jueves, 14 de febrero de 2008

Arranque de Kyle XY: ¡Bendita confesión!

Ya era hora. Por fin, Kyle se ha confesado. En el arranque de la segunda parte de la segunda temporada (que no deja de parecer una tercera), Matt Dallas empieza contando a los Trager quién es realmente. Y menuda suerte que lo haya hecho, porque el asunto ya no daba para más. De hecho, ya hacía demasiados episodios que no se entendía tanto secretismo. La excusa era protegerlos; la realidad era que los dejaba ciegos ante los inminentes peligros que podía acarrear su pasado. Así que… ¡bendita confesión! De esta manera quizás la serie familiar podrá quitarse de encima la losa que no la dejaba avanzar.

Aún así, todos los defectos que se achacaron a la segunda temporada parecen no tener solución. Una vez revelada la enigma de donde provenía el chico, el serial perdió una intensidad que no ha recuperado. ¡Qué digna era con los primeros pasos de Kyle! y ¡qué insípida se convirtió con los coqueteos con la intriga y las grandes conspiraciones! Y la primera impresión no transmite mucha confianza de que la cosa mejore. Parece que se quedarán estancados con los problemas ‘empresariales’ del chico, en lugar de buscar otras facetas del personaje que indagar. Según parece, Kyle se quedó a medias a la hora de crecer emocionalmente, configurando una personalidad plana que no saben como explotar. Y si el veredicto para él ya es poco alentador, sería mejor ni mencionar a Jessi, la que tampoco tiene ombligo. Era obvio que una cascada no podría con ella. Y si no pudo con ella, tampoco pudo con los malos hilos argumentales que la sostienen y que son una tortura, para la pobre Jessi y para el espectador. Ella no es un personaje interesantemente ambiguo, sólo una marioneta a la que dan porrazos los guionistas.

No obstante, siempre quedarán los Trager, personajes un poco más elaborados en esta serie que de tan blanca casi es transparente. Las limitaciones económicas de Kyle XY (que se notan en cada plano) no justifican la pobreza argumental de la que sólo se salvó el inicio. Ahora será cuestión de ver si consiguen que Lori sea algo más que una chica obsesionada por un chico, Declan algo más que un mal actor, Amanda más que la virgen bondadosa, Stephen más que el padre que pasaba por ahí y Nicole algo más que una madre coraje (claro que se hace querer tanto que quizás no necesita un cambio). Y cuidado con la novia de Josh que se intuía prometedora y amenaza con convertirse tan básica como los demás.
Otra vez se encuentra Kyle XY con la misma disyuntiva de elegir entre dos caminos. Esperemos que esta vez elija el correcto.

Kyle XY se emite en Cuatro y también por el canal digital Sci-Fi

10 comentarios:

los mundos de yupy dijo...

No me acaba de convencer esta serie... a veces es muy lenta
y Kyle tiene cara de lelo... sin faltar ni nada, pero al chaval le falta algo de vidilla...
Saludos
P-Goto

Sunne dijo...

He leído la entrada a saltos por miedo a spoilers, si me dices que no tiene la reeleo. Yo me quedé en la primera temporada de Kyle, y me encantó, pero al empezar la segunda, que ya te explica todo me desinflé y la dejé, auqnue tengo todos los capitulos por si...

MacGuffin dijo...

Es que gran parte de la fuerza de Kyle residía en el misterio de no saber nada de él, y en su sorpresa al ir descubriendo el mundo. Cuando todo eso ya no da más de sí, malamente vamos si no hay nada más detrás que la respalde.
El principio de la 2ª temporada ya no fue gran cosa, así que...

Lucía dijo...

Es que los primeros capítulos fueron apoteósicos, esa frescura no se puede recuperar.

Yo ya he visto la segunda temporada completa y no me ha gustado mucho la verdad.

Ánade dijo...

La primera temporada fue tan buena porque todos nos moríamos por conocer el misterio de Kyle. En cuanto lo supimos, la serie perdió mucho fuelle.

Y el personaje de Jessi, que en un principio parecía dar juego, se quedó estancada en el tercer capítulo.

Adri dijo...

Yo la primera la disfruté mucho en sí misma.

el principio de la segunda se cargó todo el misterio y trató de encgancharnos por otro lado. Por mi parte, intento fallido... De hecho vi hasta el cuarto o el quinto, ya no me acuerdo... y no he segudo

Sunne dijo...

la madre del cordero!!! pero cuantas series estas viendo? hahaha, te pareces a mi! hahahaha. maaadre mia...

(me refiero a la barra lateral, un ojo puesto en...)

emma woodhouse dijo...

Nunca he llegado a verla. Y mira que me gustan las series, pero no sé, esta como que no me llamó la atención desde el principio... Y visto la de rosas que le tiras... como que igual tampoco me he perdido algo no?

Por cierto, tu que sabes tanto de series..... Has visto alguna vez Doctor en Alaska? Para los que ahora tenemos casi 30 fue un mito de la tele.... Dios que enganchada estava yo a esa serie.... Si tienes tiempo y ganas (ya se que esto de la uni por la mañana y prácticas por la tarde es asesino), busca a ver que encuentras sobre ella... no te defraudará de ninguna de las maneras.....

Emma

triki dijo...

Yo he visto las dos temporadas y la verdad es que realmente buenos eran los primeros capítulos hasta la historia conspirativa tipo X-files.
La forma en que Kyle veía con otros ojos lo que para nosotros es lo normal era lo que me encantaba de la serie.
Encuentro a a los dos protagonistas bastante inexpresivos , Kyle es lo que yo llamo un " actor de entrecejo" es decir expresa cualquier emoción con diferentes grados de contracción del entrecejo; otro ejemplo de este tipo de actor es Emilio Aragón en Médico de familia o Fran Perea en Los Serrano.

Crítico en Serie dijo...

jajajaj

triki, muy buena esta de 'actor de entrecejo'. Tienes razón que Matt Dallas es un sosillas de cuidado (al principio no se notaba porque era un poco andrógeno, pero ahora se nota que es por falta de aptitudes interpretativas).

Deberías hacer un post en tu blog explicando lo que es un actor entrecejo e ilustrarlo.