miércoles, 11 de enero de 2012

La astucia del zorro

La asociación de críticos de televisión de los Estados Unidos está celebrando estos días unas jornadas para que las cadenas puedan presentar sus nuevas propuestas, como bien explicó MacGuffin en el último programa de Yo Disparé a J.R., y es imposible no intentar sacar conclusiones de las declaraciones de los ejecutivos. Al fin y al cabo, los mandamases del sector no se prestan a responder a los periodistas cada día y aún hay demasiados misterios abiertos de cara a la próxima temporada.


Una de las cadenas que lo tiene más peliagudo a la hora de tomar decisiones (por unos motivos que ya le gustaría tener a la ABC o NBC), es la FOX. Entre que no programa la última hora del primetime y que casi toda su parrilla funciona, intuir cuáles se quedarán y cuáles se largarán está complicado. Sobre todo porque hay que mejorar, hacer hueco a nuevas propuestas para no quedarse estancada y tener en cuenta otros factores, y encima X Factor se quedará otra vez tres horas en otoño y American Idol en primavera, dejándoles poco margen de maniobra.


El presidente de la FOX, Kevin Reilly, dejó ir algunas perlas que seguramente tendrán repercusión en las próximas semanas. Para empezar, al ser preguntado sobre Fringe avisó que él no estaba en el negocio de “perder dinero”. Esta declaración que para algunos sonó a “¿preparados para la cancelación?”, para otros como Tim Goodman de The Hollywood Reporter fue interpretada como indirecta de cara a las negociaciones con la productora. Ya puestos a que los viernes son una noche prácticamente muerta, parece ser que la FOX quiere aprovecharla para mejorar su imagen. Otra cosa es que las conversaciones con Warner puedan salir adelante y que aún puedan aplicar más recortes a la serie (o que salga rentable con menos ingresos del canal).


Pero otro tema candente es el futuro de House y el de Terra Nova. Mientras que siempre se dio por supuesto que el éxito de Alcatraz, que se estrenará en breves, podría comportar la extinción de los dinosaurios, Goodman sostiene que el huraño doctor puede tener también algo que ver. Con unas audiencias bastante mediocres, unos costes por las nubes y el contrato de Hugh Laurie en el aire, la FOX podría optar por finalizarla, lo que tendría sentido. Pero tanta la cancelación de ésta como la renovación de Terra Nova son decisiones que deben tomarse rápidamente.


Por un lado, David Shore quiere darle un cierre en condiciones a House y la serie de Steven Spielberg necesita tiempo para planear la producción de la segunda temporada. Además, tal maniobra ahorraría el tener que reconocer el relativo fracaso de Terra Nova y sus audiencias, a pesar de no ser masivas, tampoco están mal para arrancar una noche tan complicada como la de los lunes. El presidente de la FOX tiene muy claro que toca crear comedias multicámara, pero ante el triunfal bloque de la CBS no sería muy buena idea y Alcatraz parece ser material para las 21h.


Claro que, si Terra Nova vuelve, tendrá que limar muchas asperezas. Durante todo el otoño hemos visto cómo vacilaba a la hora de encontrar un tono familiar, de aventuras y misterio firme, con ideas interesantes que no lograba ejecutar de forma inteligente y una ambientación lamentable. Pero la premisa sigue allí y la ausencia de una cancelación oficial da que pensar que alguien aún confía en ella, aunque tenga que reconstruirse desde sus cimientos en septiembre y seguramente dejar que un tyrannosaurus se coma a Josh Shannon.

4 comentarios:

MacGuffin dijo...

Sobre Fringe, casi más interesante fue que Kevin Reilly dijera que su emisión era casi una cuestión de orgullo para él. Se avecinan negocaciones a la Chuck entre Warner y Fox.

Abril22 dijo...

Miedo me da lo de Fringe. Si acaba esta temporada que lo digan ya y nos Mentalizamos. Y que le den un Finalazo como merece. Y si deciden hacerla imagen de Marca/Cadena pues que lo digan también. Qué sin vivir por favor!!

Eloi dijo...

Yo lo siento, porqué sé que aquí sois todos muy fans de Fringe, pero a mí la serie ya me ha cansado. No siento nada por los personajes, y es una pena pues Olivia me encantaba.
Con Walter me está pasando lo mismo que me pasó con Sheldon a partir de la 3a temporada de TBBT: sus excentricidades se me están haciendo insoportables. No puedo más con ellos.
Ojalá la cancelen (pero con final cerrado, claro!), porqué no quiero verme obligado a ver otra temporada entera.

Crítico en Serie dijo...

MacGuffin, el problema es que con 2,8 millones de espectadores será muy complicado mantenerla en antena. Con lo barata que querrán que se la vendan, casi mejor que la pasen a SyFy. Por cuatro duros...

Abril22, lo importante es que se curren un final. Los guionistas deberían ser inteligente y pensar un final de temporada que sirva como final y que sirva como punto y seguido. Muchas series terminan así las temporadas, pero hace falta tacto y talento.