jueves, 18 de septiembre de 2008

Souvenir Catódico: Antiguallas, juegos y pijos

¿30?
Reconozco que me pasó desapercibido en el primer visionado, pero haciendo un repaso a las imágenes del piloto de 90210, pude reconocer los apellidos de Hannah Vasquez Zuckerman, la presentadora de informativos del West Beverly Hills High. Ella es, efectivamente, la hija de Andrea Zuckerman y su marido Jesse, que sigue los pasos de su madre en el mundo del periodismo. No obstante, lo más gracioso de la anécdota es el comentario de uno de los protagonistas que, al ver a la hija de Andrea, exclama: "¿Cuántos años tienes esa chica, 30?". Recordemos que Gabrielle Carteris, cuando empezó a interpretar a la Andrea de 15 años, tenía 29. Esto quizá explicaría parte del motivo por el que nadie ha mencionado a Carteris para reemprender su papel: en lugar de tener los 33 que requeriría, tiene 47.


NO ES OTRA ESTÚPIDA SERIE AMERICANA
Todo seriéfilo tiene tendencia a ver actores de todos los programas por todas partes. Igualmente, esto no explica el caso 'No es otra estúpida película americana'. Y es que el filme es prácticamente un ejercicio de reconocimiento de actores de televisión. De esta manera se puede encontrar a la hermana de Meredith Grey jugando con el vibrador (Chyler Leigh), al Ted Mosby de Cómo conocí a vuestra madre (Josh Radnor), la repelente violinista de Party of Five (Lacey Chabert), la exmujer de Earl como jefa de las cheerleaders (Jaime Pressly), la tutora de Privileged como una nueva animadora con síndrome de Tourette (Joanna Garcia, tu "mi abuelo me sodomiza, ¡jódeme!" es mítico), la Anna de The O.C. y también chica-Darling como la deformada siamesa (Samaire Armstrong), una seguidora de Safo en L (Mia Kirshner), y la madre de la embarazada más sosa de la televisión como azafata de vuelo (Molly Ringwald). Y atentos a los cameos de Sabrina (Melissa Joan Hart) como instructora de aplausos y a Mr. T del Equipo A como consejero (y mirón de los vestuarios del equipo de football).

Aquí Joanna García con su síndrome (y Jaime Pressly de animadora)

FIEBRE PIJA
Justo cuando he empezado mi particular cruzada contra Gossip Girl, parece que todo el mundo se haya puesto de acuerdo para apoyarla frente a 90210. Si en los últimos días se ha visto como toda la blogosfera idolatraba a los upper-east-siders como el mejor placer culpable (Alberto Rey incluido), ahora las audiencias americanas, que siempre los habían ignorado, también los adoran: 3.730.000 personas vieron el tercer capítulo de la nueva temporada.

Y hablando de aumentos, Fringe (el Expediente X de J. J. Abrams) a su vez ha alzado el vuelo con un incremento de cuatro millones gracias al arrastre de House, hecho que la lleva a superar los sobresalientes trece millones de espectadores. Sin embargo, no todo están siendo subidones en la programación estadounidense, puesto que los hogares parecen haber dado un espaldarazo definitivo a Prison Break y a Terminator: Las crónicas de Sarah Connor, ambas con menos de seis millones. Puede que el drama carcelario haya mejorado, pero esto no cambia que debería haberse quedado con una excelente primera temporada. Eso sí, la que huele a inminente cancelación es la nueva sitcom Do not disturb, que en su estreno ni consiguió seducir a unos pésimos cinco millones. ¿Cuánto tiempo va a durar? Se aceptan apuestas.

9 comentarios:

Moltisanti dijo...

Es acojonante ver a una actriza de 29 años encarnando a un personaje de 15, sin palabras.

Pues si que salen cara conocidas en esa peli, la leche.

Yo como Gossip Girl no lo veo, me quedo con 90210...de momento.

Justo he comentado yo el tema de las audiencias hoy, me ha resultado muy curioso la situacion de las series Fox.

ALX dijo...

Vaya cantera de actores la película No es otra estúpida película americana, ni que fuese Al salir de clase...

Respecto a Gossip Girl, no sé porque todo el mundo la está alabando y diciendo que tiene algo especial, cuando hace dos meses se quejaban de que se quedaba a medio camino, prometiendo mucho escándalo y luego decepcionando. Cosas de la tv.

En cuanto a las audiencias de FOX, a este canal no le va a ir nada bien la temporada como siga así, ya que pese a que House ha reunido a un buen puñado de espectadores esta semana, ha bajado respecto a los estrenos de sus años anteriores.

Un telespectador más dijo...

Yo siempre he sido de Gossip Girl, de 90210 aun no puedo decir nada porque no la he visto, epro parece que te ha dado fuerte con ella, ultimamente sale mucho en tus post. Pero mi Ares esta en huelga con la serie...


Saludos!

Ánade dijo...

Me he sentido aludido con lo de Gossip Girl. ;)

A ver, yo siempre he criticado GG por lo mucho que promete y lo poco que da, pero como dijo Adri hace tiempo, GG tiene esa especie de magnetismo televisivo que hace que la sigas viendo a pesar de sus continuos despropósitos. Con 90210 no pasa eso. Es una serie de adolescentes más, con todos los tópicos típicos (jo) y demás. Le falta la personalidad y el atractivo que tuvo Gossip Girl desde su estreno.

A Do not Disturb le echo dos semanas más, como mucho. xD

Phoebe Kincaid dijo...

A 90210 le falta algo, supongo que estoy emmarcada entre los GG addicted,que por otro lado, pienso que es mejor y que engancha mucho más, teniendo ambientes y temas tan similares (es que es inevitable la comparación), la realización de Gossip, así como el vestuario (jorl), la puesta en escena y el montaje a lo "videoclip", hacen mucho, le han creado un sello propio (también gracias a la BSO).
Muy crioso el detalle Zuckerman, he vuelto a mirar el trozo dónde salía la chica hablando. Supongo que más adelante la sacarán o algo, digo yo, por eso de llevar pasado de la serie madre, o original, o lo que sea.

Saludos desde el Upper East Side

Crítico en Serie dijo...

Gossip Girl la entiendo como placer culpable, pero no deja de parecerme un intento de algo. No creo que tenga ningún tipo de distinción aparte de que sean todos tan llanamente elitistas y clasistas. Por lo demás... venga ya. La BSO no tiene nada de especial. Mucho mejor era, por ejemplo, la de OC (sabía pegar mejor con las imágenes). Lo único que tiene es que son ultramegapijos y esto a depende de quien le fascina sobremanera. Yo prefiero que tengan un poquito de personalidad, al estilo 90210 (aunque haya quien diga que no tienen).

y ALX, tienes razón: la Fox lo tiene muy crudo, pero si te paras a mirar, siempre lo ha tenido bastante mal. No es que den en la diana muy a menudo. House parece casi la excepción (y Fringe, después de todo, parece que no les irá tan mal).

Pixelwoman dijo...

De sabios es rectificar, dicen... He visto el segundo episodio "oficial" de True Blood y la verdad es que ha ganado bastante. En cuanto a montaje, efectos, personajes, etc...

Me sumo pues. :)

Clark Kent dijo...

A 90210 le caen palos por todas partes. Esto es así y algo deberán hacer los responsables para que su producto guste más. Si no, futuro negro para el show y eso me dolería bastante.

Fringe no es una experiencia a lo Lost, pero es correcta y entretiene. Eso sí, pido más papel para Pacey, más química para la pareja protagonista y menos vender la moto de que es "ciencia y no paranormal". Es lo que es.

Y Not Another Teen Movie es una película infravalorada.

Crítico en Serie dijo...

pixelwoman, veo que te sumas. Al final, todo el mundo acabará rindiéndose a sus piés. ¡ya verás!

clark kent, si le caen palos es por tener la antecesora que tiene. Si se llamara distinto, nadie la criticaría tanto. Y, efectivamente, not another teen movie es genial. Para mí la mejor peli chorra (que me regalaron a los 17 años mis amigos). Quizás por esto le tengo especial aprecio (y porque adoro Chris Evans.)