domingo, 20 de noviembre de 2011

Las sorpresas de después de Navidad

En primavera están los upfronts, ese paraíso de esperanza donde los ejecutivos de los canales norteamericanos cuentan a los anunciantes qué programas seguirán en antena y qué series desembarcarán con éxito en septiembre. Claro que después llega el otoño y la verdad sale a la luz, demostrándose que no es oro todo lo que se promociona. Por eso existe el midseason, cuando los canales exponen a los medios cuáles serán sus programaciones para después de las navidades y que, en realidad, es una especie de declaración firmada de que intentarán arreglar los fracasos.


De momento, de las networks solamente queda FOX para pronunciarse, pero igualmente podemos ir sacando algunas conclusiones con respecto a las parrillas que han hecho públicas la NBC, la CBS y la ABC y que nos afectan seriamente (¡¿y Cougar Town, Community?!). He aquí cuatro apuntes (largos):


- El midseason es particularmente cruel con las series que no pasan del primer pedido de episodios y ha quedado claro que Pan Am ya no tiene cabida en la ABC aunque alguien haya dicho que “aún sopesan renovarla”. Lo que sí espero que aclaren es el encargo de un episodio extra, pues habrá un decimocuarto episodio. ¿Estará escrito y rodado con la finalidad de dar cierre a esta malograda serie? Me espero a saberlo para quitarme el sombrero.


- La crisis de la NBC es palpable en la cantidad de cambios que han tenido que hacer. Prime Suspect desaparece, Harry’s Law se mueve al domingo y parece que la cadena quiere poner a prueba el aguante de Whitney y 30 Rock, haciéndoles abrir el miércoles y el jueves respectivamente, mientras que quieren descubrir la capacidad de crecimiento de Up All Night, que se beneficiará de un The Office de capa caída.


- No hay mal, sin embargo, que por bien no nos venga. Gracias a varios desastres, por fin el musical broadwayesco Smash llegará a NBC al igual que la adaptación de The Firm con Josh Lucas de cabeza de cartel; la ABC intentará explotar el filón del terror en el primetime generalista con The River, explorará aún más la hipocresía de los suburbios con GCB (antes conocida como Good Christian Bitches, que tenía más miga) y Missing con Ashley Judd, que intentará sacar a flote la durísima franja de los jueves a las 20h donde ni Los Ángeles de Charlie lograron sobrevivir ante los concursos musicales y Sheldon y Leonard. Bueno, y en FOX tendremos Alcatraz en el lugar de Terra Nova (siempre se supo que los dinosaurios iban a tener una temporada reducida, otra cosa es si la renovarán o no) y la CBS colocará ¡ROB! de Rob Schneider justo detrás de The Big Bang Theory, donde tienen tantas expectativas que ninguna comedia se salva.


- De quién no hay rastro es de Community y Cougar Town. La primera desapareció por arte de magia de la NBC, pero no hay que alarmarse. Debe estar ahí para disimular cualquier desastre que pueda surgir, el canal ya ha avisado que se rodarán y emitirán todos los episodios de la temporada y en unos días escribiré sobre porqué opino que aún cabe la posibilidad de que tenga una cuarta temporada. Me inquieta mucho más el porvenir de Cougar Town, mi comedia favorita. Nunca ha tenido audiencias estelares, la ABC lo sabe y ha comunicado que se ha recortado la temporada de 22 a 15 episodios y que la reservan para el mes de marzo, pero no me lo creo. Diría que es su roto para algún descosido y, como soñar es gratis (y fácil), también podría ser su salvación. Si consiguiera unos resultados decentes en el hueco que la pongan después de tanto tiempo, quizá será la serie a la que poder maltratar el año que viene metiéndola donde no saben qué más hacer (un poco como ha estado haciendo la CBS con Rules of Engagement, que a lo tonto ha llegado a los 88 episodios). Mientras vayan rodando, qué más me da qué hagan con ella, la verdad.


- Y algunos se estarán preguntando dónde demonios están Awake con Jason Isaacs o Apartment 23 con James Van der Beek (por cierto, antes The bitch from apartment 23, otra vez la ABC buscando titulares). Pues no se sabe. Más rotos que, al ser nuevos y no tener una estrategia promocional muy sólida, seguramente aparecerán por sorpresa y desaparecerán de la misma forma. Quizá el parón en el rodaje de Awake sí tenía que preocuparnos, no tanto porque no fuera a estar bien, sino porque su trama es terriblemente compleja y el canal ni debe saber cómo venderla (su creador es el de Lone Star y todos sabemos que no llegó ni a los cuatro telediarios). Por su parte, Apartment 23 recibió unas críticas tan feroces y encaja tan poco en el hueco de después de Last Man Standing con Tim Allen, que la ABC no debe ni saber dónde colocarla. Por lo menos pueden estar contentos que han programado dos comedias con éxito (la del manitas y Suburgatory, además de relanzar Happy Endings), que no es moco de pavo.


(Y sí, a resumidas cuentas, tocará seguir el ejemplo de Courteney Cox, comprar unas cuantas botellas de vino y esperar pacientemente el mes de marzo cuando volverán Jules, Ellie, Laurie, Bobby, Andy, Greyson y Travis. Si puede ser con un Big Joe, mejor que mejor.)

4 comentarios:

fon_lost dijo...

Lo de Cougar es de traca. Esperemos que sea una tabla de salvación para la cadena, y que cuando haga su "estelar" aparición, le dé en toda la cara al cadena.

Un telespectador más dijo...

Aqui uno rezando para que las comedias de la ABC se la peguen pero bien y Cougar Town vuelva con la fuerza que se merece ;)

Saludos!

Abril22 dijo...

Espero que Pan Am aguante hasta el final y aunque no halla 2aT que acaben la 1aT!

Crítico en Serie dijo...

Argh. Sí. A ver si demuestra que tiene fuerza a pesar de los malos tratos del canal y esto le permite tener una cuarta temporada a Cougar Town. La necesito.