jueves, 1 de marzo de 2012

El reino de los randoms

Los secundarios, cuando están bien escritos, dan la vida. Como tienen menos minutos en pantalla, sus guionistas a veces se recrean más en sus caracteres y sus frases, y encima elevan la serie al tener una esfera más de interacciones, permitiéndole darle más matices y complejidad a la serie. Pero a veces también los hay que de muy random que no aportan absolutamente nada. Que podrían desaparecer de la faz de la televisión y nadie se daría cuenta; que los responsables no saben qué hacer con ellos y cuyos actores no tienen el suficiente carisma para sacarlos adelante. A todos ellos va este pequeño ránking al que se le podría dar la vuelta porque, al fin y al cabo, son todos igual de inútiles:


10 y 9. Javier Esposito y Kevin Ryan: Ni todas las bromas sudadas del mundo justificarían la existencia de estos dos tarugos que, además, no nos intentan vender como dos completos estropicios de la policía. Y es que, seamos realistas, es increíble pensar que ayudan a resolver crímenes de Castle cuando a ratos parece que vayan a quitarse garrapatas de la espalda el uno al otro.


8. Jackson Avery: Se podría entender como una versión masculina de Meredith Grey, un doctor al que le cuesta escapar de la sombra de su legendaria madre y con un plus: está bueno, bueno. Pero ni esos ojos azules podrían dar algo de personalidad a Jesse Williams, que no tiene ni química de romance ni de bromance. Un desperdicio de torso con cabeza, vamos.


7. Julia Braverman: Esta es un poquito la excepción de la lista, pues siempre ha gozado de tramas propias en Parenthood al formar parte de la familia más drama queen de la TV. Pero cada vez que aparece en pantalla es demasiado tentador fast-forwardear de mero aburrimiento: no es nadie. Sólo el atractivo manitas de Sam Jaeger puede salvar sus escenas, pero únicamente si lleva barba de cuatro días.


6. Carol Peletier: Le matan a su abusivo marido durante un apocalipsis zombie, le desaparece una hija y ni aún así despierta algo de empatía, compasión o tristeza. Tanto lloriqueo por paisajes desoladores (y un peinado tan poco favorecedor) es una de las razones que demuestran cuánto puede (y debe) mejorar The Walking Dead.


5. Harry Crane: Matthew Weiner defendió a uñas y dientes a sus personajes y actores cuando tuvo que negociar la renovación de Mad Men para una quinta temporada. Lo mejor es que nunca entendí a qué venía tanto alboroto cuando hay personajes tan randoms como Harry Crane paseándose por la agencia de publicidad. Gafas de pasta, cara de tonto y poco más. Que contraten a más secretarias, que siempre son más interesantes.


4. Astrid Farnsworth: Por más realidades alternativas que existan, la ayudante de Walter en Fringe siempre será una extra con frase. Incluso la vaca Gene ha tenido líneas más interesantes, ni que fuera quejándose ante los toqueteos varios del chiflado genio. Y lo peor es que siempre pensé que era un personaje con potencial, hasta que vi a Jasika Nicole fingiendo ser otra versión de ella misma en el universo rojo. Vergüenza ajena.


3. Mike Delfino: Otro que confirma que, por más que los guionistas sean quienes escriban sus frases, muchas veces la razón de su falta de identidad se debe a la ausencia de talento en los actores. Cuando James Denton dejó de tener un secreto en Mujeres Desesperadas (y de esto hace siete años), Mike Delfino perdió todo el interés. Sólo alguna escena sin camiseta nos puede recordar el maromo que un día fue pero ya no causa el mismo furor arreglando las tuberías por Wisteria Lane.


2. Nathaniel Archibald: Si los responsables de Gossip Girl hubieran sido inteligentes, hubieran mandado al personaje de Chace Crawford a las saunas gay más oscuras de todo Manhattan. Pero no. Se cerraron en banda y le mantuvieron como rompebragas y príncipe azul y Nate, que rezuma homosexualidad por todos los poros, no supo estar a la altura. Bueno, también porque no se puede ser menos expresivo, ni soltar las frases con menos gracia.


1. La china de Glee: Ni me pienso tomar la molestia en buscar el nombre del personaje. Ella es la reina de los randoms. Lleva tres temporadas siendo una de las caras visibles de Glee y de momento su único talento ha sido el de saber fundirse con el papel pintado de cualquier pared ante la que pase. Ella es invisible y sólo ha servido para mostrar su cara asiática en los tours promocionales de la serie por eso de la integración racial, uno de esos discursos que Ryan Murphy cree haber asimilado en su desequilibrada cabeza. Y cada vez que la han emparejado con alguien, sólo nos hemos acordado del otro. Primero le robó el protagonismo una silla de ruedas y después fue una camisa desabrochada. Seguramente no se puede ser más inútil, ni más random.

14 comentarios:

Flyingvolandas dijo...

He de reconocer que nunca había oído hablar del concepto de “Random” hasta escucharlo en vuestro podcast. A partir de ahora lo incorporaré a mi acervo lexico-semántico televisivo, no te quepa duda.

La selección de “randoms” me parece de lo más acertada, y no tengo nada que objetar, si acaso el personaje de Mike Delfino, quien sí que creo que ha tenido sus momentos en la serie.

Me gustaría añadir otro “glorioso” random a la lista, y es que, echando la vista atrás, no puedo evitar recordar con una pizca de nostalgia al mítico Sam Jones III, actor/músico/showman/narcotraficante, que interpretaba a Pete, el amigo de la infancia de Tom Welling en las primeras temporadas de Smallville. Uno de mis divertimentos favoritos, cuando veía la serie, era contar el número de veces por episodio que aparecía sonriendo en un segundo plano de cualquier escena sin decir absolutamente nada. Estuve a punto de patentarlo como pasatiempo al estilo de los libros de “¿Dónde está Wally?”.

XhtianX dijo...

la china de Glee, ps si tienes razon tampoco me acuerdo como se llama, es mas hasta mal me cae, no se porque

Dinkley dijo...

Estoy de acuerdo con este ranking, excepto menos con el personaje de Carol (TWD). Creo que es mas random T-Dog.

En mi opinión, creo que Carol juega un papel relevante aunque discreto dentro de la serie como elemento de union del grupo, en especial con Daryl. Las tragedias que ha vivido las ha vivido con bastante serenidad y las esta superando (a diferencia de Andrea).

Creo que de las mujeres es el personaje mas soportable.

Saludos!

isabelha dijo...

Muy bueno, en Mad Men no me sobra ningun personaje pero si tuviera que prescindir de uno seria de Crane sobre todo si a cambio me traen al gran Romano de vuelta.

Menos de acuerdo estoy con que Astrid sea prescindible: cumple su función en la serie que es dar pie a Walter para que suelte sus genialidades, es menos molesta que una voz en off y ademas trae chucherías.

Flyingvolandas dijo...

Estoy de acuerdo con Isabelha, y desde aquí doy mi apoyo para salvar a Asterisco de la quema!. A fin de cuentas es la encargada de las chuches de Walter, un elemento muy importante en la serie.

Viva Asteroide!!

Athelas dijo...

A mi Esposito y Ryan no me sobran en Castle, me resultan muy graciosos en los breves momentos que les dan, aunque tampoco se les puede pedir mucho más, sin embargo el resto... Mike podría haber pasado a mejor vida... y si hubiera que prescindir de alguien en Mad Men, Crane sería el primero en la lista. Del resto, poco que objetar, Tina es el personaje de la asiática por cierto :D

Camelot dijo...

Yo tampoco siento que Esposito y Ryan sobren en Castle, secundan bien la dinámica de Beckett y Castle, siendo cómplices de este último la mayoría de las ocasiones. Otra cosa muy diferente es sus limitaciones como actores y que resulte difícil creerse que realmente sean policías.

Eloi dijo...

Las conversaciones de Carol y Daryl en The Walking Dead son demasiado.

Y lo de Mike Delfino es demasiado.
Y en los créditos sale con un "and" delante, como si fuera el superactorazo de la serie.

Abril22 dijo...

Para mi Mike Delfino es el anclaje a la tierra de Susan o yo lo veo así xD!

Si yo tampoco había escuchado lo de Random ahora de ahí a que pueda usarlo en mi habla habitual es otra historia xD

Crítico en Serie dijo...

Si no estabais acostumbrados al concepto de 'random', os aviso que hace de la vida un lugar mejor. No pararéis de ver 'randoms' a vuestro alrededor. Y sí, lo acabaréis asimilando en vuestro vocabulario.

Manganxet dijo...

Como curiosidad sobre la china de Glee, creo que una vez le hicieron una entrevista en una web porque cantó la canción True Colors en la serie. ¡Una entrevista por una canción! Si tuvieran que hacerle una entrevista a Rachel cada vez que canta algo...

Marks dijo...

Te has quedado a gusto con el post XD. La verdad es que tienes razón en gran parte. Ad+ hay Randoms en todas partes, series, libros. música... Una vez ves un Random los ves en todas partes, hasta en el vecino del cuarto.
Pero no estoy de acuerdo en dos. Para mi "Astro" es un personaje que si bien esta muy poco explotado, equilibra a Walter en cierto punto. A mi me gusta ( y por una vez, veo que no soy el único) y la verdad que no lo pondría dentro de la categoría de Random y mucho menos en una con la "china de Glee". No entiendo como la actriz no se cansa de ser parte del mobiliario desde hace tres años.
En cuanto al Sr. Crawford, creo que todo el mundo sabe que esta en la serie solo para hacer bonito, y la mayoría no se quejan XD.

P@B dijo...

No me puedo creer que os hayais olvidado de Gabe (creo que se llama) de the office. El alto este de las últimas temporadas. No hay en la historia secundario que mas ascazo me dé. Aggg

Dro López dijo...

Qué verdades como un templo que has dicho en este post. Harry Crane me cae muy gordo, es repelente y asqueroso, no puedo con él. Mike es más soso que el pan integral. La pareja que hace con Susan está bien, pero él por sí solo es mediocre. Y de la asiática mejor ni hablar xD