viernes, 16 de diciembre de 2011

Los Globos, el 'hype' y Madeleine

Los Globos de Oro siempre se han comportado como los nuevos ricos de los premios. En lugar de decidir qué series y películas son las mejores del año, parecen funcionar de otra forma. En el caso de las películas, por más que digan que son la antesala de los Oscar, siempre recopilan las impresiones de todos los críticos que ya se han posicionado. Pero, cuando se trata de televisión, optan por mencionar las series con más hype (que nada tiene que ver con la calidad) y esos actores y actrices que tuvieron una carrera más o menos estelar en el mundo del cine (dando a entender, de manera muy poco sutil, que la televisión es un arte menor en comparación con el cine). Estas son algunas de las impresiones que he sacado del anuncio de las nominaciones de estos días:


Como el “dar de qué hablar” parece ser su criterio fundamental, Ryan Murphy está presente por partida doble. Primero, Glee repite en la categoría de comedia como si nadie se hubiera enterado que la serie ha perdido cualquier ápice de calidad, si es que alguna vez lo tuvo (y no eran simplemente espejismos). Pero lo verdaderamente indignante es que American Horror Story se haya colado en la categoría de mejor drama entre Homeland, Boss, Game of Thrones y Boardwalk Empire. Que haya pasado por delante de Breaking Bad y The Good Wife es un escándalo. No deja de ser curioso, además, que ninguno de los dos protagonistas esté nominado a diferencia de los espléndidos Claire Danes y Damien Lewis por Homeland. Vamos, sólo con esta nominación demuestran cuánto quieren demostrar que son cool y cuanto se dejan llevar por el ruido mediático. De hecho, casi da la impresión que no ha habido una sola serie veterana que haya cumplido, puesto que todas menos Boarwalk Empire son proyectos estrenados este año.


También es gracioso que, aparte de Glee, New Girl se haya colado entre las comedias del año por delante de 30 Rock, Parks and Recreation, Louie, Entourage, Cougar Town, The Middle o Cómo Conocí a Vuestra Madre. En serio, cualquier serie de estas chirriaría menos que estas dos inclusiones que buscan el beneplácito de los fieles seguidores que la siguen. Los Globos siempre han tenido esa tendencia a votar por aquello que más brilla, aunque no sea oro, y además encontrar la aceptación de ciertos públicos. Más comprensible, en cambio, es que Zooey Deschanel esté entre las actrices de comedia. Puede que su serie no me convenza, pero la sostiene ella solita y es lo único destacable de semejante decepción.


Pero cualquiera que siga este blog y/o el podcast de Yo Disparé a J.R. sabrá que hay una buena noticia: Madeleine Stowe es candidata a la mejor actriz dramática junto con monstruos de la talla de Danes y Julianna Margulies (¿cómo puede ser la única intérprete de The Good Wife nominada?). Sí, está allí porque hizo El Último Mohicano y tuvo carrera en el cine, pero no quita que se lo merezca (aunque estoy seguro que no lo tuvo en cuenta la prensa extranjera). Sea como sea, espero que gane y, si no lo hace, quiero verla aplaudiendo mientras suelta una de sus sonrisas marca de la casa. Sería una dulce venganza poder verla fusilando mentalmente a todos los presentes. En especial a los que eligieron los candidatos de unos premios tan ridículos como estos.


(La próxima vez que escriba supongo que será para acabar de publicar la lista de lo mejor del año, que ya es hora.)

5 comentarios:

Abril22 dijo...

Qué pena que no esté The Good Wife nominado yo me alegro por Margulies. Y genial que esté Homeland y sus protagonistas!!! Me ha parecido Brutal el último capitulo emitido!

anto33 dijo...

Discrepo en lo de Glee.Creo que aún tiene algo de gracia,pero es verdad que ha perdido casi toda la mala leche del principio y se ha vuelto una serie demasiado familiar.En cambio,totalmente de acuerdo con lo de New Girl,la serie más "sobrehypeada" en mucho tiempo.Sigo sin entender qué le ven,incluso la Deschanel es más bien sosita,en mi opinión.
A ver como le va Juego de Tronos,espero que la traten bien,porque se lo merece.

Julio C. Piñeiro dijo...

Está claro que siempre quieren imitar y convencer a no saben quién en vez de fijarse un criterio propio. Lo de la inclusión, el pasado año, de The Tourist, de pena.

Además en TV, las categorías están demasiado apelotanadas y no es precisamente el mejor momento para valorar las series que duran todo el año, con lo que los nuevos estrenos que han empezado con fuerza salen ganando.

Menos mal que la gala la presenta Ricky Gervais. Ya sólo por eso, valdrá la pena verla.

Kape dijo...

Yo lo de AHS no lo entiendo.
Solo vi el primer episodio y ya tuve bastante.

Una casa con fantasmas, un matrimonio en crisis, una ama de llaves vieja/joven, una hija con tendencias suicidas, un chico paranoico con tendencias homicidas, el padre es psiquiatra y atiende al chico, la vecina es cleptomana y tiene una niña con sindrome de Down, hay un tio con la cara quemada vestido con traje y sale el tarado de Pulp Fiction

Por si fuera poco dicen que luego va a mas.

Marks dijo...

Lo de los GG es de broma ya. Son los premios con el criterio mas absurdo del mundo. Y no solo en series, pk en categoría de cine tb se lucen que da gusto.
La idea de escoger estrenos esta bien, pero siempre teniendo algo de criterio. Y un poco de orden tp va mal, pk lo de los secundarios de televisión es para hacérselo mirar.
Yo reconozco que veo Glee, pero al mismo tiempo creo que la serie es mala hasta decir basta, y las nominaciones no las he entendido nunca. Siempre he pensado que Ryan Murphy esta muy sobrevalorado, pero a riesgo de que me linchen tb pienso que Modern Family esta sobrevalorada XD. Supongo que opiniones personales las hay de todos tipos ;)
Bueno las quejas son algo que se repiten en cada nominación de cualquier premio. Es parte de la gracia de unos premios.