martes, 19 de julio de 2011

El complejo de los Emmy

Comparar cine y televisión es algo tan manido que ya resulta hasta irritante. Son dos medios distintos que tienen diferentes formas de contar un relato, con sus aciertos y defectos. Sencillamente hay historias que se adecuan más a un medio que al otro, de la misma forma que un artista puede decidir que su concepto se verá mejor plasmado en una pintura que en una escultura. Hasta aquí llega mi reflexión. Lo gracioso del asunto, en cambio, es que hay tanta ofuscación por dejar claro que la TV es gloriosa (que lo es) y después llegan los votantes de los premios de televisión y se mean encima cuando ven a una estrella del cine en su pequeña pantalla.


Esta reflexión proviene, por supuesto, por la inclusión de Kathy Bates y Laura Linney en las candidaturas de los Emmy de este año, una en drama y la otra en comedia. De Bates se podría decir que ha sido un monstruo en el mundo del cine, ni que sea por su fantástica interpretación en Misery, y por robar planos allá donde apareciera. Y de Linney se podría decir otro tanto. Con una sonrisa un tanto exagerada, estuvo bien elegida en El Show de Truman y sembrada en todas las demás incursiones que vi desde entonces. Pero estoy hablando de cine.


Si hablara de televisión, diría que Kathy Bates es una actriz perdida en una serie muy mala que ni tan siquiera ella puede elevar a pasable porque su personaje va acorde con el producto. ¿Que no es culpa suya y que el guión de Harry’s Law hubiera estado mejor empleado al lado de un retrete? No lo pongo en duda. Otra cosa es decidir premiarla solamente porque tiene un Oscar bajo el brazo. Al igual que ocurre con Linney. La academia del cine siempre tiene un ojo puesto en esta mujer (aunque aún no ha ganado) y por eso los Emmy la han nominado. Pero la primera temporada de The Big C era ella al cubo y no lo digo a buenas, sobre todo si esto provoca que tenga una sonrisa más excéntrica que la de Jack Nicholson hasta las cejas de anfetas. Lo único que hacen estas nominaciones es demostrar lo que muchos aún piensan: que la televisión es el hermanito menor del cine (aunque después digan lo contrario).


Ahora imaginemos, por ejemplo, a quién le puede haber robado la candidatura Kathy Bates. Diría que Kyra Sedgwick, Katie Sagal, Jeanne Tripplehorne. Ahora pensemos a quiénes le robaron el puesto Laura Linney o Toni Collete en otras ediciones (la otra ladrona). Felicity Huffman, Eva Longoria, Lea Michelle, Patricia Heaton. Sacrilegio.


Esto no significa que no tenga que haber trasvase de actores entre un medio y otro (que a Clooney no le hubiera sentado mal no haber renegado tanto de la TV). Lo único que espero es que algún día se sepa aceptar el medio televisivo por lo que es (y esto incluye también las series con fórmula), al igual que sus actores y sus actrices. Que puede ser que Glenn Close ganara sus emmys por haber sido musa del cine, pero también se comió la (pequeña) pantalla a bocados por ser la voraz abogada Patti Hewes.


Ya sé que injusticias las seguirá habiendo en los premios aunque se supere este inconsciente complejo de inferioridad, pero por lo menos serán (como deben ser) injusticias meramente televisivas. Un ejemplo sería la nominación de Matt LeBlanc al mejor actor de comedia por Episodes cuando en realidad los responsables votaron a Joey Tribiani, el personaje más querido de Friends. Pero esto ya es otro asunto y, ni que sea por su condición intrínsecamente seriéfila, me indigna mucho menos.

8 comentarios:

masill dijo...

Lo de la Katie Sagal no té nom, he dit.

Spoiler Alert! dijo...

Kathy Bates es magnífica pero Harry's Law es una basura tan grande como su interpretación. No se merece ni la nominación.

Saludos!

Julio C. Piñeiro dijo...

La nominación de Linney es completamente lógica: ella misma produce la serie y la hace girar en torno a su figura, pero también sucede con Tina Fey y no pasa nada. Y Toni Collette ganó en su momento por su rendimiento televisivo, puesto que tampoco fue nunca una gran estrella del mainstream.

Lo paradójico es que en los apartados de miniseries y telefilms, que sí se parecen más al cine (especialmente los segundos, con el soporte como única diferencia), los Emmy no muestran tanto una predilección tan fuerte por las estrellas del celuloide.

Al igual que la predilección más fuerte viene de la propia televisión, con la presencia de Betty White año sí, año también, o la mencionada nominación de LeBlanc. ¿Por qué no le aplicarán el mismo rasero a David "Moody" Duchovny?

Crítico en Serie dijo...

Masill, no el té, i tant que no. Sembla estrany que la ignoressin després de guanyar el globus d'or. Però tampoc hi ha l'Anna Paquin, un altre sacrilegi ;)

Spoiler, espero que David E. Kelley esté preparando algo muy bueno, porque fue uno de los primeros autores televisivos, era garantía de calidad, y ahora es un mindundi que hace basura como esta.

Julio, no comparto mucho tus opiniones. Fey también hizo girar un show alrededor de ella... pero el papel estaba bien y ella lo hacía bien. No puedo decir lo mismo de Linney, que por lo menos ha mejorado en esta segunda temporada (bueno, The Big C ha mejorado en todos los niveles). Y Collette ganó por haber hecho cine y haber ido a TV aunque le estuvieran yendo bien las cosas. No era una gran estrella, pero tiene una nominación al Oscar por El Sexto Sentido, fue Muriel, se morreó con Julianne Moore, era la protagonista de Pequeña Miss Sunshine y ella siempre ha sido garantía de calidad y de buenas actuaciones. No digo lo mismo de USofTara ni que sea porque nunca me ha colado el guión.

Y Duchovny... pues lo mismo que Courteney Cox. Nunca lo han considerado buen actor y jamás lo harán. Debes tener en cuenta que tanto Edie Falco como Betty White y LeBlanc... eran nominados habituales. Parece que sus votantes no han muerto.

Un telespectador más dijo...

Pues a mi las nominaciones a Toni Collett me parecen merecidisimas, por eso me indigna que con su papelón este tercer año no esté nominada. Todos nos echamos las manos a la cabeza por no estar Anna Torv entre los nominados, pero Collette hizo muchisimas más interpretaciones, y no menos creíbles, este año.

Sobre Kathy Bates no tengo nada que añadir a lo que comentas, pero la de Laura Linney me parece bien, ella sola es su serie y en su papel (te guste más o menos) está espléndida.

Saludos!

OsKar108 dijo...

Entiendo el por qué del post, pero no puedo compartirlo del todo. Por un lado, lo de Kathy Bates, sí estoy de acuerdo, porque pese a lo gran actriz que es esta mujer, ni siquiera ella está al nivel de una nominación habiendose olvidado de los ejemplos que pones (yo destaco a Anna Torv, Katey Sagal o Kyra Sedgwick, pero seguro que se podrían añadir más). En lo referente a comedia solo estoy de acuerdo a medias, me gusta Laura Linney, y aunque la 1ª temporada de The Big C no me parece ninguna maravilla (aunque tampoco esté mal), veo algo más lógica su nominación, aunque seguro que también hay "olvidados" que podrían (y deberían) estar ahí -por cierto no comparto que menciones a Lea Michelle, no la hubiese nominado salvo que no viese casi ninguna serie más- y principalmente en lo que discrepo es en lo referente a Toni Collette, pues creo que sus nominaciones por su(s) papel(es) en USoTara son más que merecidos, ella está excelente. Por poner más ejemplos, tú has mencionado a Glen Close por su excelente Patty Hewes, y es que creo que si se lo merecen ¿que más da que tengan "renombre cinematografico"? Otros son nominados u olvidados y su pasado es casi exclusivamente televisivo (ya os habéis encargado de destacar a Matt LeBlanc, David Duchovny, Eddie Falco, Betty White o Courtney Cox), lo que te "suena" y/o tiene un bagaje, para bien o para mal, suele influir.

Por supuesto, todo esto "in my opinion", que todos tendremos nuestros candidatos injustamente nominad@s u olvidad@s.

¡Saludos!

Alejandro A dijo...

Claro, solamente de ponernos a pensar en ese tipo de cosas es que no acabamos, yo por ejemplo me pongo a pensar en que si Kelly McDonald se hubiera postulado (como debía ser ) a protagonista, era seguro que hubiera conseguido la nominación, y ese huequito podría haber sido llenado por Chloe Sevigny o Amy Ryan, pero bueno, así las cosas, que lástima

Lo que me alegro mucho es que no hayan nominado a esa serie tan sobrevalorada, The Walking Dead, eso sí hubiera sido infame

Elag dijo...

No me parece lo más grave de los Emmys de este año. Lo que sí es un sacrilegio es que lo mimados que están algunos actores, da igual que vengan de cine, o sean veteranos de la tele. Porque la nominación OTRA VEZ a Edie Falco no tiene nombre. Actuación mediocre en una serie muy muy muy mediocre.
Aún así, yo he dejado de contar las desgracias de los Emmys desde que otro año más ignoran completamente a Fringe, a la ciencia ficción en general (menos cuando se trata de Lost, muy camuflada gracias al drama de los personajes) y al magnífico John Noble.