lunes, 26 de marzo de 2012

¡No sin mi hijo!

En una serie de acción, sin unas motivaciones comprensibles, los personajes simplemente serían monigotes que correrían de un lado para otro esquivando balas. En Missing esto lo tienen muy en cuenta. Becca Winston, una ex agente de la CIA a la que secuestran el hijo en Roma, tiene su instinto maternal como mejor arma. Ella se retiró para cuidar de su retoño, después de que casi muriera con su marido en un coche bomba, y no piensa dejar que su pasado acabe con el prometedor futuro de su hijo.


Esto queda muy, muy claro. Tan claro como que ella es una castradora madre que, con años y años de esfuerzo, ha conseguido que su hijo Michael sea el único chico de dieciocho años que se pasa el día entero diciendo “te quiero” a su propia madre. Pero queda aún más claro que los dotes de Winston para huir, disparar y luchar no se deben únicamente a su formación como letal agente, sino a los superpoderes que le confiere su instinto maternal. Al fin y al cabo, hasta se le nota en la cara que es madre como así lo atestiguan sus fuentes del viejo continente.


Becca también entiende rápidamente que el mundo se divide entre aquellos que son padres (amigos) y aquellos que no lo son (enemigos). Asume, por lo tanto, que si el jefe de la CIA en París opina que se le ha ido el asunto de las manos, es únicamente porque no debe tener hijos. Nada tiene que ver que ella misma haya matado unas cuantas personas en Italia y que puede crear una crisis internacional. Y aprende lecciones tan valiosas como que puede mandar a un criminal reformado al matadero sin remordimiento alguno a menos que tenga hijos. Si los tiene, también tiene derecho a una vida plena en el campo con sus dos hijas. Es más, en su cabeza pasará de escoria humana a amigo.


Esta obsesiva fijación por explicar al espectador que, además de una serie de acción, está viendo un drama familiar, también le quita bastantes enteros a Missing porque una cosa es que se trate de un asunto personal y la otra es que se nos restriegue por la cara tanta moralina familiar. Queremos ver a Ashley Judd pegando tortas a diestro y siniestro, pero ni necesitamos que vista como una madre para entrar a una discoteca (mujer, pasa desapercibida), ni que se comporte como una ama de casa conservadora. Que entreviste a una sospechosa y le quite el cigarro de la boca porque “es muy joven y guapa y tiene toda una vida por delante” es demasiado.


De no ser por estos apuntes, Missing sería un divertimento que quemaría cartuchos en cada episodio, distrayéndonos de la trama principal con la terrible cirugía de Ashley Judd (¿estaba desaparecida porque nadie quería contratar su nueva cara o se operó porque estaba desaparecida?) y los mamporros de la protagonista, disimulando un ajustado presupuesto con simpáticos cromas y temblores de cámara. En esta línea va la participación de Sean Bean, inconscientemente paródica. Sin embargo, tanta ranciedad y poca vista le quitan brillo a la serie. Puestos a que nunca iba a ser una buena serie, que vayan a por todas y pongan a Judd bailando tangos con vestidos ceñidos y sacándose pistolas de los sitios más insospechados. Entonces, por lo menos, sería un placer culpable, culpable. No culpablemente rancio, aunque igualmente entretenido.


P.D.Podcastero: Sobre la cara de Ashley también hablamos en el último programa de Yo Disparé a J.R., donde también hablamos de la comedia romántica Bent y no evitamos las polémicas, analizando toda la segunda temporada de The Walking Dead con Ramón Rey y el regreso de Mad Men, donde hasta me enfado con el mundo y dejo de respirar porque Matthew Weiner es tan cruel con mi querida Betty Draper. Aquí tenéis la guía del episodio que os podéis descargar en la barra lateral:


- 0’: Presentación y el juicio de Mujeres Desesperadas.

- 8’: Missing.

- 15’: Bent, una comedia romántica simpática.

- 23’: The Walking Dead con spoilers de la segunda temporada.

- 52’: El regreso de Mad Men, la supuesta mejor serie de la televisión.

4 comentarios:

CL dijo...

peroen serio la de la foto es Ashley Judd???????? madre mía ahora entiendo lo k hablabais en el podcast...

Flyingvolandas dijo...

Familia, valores y madres coraje. No creo que pueda haber nada en el mundo que me interese tanto (bostezo).

Creo que esta serie está hecha para mí (bostezo de nuevo).

Imprescindib...zzzz

Abril22 dijo...

Esta serie no me llama para nada...

Sobre Mad Men a ver cómo es la 5aT y qué derroteros toman. Muy bueno lo de que Betty es una Desesperada a lo Bree Van De Camp en los 60!!!

Sería Brutal que el Juicio de las Desesperadas fuese un capitulo de The Good Wife jajajajaja!

Intentaré ojear esa serie que recomendáis que no sé ni de qué va!

OsKar108 dijo...

Solo vi el piloto, y si tengo que destacar algo es el ritmo del mismo, pero tengo la "semana seriefila" bastante completita, así que no la he añadido a al lista.

¡Saludos!