lunes, 13 de octubre de 2014

Otoño en perspectiva

Los estrenos de otoño a veces hacen complicado transmitir la imagen global de la televisión americana. Todo es un baile de expectativas, resultados y cifras y, entre este blog y mis demás colaboraciones, no sé si doy una impresión general de qué se cuece como hacía otros años. Venga, voy a intentarlo.

Antes de septiembre, la tradición manda que debemos ilusionarnos. Hay demasiados nombres y proyectos excitantes como para comportarnos como si estuviéramos siguiendo un coche fúnebre. Luego llegan las presentaciones y descubrimos que había mucha mejor predisposición que buenos pilotos. ¡Pero esta también es la gracia de septiembre! Diría que desde que se estrenaron ‘Perdidos’ y ‘Mujeres Desesperadas’ hace diez años, la reacción es la misma.

‘Gotham’, como me temía, no ha estado a la altura de las expectativas y su exceso de villanos de Batman era tan desesperado que se esfumó todo interés. ‘How to get away with murder’ es la tontería filo-shondiana que podíamos esperar (y una copia de ‘Damages’ donde Viola Davis queda en evidencia). ‘Stalker’ es la enésima decepción de Kevin Williamson y los críticos se pondrán las botas con su explotación de la violencia sexista. ‘Scorpion’ es un sinsentido procedimental bastante entretenido y ‘Forever’ es otra serie de casos ligera y pienso seguirlas ambas, ni que sea por tener entretenimiento fácil en mi programación. Y es que 'Madam Secretary' es demasiado frustrante como ficción adulta rebajada y ‘The Mysteries of Laura’, por más que adore a Laura Lebrel, ni le pisa la suela de los zapatos a la original (unos zapatos que, por cierto, nada tienen que ver).

Otros remakes que no pienso seguir son ‘Red Band Society’ y ‘Gracepoint’: la adaptación de ‘Polseres Vermelles’ porque cualquier día de estos la cancelan y la de ‘Broadchurch’ porque es exactamente lo mismo y ni tan siquiera me entusiasmó la versión británica. ¿Y qué pasa con las comedias? Pues que tenemos comedias románticas que funcionan como ‘A to Z’, que demuestra que Cristin Milioti es de lo mejor que le ha pasado a la TV americana en mucho tiempo, y otras decepcionantes como ‘Manhattan Love Story’, donde Annaleigh Tipton y Jake McDormand hacen que recemos que estamos ante otra cosa. Karen Gillan y John Cho más de lo mismo: tendrán mucha química pero ‘Selfie’ es prácticamente insalvable. Hay que dejar de esperar milagros aunque, por si acaso, no dejaré de verlas.

Por suerte, la tradición también manda que alguno de todos estos estrenos nos acabará gustando bastante y se convertirá en una cita semanal (quien hubiera dicho que ‘The Golbergs’ se convertiría en una comedia tan simpática el año pasado). ‘Blackish’ tiene un segundo episodio correcto, ‘The Flash’ puede ser buen entretenimiento, Amazon nos tiene enamorados con ese proyecto tan indie llamado ‘Transparent’ y que está contribuyendo a discutir el papel de los transexuales en la sociedad americana, y Showtime ahora nos estrena ‘The Affair’ con un reparto maravilloso (pero ya sabéis que yo no me fío mucho del canal).

Y, si hay pocos espaguetis que se quedan pegados a la pared, no debemos olvidar que tuvimos un gran verano. ‘The Knick’, ‘Outlander’, ‘Manhattan’ y ‘Halt and Catch Fire’ no son una remesa nada habitual y sí muy privilegiada. En días como hoy, que es lunes, también debemos recordar que tenemos nuevos episodios de ‘Bob’s Burgers’, ‘The Good Wife’, ‘Revenge’ y ‘Downton Abbey’ (que no es americana pero es otra de las buenas). Otros creerán que ‘Boardwalk Empire’ y el regreso de ‘The Walking Dead’ son las grandes noticias de un día como hoy, y otras incluso 'Homeland'. Y esto son sólo los lunes, así que sintámonos afortunados que tenemos mucha buena televisión por ver, sean las novedades (que seguramente no) o nuestras viejas amigas.

2 comentarios:

Óscar Rus dijo...

Yo estoy contento con este "otoño seriéfilo". Se me acaban pronto 'Please Like Me' (ayer se emitió la season finale en Australia) y 'Hermanos' (2 episodios en Telecinco quedan por emitir) pero ahí están 'Sleepy Hollow' y 'How to get away with murder' que me dan entretenimiento puro y duro sin darle mucho al coco... 'Homeland' podrá vivir de sus rentas pero esta 4ª temporada ha comenzado muy centrada (y menos soporífera y vaga) y confío bastante en 'The Affair' ya no sólo por su casting sino porque parece que del drama familiar evolucionará al thriller (¡ojito!). 'A to Z' tiene un piloto muy bonito y muy rom-com pero el 2º empieza a distanciarse.

Óscar Rus dijo...

Ah, y 'Transparent' es una JOYA. Así, en mayúsculas. El hype, por una maldita vez, ha cumplido. Jill Solloway era una apuesta segura.