viernes, 9 de diciembre de 2011

Ja, ja, ja

Las risas enlatadas jamás han desaparecido de la televisión americana, pero igualmente hay una especie de acuerdo no escrito que determina que así es. De aquí que, cada vez que se estrena una serie que utiliza este recurso, nos esforzamos en remarcar esta condición y en recordar cómo nos gustaba antes (y ahora no). Supongo que la raíz de la situación se encuentra en el hecho que la NBC llevaba unos cuantos años ignorando el recurso para abrazar las comedias de single camera (The Office, 30 Rock), al igual que la ABC hizo unos años después (Modern Family, Cougar Town), y encima los críticos casi sólo tenían ojos para estas series.


La escuela de la CBS, sin embargo, jamás se ha olvidado de incluir las carcajadas del público en sus comedias. Se podría alegar que es propio de ellos, teniendo en cuenta que son el canal con más público viejo, pero si miramos las cifras podemos comprobar que How I Met Your Mother y The Big Bang Theory tienen el doble y el triple de la audiencia joven que tiene Community. Por lo tanto, la teoría de la vieja escuela para adultos de más de cincuenta años se va al garete y, de paso, nos acordamos que efectivamente estas dos series tienen risas enlatadas. Porque en ese acuerdo tácito también se incluye que, si nos gusta una serie con risas enlatadas, tenemos que hacer ver que no existen y, en caso de salir a relucir en un tema de conversación, tratar a dicha serie como la excepción que confirma la regla de que todas las series con risas son malas y que están caducadas (y seguro que yo mismo lo he hecho más de una vez).


Con el tiempo esta practica también se ha pervertido sobremanera. Aquí solemos hablar de risas enlatadas aunque sean las de un público en directo, mientras que en Estados Unidos diferencian claramente entre live audience y laugh-track, aunque muchas veces los propios espectadores no puedan distinguirlo. Pero no deja de ser curioso que los aficionados a la televisión parecen penalizar más las series con un público presente que las que no lo tienen.


Las razones en parte son obvias. Cuando se rueda ante un público es más complicado tener un resultado final muy pulido, sobre todo la mayor parte del metraje que se utiliza proviene de las tomas con espectadores y no se puede tener una dirección tan detallista. De aquí que los Emmy distingan la dirección de las sitcoms con una sola cámara de las que tienen varias cámaras. Y la principal forma de distinguir las series con live audience de las que tienen un laugh-track es la forma de actuar de los actores. Los que tienen público suelen actuar en función de cómo funcione el gag, dejando que las risas respiren.


El máximo defensor de este modelo de hacer comedia actualmente es Chuck Lorre. Tanto Two and a Half Men, como The Big Bang Theory y Mike & Molly siguen esta regla que les da un look menos cool pero también es más honesto. Porque, puestos a juzgar, es mucho más artificial el modus operandi de How I Met Your Mother que primero ruedan el capítulo y después lo emiten a un grupo selecto de gente que, curiosamente, ríe muy escandalosamente a pesar de estar encerrado en una sala sin ningún actor presente.


En el fondo lo que importa con estas series es que el público se divierta y que ría, independientemente de dónde lo haga. Por eso abogo por dejar de hablar de las risas en el metraje como si fuera un defecto heredados de tiempos inmemoriales y dejarnos también de dobles morales. Porque, lo que es el colmo, es que casi toda persona que critica las risas de series como Whitney o Hot in Cleveland después defiende la efectividad de The Big Bang Theory, HIMYM o 2 Broke Girls. Quizá las primeras serán peores pero, si lo son, nada tendrá que ver con las risas que suenen en el plató.

9 comentarios:

Valen dijo...

Sean de público en vivo, en visionado posterior, o de lata, a día de hoy me resultan un elemento artificial. Ése es mi único problema, que las risas, vengan de donde vengan, son un añadido a la narración y me sobran, no forman parte del discurso, y para rematar es gente a la que no puedo verle la cara y a la que no he invitado al salón de mi casa.

Sí, vi y me gustan muchísimas series con "risas incorporadas en la pista de audio", también entiendo que vienen con el paquete del formato, pero nuestros gustos evolucionan para bien o para mal. Las risas no hacen peor una serie, ni su ausencia la convierte en otra más inteligente, la buena comedia no depende de eso, pero afortunadamente tenemos oferta para elegir aquello con lo que nos sentimos cómodos, y sobre todo con lo que disfrutamos. Yo disfruto más con la comedia a una cámara, sólo si es buena, claro.

Diego Martínez dijo...

En 'Cómo conocí a vuestra madre' no me molestan lo más mínimo. Además, están casi de fondo y en mi opinión hasta le dan personalidad al producto (ahora que el resto de cadenas no las usan). Tampoco estorban en 'Aída', por ejemplo.

En '2 Broke Girls' y 'The Big Bang Theory' hay que reconocer que las ponen a un volumen muy alto y suelen durar mucho. Se ve MUY forzado (y por eso veo normal que se critiquen), pero a mí no es algo que me tire para atrás. Y, siendo francos, las risas ya eran exageradas, por ejemplo, en 'Friends'.

Eso sí, no me las imagino en 'Cougar Town', 'Parks and Recreation' o 'Modern Family'. Creo que las tengo muy asociadas a la estética de los 80, con un plató y tres escenarios.

Centoloman dijo...

A mí, la verdad, las risas enlatadas, en el formato que sean, me dan bastante igual. De ser, prefiero que sean más rollo en directo, pero que vamos, me da igual. Son parte del género también, así que me parecen lo más normal del mundo. Además, que mola mucho ver a los actores "dejar respirar la broma" de vez en cuando (virtud que creo que forma parte de la esencia del buen cómico, saber interactuar con la risa del público), que en otras series vienen más atropelladas que otra cosa.

Kape dijo...

Me alegra saber que no soy el unico que piensa que TBBT y TAAHM son series muy parecidas. No solo por las risas enlatadas, ademas se emiten en la misma cadena, estan creadas por la misma persona y tienen el mismo tipo de humor escatologico con referencias a eyaculaciones precoces y erecciones.

Me hace gracia cuando mucha gente se queja de TAAM "Menuda mierda de serie". Y ensalzan a TBBT "Oh, esa serie si que mola, por fin hacen una serie de gente como nosotros, los frikis/nerds para poder sentirnos identificados". Lo cual me recuerda al chiste:

-En que os identificais a los personajes de TBBT?
-Pues somos iguales...excepto en lo de tener un doctorado en fisica...y en tener novia

Crítico en Serie dijo...

Valen, es cuestión de gustos, sí. Pero mucha gente se olvida que las 'risas' son un género mítico que jamás ha desaparecido y no es justo juzgarlas como menores sólo por eso (y olvidarse de ellas cuando la serie les gusta como hacen siempre con TBBT o CCAVM). Claro que, puestos a preferir, yo también prefiero las de una cámara.

Diego, la diferencia es que en 2 Broke Girls y TBBT tienen a un público en directo que influencia la actuación de los actores en ciertos momentos, mientras que en CCAVM son risas enlatadas de verdad.

Centoloman, son un género en sí mismo, sí. Hay actores que funcionan mejor con esta fórmula y creo que es parte de su talento.

Kape, por esto no me gusta TBBT al igual que no me gusta 2HyM. Son el mismo estilo de serie con un humor que, en mi opinión, es bastante forzado. Pero hace gracia ver como los fans de TBBT se meten con 2HyM. Quizá habrá más chistes sobre leyes de física, pero la mente pensante es la misma, sí.

Gouel/Nanaif dijo...

Será por la edad, pero mis recuerdos de niñes y adolescian estan plagados de grandes comedias con risas enlatadas. Matrimonio con Hijos, Alf, Infelices para siempre. etc etc. Tal vez será por la nostalgia, pero desde luego a mi no me sobran. Son risas bien puestas, so risas "divertidas"

Julio C. Piñeiro dijo...

Las risas enlatadas forman parte del clasicismo televisivo, y como tal, siempre van a estar vigentes de alguna u otra manera. Al igual que en el cine, el clasicismo no es penalizable ni un defecto per se, ni mucho menos. Simplemente a veces es la mejor manera de representar un argumento.

Julio C. Piñeiro dijo...

El clasicismo formal, me refería. El de contenido, de fondo, ya es otra historia, y más complicada.

Gouel/Nanaif dijo...

Acabo de releer mi comentario, ustedes disimulen las faltas, se ve que estaba falto de cafeína o algo.