viernes, 4 de octubre de 2013

Las historias más cortas de la temporada

Tres semanas y ‘Sleepy Hollow’ ya tiene asegurada una segunda temporada. FOX no ha querido esperar y después de algún que otro fiasco en su programación han querido algo de publicidad positiva para el canal y de paso hacer un guiño a los espectadores indecisos. Es una forma de transmitir que está para quedarse, que no se cancelará en breve y que por lo tanto ya pueden ponerse con ella. ¿Quién lo hubiera dicho a inicios de septiembre cuando nadie daba un duro y se esperaba que fuera un despropósito a todos los niveles? Nadie. Pero es entretenimiento, fantasía y su estética es resultona. Jackpot.

Pero también hubo un factor fundamental a la hora de tomar la decisión. Alex Kurtzman y Roberto Orci plantearon la opción de que tuviese temporadas más cortas de lo habitual para las networks y ‘Sleepy Hollow’ solamente tendrá trece episodios tanto este año como el siguiente. Sería muy mala pata, entonces, que de ahora a invierno cayese en picado, sobre todo porque los mayores bajones de audiencia siempre suceden en primavera.

Esta duración es uno de los puntos más comentados de la presente temporada. Todo el público ha visto series de cable y sabe lo que es un arco argumental bien llevado. En veintidós episodios prácticamente nunca sale bien la jugada y suele haber episodios de relleno o que alargan innecesariamente la acción. Este punto, por ejemplo, es el que criticó Mike Kelley cuando renunció a ser el showrunner de la tercera temporada de ‘Revenge’. Alegó que él no podía escribir tramas de veintidós episodios, que era imposible hacerlo bien. Y, como ‘The Following’ funcionó tan bien el año pasado, FOX quiso probar suerte otra vez. Recordemos que también tiene la miniserie de ‘24’ para la primavera, otro proyecto de menor duración.

Tampoco son los únicos. En la CBS Jerry Bruckheimer se la ha pegado con ‘Hostages’, que todavía tengo pendiente y cuya primera temporada tendrá quince episodios (¿ya demasiados?), y en ABC está ‘Betrayal’, un proyecto que tardó bastante tiempo en desvelar que era una miniserie. Al fin y al cabo, su argumento no puede estirarse como un chicle: gira en torno a una mujer casada con un abogado que, sin quererlo, se acuesta con el rival de su marido en los tribunales en el mayor juicio de su vida. Un hombre atractivo y amable que tendrá una relación más que profesional con sus clientes. Y, por mala suerte, no solamente está fracasando en audiencia sino que desaprovecha unas circunstancias únicas.

Se echa en falta que, ya que tendrá una única temporada y que no deberá convencer al canal durante mucho tiempo, sea orgánica. En su primer episodio le da miedo parecer una historia de amor a secas y siembran constantemente la sombra del delito que luego separará a los amantes (o que arruinará la vida de Sara) y esta trama en concreto, por más que tenga a James Cromwell como patriarca de una mafiosa familia, queda como un pegote. Sería más interesante dar consistencia y explorar la química entre Hannah Ware y Stuart Townsend, que a ratos parecen de anuncio de tan fácil que les resulta ser infieles, y dejar el caso para cuando toque abrirlo. Si ‘Homeland’ es un thriller y se permitió un arco amoroso que marcó la primera temporada, esta debería ser al revés. Al fin y al cabo, todos sabemos que es una miniserie para señoras.

Sólo espero que, aunque ‘Betrayal’ y ‘Hostages’ no cumplan con los objetivos de sus canales, el éxito de ‘Sleepy Hollow’ contribuya a que los canales hagan más encargos reducidos. No todas las series pueden ser ‘The Good Wife’ y crear arcos excelentes en el marco de 22 episodios.

3 comentarios:

Jon Nieve dijo...

Estoy completamente de acuerdo, creo que las mejores series son aquellas que tienen menos episodios, en las que no se aceptan los capítulos de relleno y las tramas resultan ser intensas en todo momento. A ver si se propaga este hecho en más series ;)
PD: es la primera vez que comento en tu blog, y tengo que decirte que me encanta, y que estaré pendiente de tus entradas :3

Dexter Morgan dijo...

Es una muy buena idea. Llevar adelante temporadas de 22 episodios sin bajones y sin relleno no está al alcance de cualquiera.
No todos son The Good Wife

Crítico en Serie dijo...

Jon Nieve, gracias. Es el eterno problema de las networks. Y existe la excepción que también comenta Dexter Morgan: THE GOOD WIFE.