empezar. Pero es lo de siempre, hay que atacar a alguien, ya que hacerlo a algo es mucho más inane. Al mismo Moffat le acusaron, ¡desde The Guardian ni más ni menos!, de ser sexista por su reinvención del personaje de Irene Adler para Sherlock. Una locura todo.

Ahora, me temo que no estoy de acuerdo del todo con tu alegato final. Yo no creo que les joda disfrutar con algo que deberían odiar. Bueno, no lo sé, a alguno puede que le ocurra, seguro, pero no creo que ese sea el motivo generalizado. A mi parecer les jode que lo que no les guste y lo que representa lo contrario de lo que ellos consideran como "televisión de calidad" triunfe. Un asunto más de alta cultura frente a baja cultura, diría yo.

Dicho todo esto, yo a 2BG no me acerco ni con un palo, pero en ningún caso se me ocurriría: criticar un género o un tipo de humor por el mero hecho de serlo y, mucho menos, hacer campaña a cuchillo contra los que lo practican.

Crítico en Serie dijo...

Miriam, el problema que tuvo MPK es que no pudo esquivar la polémica. Le preguntaban y preguntaban sin darle tregua.

Maitetxu, deberían haber mantenido la compostura. Esto es lo que me ofende. Al fin y al cabo, 2BG se mete con todo. Es racista, feminista, machista, antireligiosa, clasista, antipija y todo lo posible. Todo de muy mal gusto, pero por lo menos no discrimina a nadie.

Embri, no sé donde hay una transcripción. Yo seguí sobre todo los apuntes de los que twitteaban desde el panel. Pero el otro día un periodista, Michael Ausiello, bromeaba con subastar la transcripción oficial del evento.

Spoiler, exacto. :)

Camelot, curiosamente no fueron a saco a por ninguna otra serie, por más que les parecieran malas. El panel de ROB, por ejemplo, fue muy tranquilo. Lo extraño es que fueran tan a saco a por MPK. Y yo sigo pensando que no estaba agresivo, sino muy a la defensiva. Por supuesto que no iba a ceder ni un centímetro ante semejante ataque. Que eso en realidad era una visita casi de cortesía.

Alex, muchos de esos periodistas reconocen que "hay muchas cosas de la serie que les gustan y que a partir del panel vieron que el autor no rectificaría nada". Pero para ellos lo que hay que limar no solamente son las bromas de cariz racista, sino también moderar el uso de las palabras vagina y sexo anal. Y la cuestión es que, si quitas las bromas sexuales, deja de haber serie. Por eso digo que les frustra que les guste la serie. Dicen que les disgustan ciertos aspectos... que son los que la definen. Porque, por más que digan que la química entre ellas se merece 'más', está forjada a partir de bromas machistas, racistas y sexuales. Que se aclaren.