lunes, 19 de diciembre de 2011

Las mejores series del 2011 (II)

La lista de las mejores series del 2011 continúa. Aquí parte del Top 5, dejando la guinda del pastel para mañana, que va con un poquito de explicación de porqué he elegido unas series y no otras.


2 Justified

Este western contemporáneo demostró con su primera temporada que tenía un universo muy rico en matices. Tener un condado como el de Harlan repleto de grises, pues la justicia a veces se puede emplear fuera de la ley y a veces no aplicar la ley es mejor para conseguir un equilibrio en la sociedad, dio juego y encima permitió que el relato creciera exponencialmente cuando pusieron las cartas sobre la mesa y vimos que Raylan Givens tenía que verse envuelto en algo más que casos de poca monta. Pero en su segunda temporada se podría decir que Justified floreció de una forma mucho más exuberante, contándonos desde el principio el enfrentamiento entre el US Marshall y Mags Bennet, una espléndida Margo Martindale, que con sus cómicos secuaces representaba la némesis de Raylan (como si no tuviera suficiente con controlar a Boyd, siempre de fondo y configurando un personaje tan turbio como carismático). Y con esto Graham Yost demostró que no solamente había escrito un producto muy digno, sino un pequeño gran relato repleto de variables, sublimes interpretaciones, una atmósfera brillante y una modestia que le queda como anillo al dedo y que le permite derribar apuestas mucho más ambiciosas (Boardwalk Empire, ejem).


3 Homeland

Una buena conspiración, si está bien llevada, es tremendamente estimulante y Homeland lo es. No solamente tiene unos personajes tan preocupantes y humanos como Carrie y el sargento Brody (una Claire Danes y un Damien Lewis que van a por todas por vías más difíciles de lo que parece a simple vista), sino que su relato está muy bien dirigido. Tiene una finalidad, el espectador lo sabe y los guionistas van destapando los giros con mucha precisión y también emoción. Desde que empezó, ha habido episodios más íntimos, otros de thriller, tensiones sexuales impredecibles, problemas familiares, conspiranoias de altos vuelos y cada uno de estos episodios ha sido magistral en su campo, nunca perdiendo de vista que todo debe alimentar una historia, el posible atentado terrorista que intenta parar una agente de la CIA con esquizofrenia. Hacía tiempo que no se veía algo tan bien construido e interpretado y (siento tirar de las comparaciones) supera con creces a Rubicon.


4 Revenge

Saber cómo emplear las bases del género en el que decides asentarte es la mayor virtud que puede tener una serie de televisión. Bueno, algunos opinarán que las narraciones posmodernas deberían optar por otros derroteros o que el género bastante soapy debería ser considerado de segunda división, pero no es mi caso. Revenge no tendrá los mejores diálogos del primetime, ni las mejores interpretaciones, ni los mejores cromas, pero tampoco debería. Mike Kelley sabe exactamente cómo utilizar cada uno de los factores de los que dispone (ya sea su género o las limitaciones de Emily VanCamp que explota a la perfección) y convertir lo que podría ser un placer culpable en una buena serie a secas. Bueno, y la serie más adictiva, sorprendente y diferente que han ofrecido las networks este año con una Madeleine Stowe que brilla y que recuerda a las zorras de toda la vida cuyo único objetivo al despertarse era mantener el poder social y joder la existencia a quienes opusieran resistencia a sus encantos. Claro que en el mundo de Revenge una mujer así es la víctima. Para que se entienda el nivel.


5 Modern Family

Que arrasaran en los Emmys del año pasado tenía toda la lógica del mundo. La serie creada por Steven Levitan y Christopher Lloyd es lo más cercano a la perfección que hay en el territorio de la comedia ahora mismo. Tienen diálogos chispeantes, construyen las escenas cómicas a lo largo del episodio, saben empezar con un bang y tienen un reparto coral muy equilibrado y donde cada personaje es tan memorable como el que tiene al lado. La verdad es que quería ser diferente e incluir Happy Endings este año en la lista porque adoro su química grupal, pero me rendí a los pies de Modern Family cuando vi a Alex diciendo a Hayley: “One day, your fans are gonna work for my fans”. No solamente había visto un buenísimo episodio (el 3x08), redondo humorísticamente y hasta con una pizca de emotividad a partir de Phil (saben jugar muy bien la carta familiar), sino que además los guionistas habían dejado la mejor línea a las hijas Dunphy, que diría que es indicativo de hasta dónde llega el nivel de la serie: la excelencia.


(Y mañana llegará el número uno. Sabéis cuál es, lo sé, pero que sea predecible no significa que sea merecidísimo.)

7 comentarios:

Mauro dijo...

Gran acierto incluír a Justified, que seguramente todo el mundo se la va a olvidar. Tuvo una temporada casi perfecta, mejorando todo lo que hacía bien en la primera. Y con Boyd liandola parda.

Lo de Homeland es un auténtico espectáculo. Como fan del género opino que no está mal compararla con Rubicon (que a mi me encantó), ambas intentan contar la misma historia, solo que Homeland lo hace con sangre caliente y mucha más profundidad de personajes.

De las otras dos no puedo opinar.

Camelot dijo...

Revenge también es de mis favoritas, con todo y Emily VanCamp que me parece infernalmente guapa pero hay que reconocer que desde Everwood no ha mejorado mucho que digamos. Por suerte, como bien anotas, esas limitaciones por esos milagros de los buenos guiones se convierten en réditos en Revenge.

Justified ha sido para mi todo un hallazgo desde la primera vez que lo vi.

En lo que sí me van a crucificar, pero entiendan que algo que no puedo evitar, es que no comulgo con el humor de Modern Family, sencillamente no le encuentro gracia, y vaya que lo he intentado dándole oportunidad tras oportunidad. Seguirá ganando premios, seguramente bien merecidos, pero a mí no me gusta.

De Homeland no hablo porque no la he visto, pero ya caerá.

Mauro dijo...

Ah, me olvidaba: yo tengo bastante claro cuál es la número uno y estoy bastante de acuerdo.

anto33 dijo...

A mí también me encanta Revenge y no veo a VanCamp tan limitada,la verdad.Con Justified y Modern Family me pasa lo mismo que con New Girl.Las veo muy"hypeadas",y no consigo que me interesen.Y el personaje protagonista de Justified me parece de lo más tópico.Homeland es interesante,pero los capítulos se me hacen largos,no sé si por la cantidad de diálogos.

Kape dijo...

Yo tmb pondre mi particular TOP si no importa.

1 Breaking Bad - Season 4
2 Louie - Season 2
3 Doctor Who - Series 6
4 Game of Thrones - Season 1
5 Shameless (US) - Season 1
6 Community - Season 3
7 Archer - Season 2
8 Boss - Season 1
9 Bored to Death - Season 3
10 Adventure Time - Season 2


Claro que aun no he visto Homeland, ni la ultima de Justified o Sons of Anarchy.

Abril22 dijo...

Yo también coincido con lo de Homeland es tan Grande. Espero que los protas ganen todos los premios de la tele este año!!! A falta de ver el finalón que fijo tienen preparado!!!

Junto a Juego de Tronos y Person Of Interest son mis adquisiciones de 2011.

Crítico en Serie dijo...

Mauro, ¿has dicho casi perfecta? Yo le quitaría el 'casi' ;)

Camelot, esa es la grandeza de la TV, saber elegir a tus actores y saber qué puedes esperar de ellos. Y creo que VanCamp está muy bien aprovechada.

Anto33, no diría que VanCamp sea MUY limitada, sencillamente que no es una gran actriz. Por suerte, hacer de perra del infierno (que dirían las Bytheway) le sienta de maravilla. Y Justified... no sé hasta dónde llegaste, pero en la primera temporada tarda un poco en arrancar, que primero sienta sus bases.

Kape, no me importa, por supuesto. Ya veo que no hemos coincidido mucho. La única que me sabe mal no llevar al día para poder incluirla es 'Louie'. Ahora la he empezado y me está pareciendo una maravilla.

Abril, me gusta mucho Claire Danes, pero tampoco me importaría que Julianna Margulies revalidara título en todos los premios habidos y por haber. Es lo que tiene el fanatismo.