jueves, 29 de diciembre de 2011

Los 'highlights' realiteros del 2011: las divas de concurso

El repaso a la telerrealidad del 2011 continúa. Esta vez centrándome en los concursos que más me han enganchado (Big Brother US, Project Runway) y un zasca para Tyra Banks y America’s Next Top Model que han protagonizado una ridículo polémica. Estad preparados porque habrá spoilers de todas estas últimas ediciones (y no me olvido de X Factor, por supuesto, lo que pasa es que le dedicaré un post entero antes del domingo).


Rachel Reilly

Su personalidad polarizadora acaparó toda la atención en la casa de Big Brother 13, por sus risas, salidas de tono, la grandilocuencia romántica y sus depresiones cíclicas. Lo divertido, sin embargo, fue verla ganar. Siempre tendremos la duda de si los productores introdujeron cierto twist para permitir que ella y Jordan pudieran salvarse y evitar que desaparecieran las estrellas de esta edición All-Stars, pero igualmente consideraré a Rachel una reina del programa. Volvió a la casa para redimirse y, aunque parecía que haría todo lo contrario, logró su objetivo. Por supuesto, nada de esto hubiera sido posible sin la ayuda de Jordan, que la soportó, ayudó y legitimó de cara a la final, y además permitió que la edición fuera redonda. Acabó siendo la historia de amistad entre dos chicas y así lo atestiguó el mensaje de despedida que Rachel le grabó a Jordan. Y así permitieron que el verano fuera estimulante, divertido y sobre todo muy entrañable. Que viva Rachel (y que viva Jordan, que ya tuvo su momento de gloria y su arco protagonista en la decimoprimera edición, insuperable). Y cada vez que necesito alegrarme el día, repito los gritos de Rachel con su vestido azul. Son historia (un poco trash, pero historia).


Miss Project Runway

La victoria de Anya Ayoung-Chee podía haber sido aún más polémica que la de Gretchen pero el público la asimiló como si hubiera sido el movimiento lógico. Debió ayudar que el montaje girara entorno a esta Miss Trinidad y Tobago con un sextape a sus espaldas, mostrando que era tan inexperta como creativa y con una preciosa personalidad. Sea como sea, se la premió por tener buen gusto y por su tremendo potencial, y fue la guinda catártica de una edición potente y dramática como pocas. La mejor de Project Runway, diría, donde hubo muchos otros personajes interesantes y con talento de sobras. Por ejemplo, el gusto y la ejecución de Viktor fueron impecables, lástima que se dejó llevar por su yo estudiantil en la colección final.


El regreso de la Supercapulla

Los formatos bien hechos tienen éxito porque siguen un patrón y unos razonamientos. America’s Next Top Model, por más que desprecie a Tyra Banks, no está mal en esencia aunque ella se obsesione con hacer pruebas chorras para dejar en evidencia a las concursantes. Pero con el All-Stars de este otoño, Tyra se ha superado: se inventó el concepto (crear una marca y seguirla a rajatabla) porque no podía tirar del antiguo (algunas de las concursantes estaban ya demasiado arrugadas para venderlas como futuras supermodelos). Entonces nada tuvo ni pies ni cabeza ya que ninguna de las chicas sabía qué se evaluaba (¿cómo c#@$ se representa la libertad en el día a día?), elaboró pruebas muy estúpidas (¿Potledom? ¿En serio?) y encima coronó a un trozo de carne del ghetto sin educación y que había fracasado en la mitad de las pruebas, y por razones que desconocemos la eliminó después de la grabación, teniendo que rodar otra vez la final con las demás finalistas sin gracia alguna. Así Allison, la mejor (de largo), fue ignorada otra vez mientras se declaraba que Lisa era nuestra All-Star, alegando que sería una inspiración para aquellas chicas de quienes se abusó sexualmente en su niñez (menudo criterio, Tyra). Y la pseudodiosa de ébano, para colmo, dejó que su número dos explicara la insólita situación de la final, como si ella no fuera la productora, creadora y presentadora del programa. Vergüenza le tendría que dar ser tan cobarde y no querer mancharse las manos. Bueno, y hacer un programa tan lamentable como esta última edición de ANTM.

5 comentarios:

Ivo Delgado Rivero dijo...

Danielle Donato Forever!! ha sido su edición SHOCKER!!!

Crítico en Serie dijo...

Ivo, me pareció muy forzada. Nunca pensó con la cabeza, solamente quería salir de la sombra de su padre. Y Rachel posiblemente no es la mejor estratega... pero al final se redimió, que era lo que buscaba (y se notaba, que estaba muy preocupada por la percepción). El poder de Jordan, la bondad pura.

David Vázquez dijo...

El momento potledom fue de vergüenza ajena total, haciéndose la trapera con el niño-patada ese, para quitarlo y no volver, pero bueno lo salvaron las chicas, Allison FTW!
Lo de Anya me parece más cosa de suerte que de talento, estilo le sobra pero le falta ejecución, yo creo que Viktor era más completo pero no hizo bien la colección final.
¿Entonces comentamos la cuarta de RuPaul que empieza este mes? XD
Saludos!

Crítico en Serie dijo...

David, intentaré seguir RuPaul en esta edición, que jamás he terminado una edición suya. Es muy divertida... pero creo que debería verla acompañado. ¿Reunión twittera-gay solamente para ver RuPaul? ;)

David Vázquez dijo...

Claro, por mí encantado, tenemos que fomentarlo xD