miércoles, 24 de septiembre de 2014

Los fenómenos

Literalmente todas las publicaciones que existen ya han comentado el aniversario de ‘Perdidos’ y ‘Friends’, mientras que aquí en este blog ni nos percatamos. No es memoria de pez sino que cuesta añadir algo a las celebraciones y recuerdos, sobre todo cuando yo espero otro aniversario dentro de unos días, el de ‘Mujeres Desesperadas’, que sí me marcó un antes y un después (y tampoco ayuda que haya escrito ya sobre estas dos series en La Vanguardia).

‘Perdidos’ no cambió la ficción, lo que cambió era la forma de verla. Hasta ese momento no había tanta paranoia entre el espectador, que desde entonces analiza hasta el más mínimo detalle cuando hay algún misterio enterrado en la trama. Aquí entran series como ‘True Detective’, que no necesitaban tal escrutinio y salieron perjudicadas por el trastorno obsesivo del público, que ha hecho desaparecer la palabra casualidad de su vocabulario. Y, junto las demás series de la temporada 2004-2005, asesinó nuestra paciencia.

Hasta ese momento, entendíamos que las series eran aquello que emitían los canales cuando les daba la gana y en el horario que creían más oportuno. ¿Que te la cambiaban de sitio? Pues no tenías que descartar que, por más que te gustase, tenía pasar a formar parte de tu pasado porque en el nuevo horario era imposible seguirla, dos años después de haber emitido los capítulos en Estados Unidos. Pero aprendimos que habían otras formas de consumir televisión, unos hábitos que obligaron a los canales a ponerse las pilas. Aunque en mi caso, que conste, primero consumí ‘Mujeres Desesperadas’ al ritmo americano.

Influencia tuvo, sí, pero esto sucede con cualquier serie de éxito. Hemos visto infinidad de series high-concept que tenían arranques potentes y luego perdían interés a una velocidad pasmosa (‘FlashForward’, ‘The Event’), pero no había inventado el género de ciencia ficción. Lo mismo podríamos decir de ‘Friends’, cuyo mayor mérito fue ser una buena comedia que crearía escuela. Los canales americanos se ofuscaban en encontrar la próxima serie sobre un grupo de amigos que rompiera los medidores de audiencia.

Quién nos iba a decir que lo más parecido que hemos encontrado a Jennifer Aniston es Kaley Cuoco. Pero no podemos comparar el timing cómico de Rachel con las habilidades de Penny, que no pasa de simpática. Una simpática que funciona bien con todo el reparto y en todas sus escenas pero que no entiende tan bien los parámetros de la comedia como Aniston. El problema es que Aniston se enfurruñó en protagonizar comedias de medio pelo en Hollywood con tal de mantener su estatus de famosa y luego la gente no se la toma en serio, pero era una buena actriz (y, según parece, tiene una película en la recámara donde sorprenderá a más de uno). Y ‘Friends’ es mejor que ‘The Big Bang Theory’, incluso con veinte años a sus espaldas.

Sea como sea, hay que celebrar el aniversario de ambas. No todas las series pueden alardear de haberlo sido todo durante un tiempo (y no utilizo la etiqueta “buenas” porque las últimas temporadas de ‘Perdidos’ todavía pienso que debería no haberlas visto). Pero me interesa mucho más el movimiento que generaron los náufragos con las desesperadas, Meredith Grey, Gregory House y, que diría mi compañera de podcast, Veronica Mars. No todos los años nacen tantos fenómenos de golpe.


P.D.Podcast: Juraría que la semana pasada olvidé recomendar el inicio de temporada de 'Yo disparé a J.R.', el podcast que grabo con mi compañera Marina Such. Pero aquí estamos otra semana con algunos estrenos, los aniversarios y el regreso de 'The Good Wife'. Aquí tenéis la guía del programa
- 00': Introducción y recordatorio de 'Friends' y 'Perdidos'.
- 09': El estreno de 'The Mysteries of Laura', el remake de 'Los misterios de Laura'.
- 22': El piloto de 'Red Band Society', el remake de 'Polseres Vermelles'.
- 34': Una primera impresión de 'The Flash'.
- 44': El regreso de 'The Mindy Project' con spoilers del 3.01.
- 54': 'The Good Wife' ha vuelto. Spoilers del episodio 6.01.

1 comentario:

Ester Vi dijo...

A mi ambas series me cambiaron.

Lost fue quien me convirtio en la seriefila que soy. Ni más ni menos. Cambio mis hábitos, hasta entonces anticuados.

En cuanto a Friends hablo de manera personal, aunque a poco que eches un vistazo te das cuenta de que es casi un asunto generacional. Friends, cambió no solo la televisión sino que la dinámica de los futuros grupos de amigos. Y 20 años despues en mi grupo de amigos seguimos diciendole "Monica" al que se pica jugando a algo, los chicos bromean al ligar diciendo aquello de "¿Como va eso?" y cada vez que vemos una paloma todos decimos "gru gru, soy la paloma, perdonar a Phoebe". Tenemos un apartamento que es nuestra base de encuentros y cenas improvisadas, y el matrimonio propietario son nuestros Monica y Chandler. Y ese sentimiento de llegar al infinito y más alla por tus amigos, ese sentimiento de amistad colectiva, no individual... la generación que nacimos entre finales de los 70 y 80 lo mamamos viendo Friends.

Para mi por muchos Friends es la mejor muestra de como la televisión puede traspasar y ser parte de tu vida.