viernes, 13 de diciembre de 2013

Sonrisas y globos

Hay que cuidar la programación o si no se puede acabar como la NBC. Su noche más famosa, el bloque del Must-See TV de los jueves (el que antes emitía ‘Friends’ y Seinfeld’), se convirtió en el hazmerreír de la televisión con unas comedias que nadie ve. ‘Parks and Recreation’ será buena, sí, pero sus audiencias sólo tendrían sentido en un canal de cable. Por esto sorprendió cuando la semana pasada emitieron un musical en directo para televisión de ‘Sonrisas y Lágrimas’. Puede que Carrie Underwood recibiera unas críticas atroces por meterse en uno de los papeles más famosos de Julie Andrews, pero más de 18 millones de espectadores estuvieron atentos durante más de tres horas. Vamos, que el problema no era la noche (que hizo caer a ‘Anatomía de Grey’ a mínimos históricos), son las series que deciden emitir.

Esta adaptación de ‘The Sound of Music’ donde también aparecía Stephen Moyer fue un éxito y, por lo tanto, el año que viene habrá más. El canal quiere establecerlo como una tradición anual pre-navideña, pese a que todavía no han anunciado cuál será el próximo, y está prevista su venta en DVD y Blu-Ray. Pero lo más importante de todo esto es que evidencia que la fragmentación televisiva existe, que el visionado en diferido hiere profundamente algunas series de televisión (en el actual modelo, claro) pero que la televisión siempre tendrá sentido a la hora de emitir eventos. A ver qué se les ocurre a las demás cadenas para sacar provecho de esta condición inmediata de la televisión.


Los Globos de Oro, que conste, son una mamarrachada. A la asociación de la prensa extranjera en Hollywood le encanta sentarse a cenar con estrellas y a menudo pierden la perspectiva. Pero, curiosamente, este año sus nominaciones en las categorías de televisión huelen a rosas. En gran parte, por supuesto, por la inclusión de ‘The Good Wife’ en la categoría de mejor drama y de Julianna Margulies y Josh Charles como protagonista y secundario (la de Charles sorprende, que hay que recordar que la categoría de secundario engloba drama, comedia, series y miniseries).

El éxito del matrimonio King confirma algo que ya sabíamos (y que el Sindicato de Actores se negó a reconocer la semana pasada con sus propios premios): la serie legal y política de Alicia Florrick está en boca de todos, está de moda. Es la explicación obvia que hay detrás de estas nominaciones ya que los Globos se guían mucho por el ruido mediático. Y hay que reconocer que resulta tremendamente refrescante que ‘Homeland’ haya sido ignorada, al igual que ‘Mad Men’ ya pasó desapercibida el año pasado: puede que su primera temporada fuera fantástica pero desde entonces sólo ha ido a peor. Ni tan siquiera Claire Danes se ha visto reconocida en una categoría de actriz principal que es muy refrescante y sobre todo sólida: a Margulies la acompañan Taylor Schilling (‘Orange is the new black’), Kerry Washington (‘Scandal’), Robin Wright (‘House of Cards’) y Tatiana Maslany (‘Orphan Black’), en un reconocimiento que la actriz ni se hubiera atrevido a soñar cuando se ganó un protagonista en una serie para el canal BBC America.

Hay más cosas destacables como la segunda nominación de Hayden Panettiere por ‘Nashville’, que demuestra que realmente gusta (y tiene sentido, es lo mejor de la serie), la fijación de estos premios con ‘Girls’, la inclusión de dos novatas como ‘Masters of Sex’ en drama y de ‘Brooklyn Nine-Nine’ en comedia, y la indiferencia que les despierta ‘Game of Thrones’, a quien no le ha ayudado emitirse en primavera, a años luz de estos premios, sobre todo cuando tantas series han llamado la atención desde entonces. A ver en qué queda tanta agradable sorpresa cuando llegue enero.

1 comentario:

Edurne García dijo...

A mi las nominaciones de los globos de oro me han parecido cuanto menos divertidas, y en algunos casos muy justas, como el de The Good Wife que ya comentas tú y también el de Tatiana Maslany. Aunque puestos a pedir podrían haber incluido a Lizzy Caplan en la categoría de mejor actriz principal en lugar de Kerry Washington (sigo sin entender como esa mamarrachada de serie se puede colar en cualquier premio).

P.D.: Estoy deseando que comentes el final de la temporada de Sons of Anarchy, quizá la season finale que contiene la escena más impactante y terrible de la serie en mucho tiempo...